El precio mínimo de la oferta es de 81,8 millones

Ibosa y Pryconsa compiten por el mejor suelo subastado por Metro en Madrid

Ibosa y Pryconsa compiten por el mejor suelo subastado por Metro en Madrid

Las inmobiliarias Ibosa y Pryconsa han sido las únicas que han presentado hoy ofertas en la subasta organizada por Metro de Madrid para adquirir el terreno que ocupa la empresa pública en Cuatro Caminos. El grupo Ibosa acude al concurso en cooperativa; Pryconsa, con la que se puso ayer en contacto este diario, no ha querido confirmar la información. El precio mínimo que las empresas tenían que ofertar es de 81,8 millones de euros.

La parcela que subasta Metro ocupa cuatro hectáreas, entre las calles Cuatro Caminos, Avenida Pablo Iglesias, y Bravo Murillo, más de 62.000 metros cuadrados de edificabilidad. La empresa que se adjudique el terreno tendrá que ceder 27.560 metros cuadrados a un edificio público y reservar 10.026 metros cuadrados para zonas verdes.

Ibosa tiene previsto levantar en la zona, si logra la subasta, 450 viviendas; planea la construcción de una torre de más de 25 plantas con tres terrazas y jardines colgantes.

A partir de ahora, Metro analizará la documentación entregada y comprobar que los licitadores cumplen con los requisitos administrativos requeridos en pliegos. Si no cumplen, tienen tres días para subsanar. Una vez determinados los licitadores que cumplen con los requisitos administrativos, se abrirán las ofertas económicas, posiblemente entre el viernes y el lunes. A continuación se comunica electrónicamente (vía mail) a los licitadores la oferta económica más alta (sin identificar el licitador) y se les concede un plazo de 24 horas para que quien lo estime oportuno pueda mejorar la oferta, exigiendo que la mejora sea, por lo menos, de un porcentaje determinado que se especificará en la comunicación. Recibidas, en su caso, nuevas ofertas, se volvería a repetir el procedimiento hasta que ya ninguno de los licitadores mejore la oferta tal y como señala el pliego. Una vez que Metro cuenta con la oferta final ganadora, se redactará la propuesta de contratación que se trasladará, posiblemente, al consejo de administración de Metro, en noviembre; la propiedad del terreno se transmitirá en diciembre, según han explicado fuentes de Metro.

La subasta organizada por Metro se enmarca en un proceso de desinversión en activos inmobiliarios que la empresa ha puesto en marcha con el objetivo de ingresar 120 millones. En total se van a desarrollar 95.000 metros cuadrados de superficie ocupados por cocheras y otras instalaciones de Metro.