La pantalla es clave para mantener costes
¿Cuánto le cuesta a Apple fabricar un iPad Air 2?

¿Cuánto le cuesta a Apple fabricar un iPad Air 2?

El iPad Air 2 ya está en el mercado y Apple espera que siga la senda de éxito de sus antecesores. La compañía recibe buenos ingresos gracias a sus iPad, cuyos costes de fabricación no alcanzan los 300 dólares. Un análisis de los componentes del nuevo tablet confirma lo que invierte Apple en cada iPad Air 2, que se mantiene en el mismo coste que su antecesor.

Aunque las compañías tecnológicas buscan siempre equipos más potentes y competitivos, es vital que el objetivo se consigan manteniendo unos costes que permitan beneficio. Esa necesidad hace que no siempre se innove tanto como sería posible, algo que es comprensible. Apple siempre introduce novedades en sus equipos y en el iPad Air 2 no ha sido menos. La compañía ha apostado por un grosor mucho más fino, un nuevo procesador y por Touch ID como principales novedades.

Con esas innovaciones, sería lógico pensar que el nuevo iPad Air 2 cuesta más en su producción, pero los datos dicen lo contrario. Un análisis de la compañía IHS del que se hace eco el portal especializado Zdnet apunta a que Apple ha podido mantener costes en esta nueva generación de iPad.

Según el análisis de los componentes, las piezas del iPad Air 2 suman un valor de 270 dólares, a los que se suman 5 dólares más en concepto de fabricación. De esta forma, fabricar el nuevo iPad tendría un coste para Apple de 275 dólares, sin contar otros gastos de desarrollo y distribución.

Lo primero que llama la atención es que Apple tiene bastante margen, sobre todo porque el modelo más barato de iPad Air 2 se vende desde 499 dólares. Sin embargo,lo más llamativo es que el coste de este nuevo iPad es igual al del modelo anterior. Apple mejora así su dispositivo sin disparar el precio de fabricación, lo que permite a la compañía una evolución sostenible.

La pantalla, una de las claves

Sorprende que pese a introducir nuevas posibilidades el iPad Air 2 no sea más caro. El nuevo sensor Touch ID supone un coste extra de 22 dólares por iPad, mientras que el nuevo procesador hace que en lugar de 17 dólares Apple tenga que llegar a los 22. Pese a estos dos factores, Apple ha conseguido rebajar otros costes que han permitido que el balance final se mantenga, consiguiendo una nueva generación de iPad por el mismo precio.

La pantalla es en buena medida responsable de que el precio de fabricación se mantenga. Apple no ha variado la pantalla del nuevo iPad, consiguiendo que ese coste no aumente. Además, el precio de los componentes de la pantalla ha bajado, de manera que ahora es más económica para Apple su adquisición.

Gracias a esa rebaja en el precio de la pantalla, Apple consigue compensar otros gastos. De la misma manera, hay que recordar que al diseñar el iPad Air 2 con un grosor inferior, la compañía ha tenido que usar una batería de menor capacidad. Esa batería también sería un factor de ahorro para Apple. Pese a ello, la autonomía del dispositivo no se ha visto muy afectada, de manera que Apple consige bajar costes, grosor y mantener la experiencia.

Con estos datos se entiende que Apple no haya variado precios pese a ofrecer distintos modelos de capacidad de almacenamiento. La compañía ha buscado sumar diseño, características y costes para mantener cierto nivel de innovación sin que ello se traduzca en un cambio radical en el precio.

Normas