Los ingresos por peajes se desvían en 526 millones hasta agosto

La menor demanda eléctrica pone en peligro el déficit cero de Soria

El déficit provisional (de caja) fue de 3.511 millones, 1.275 millones más d e lo previsto

La CNMC teme una desviación a finales de año

Sede de la CNMC en Madrid.
Sede de la CNMC en Madrid.

La diferencia entre los ingresos por peajes previstos por el Ministerio de Industria y los que realmente se han registrado en la octava liquidación del sistema eléctrico asciende a 526 millones de euros. Este dato, que figura en el informe sobre la liquidación de agosto publicado hoy por la CNMC, pone en peligro el objetivo de déficit de tarifa cero prometido por el Gobierno para este año tras la polémica reforma eléctrica aprobada en julio del año pasado y que es en este ejercicio en el que tendría que dar sus frutos.

Según la CNMC, el desfase entre los ingresos previstos y los registrados ha sido mayor en agosto (un 5,9%) que en julio (un 4,4%), mes en que el déficit de ingresos por peajes fue de 330 millones de euros. La situación se explica, según este organismo, por una evolución desfavorable en el primer semestre de la demanda y de la potencia facturada respecto a lo previsto.

Por primera vez, la CNMC ofrece el dato de la disminución de la potencia (un 2,4%), que se suma a una caída interanual de la demanda del 1,5% (y un 2,7% inferior al valor promedio de años anteriores en esa liquidación). Las bajadas de potencia se ha convertido en una de las opciones de los consumidores (sobre todo, pymes) para pagar menos en la factura de la luz, dado que en función de la misma se paga el fijo y el peaje por consumo.

De mantenerse esta tendencia -señala el informe- “cabría esperar un desvío en los ingresos” en este ejercicio respecto a lo previsto, lo que obligaría a una subida de los peajes en enero. Todo ello, pese a la insistencia del titular de Industria, José Manuel Soria, de que se cerrará el año con total equilibrio.

Con una cobertura del 70% en agosto (la diferencia entre los costes y los ingresos reales), que es el porcentaje que reciben los agentes que cobran del sistema, el déficit de tarifa hasta ese mes ha sido de 3.511 millones. Aunque se trata de un déficit provisional (de caja) que se irá acortando a medida que transcurra el año, lo cierto es que supone 1.275 millones más de lo previsto por la orden de peajes hasta agosto, según la CNMC.

Una de las razones de esta desviación son, precisamente, los citados 526 millones de menores ingresos por la caída de la demanda (los ingresos por peajes representan un 66% de los costes liquidados, frente al 75% previsto). Pero el sistema no solo ha registrado menos ingresos, sino también más costes de los esperados:738 millones. Estos son el resultado de 892 millones de retribución de las renovables, residuos y cogeneración, debido al impacto de la nuevo sistema de retribución de estas plantas, y 81 millones más de costes de interrumpibilidad que se compensan con menores pagos por capacidad, 202 millones.

Hasta agosto las energías verdes han recibido 4.402 millones, pero una parte la tendrán que devolver pues se trata de primas cobradas a cuenta de su nuevo mecanismo de retribución basado en estándares, que supone un recorte de sus ingresos. Aunque la previsión es que devuelvan 1.200 millones de euros desde junio, por las primas recibidas desde julio del año pasado, en la liquidación de agosto esta devolución apenas han supuesto 59 millones de euros.

 

Hacienda no pagó nada en agosto

Según la CNMC, en la liquidación octava del sistema eléctrico, el Estado no aportó ingreso alguno al sistema eléctrico. En el conjunto del año debe pagar en total, 2.351 millones de euros: 2.907 millones por la recaudación de los impuestos energéticos y 344 millones por los ingresos de las subastas de CO2. Hasta el mes de agosto, el Tesoro ha desembolsado por estos dos conceptos 769,3 millones de euros, sólo un 23,7% de los que debe pagar en todo el ejercicio. El año pasado, el grueso de las aportaciones las hizo en las últimas liquidaciones, entre noviembre del año pasado y, ya in extremis, en mayo de este año.

El informe de la CNMC incluye una previsión del precio mayorista de la electricidad para este año, que, según sus cálculos, cerrará con una media de 42,21 euros MWh, 6,30 euros MWh por debajo del previsto por este organismo para el año. Con todo, los precios se han acelerado en septiembre, hasta casi los 59 euros MWh (el mínimo fue de 17,12 euros MWh en febrero), aunque el organismo regulador estima un descenso para el último trimestre: entre los 53,03 euros en octubre a los 49,15 euros para diciembre.

En cuanto al sistema del gas, este arrojó un déficit en agosto de 644 millones de euros, lo que supone un incremento del 40,5% respecto al mismo periodo del año pasado. El índice de cobertura del sistema gasístico fue del 72,1%. Los ingresos ascendieron a 1.740 millones de euros, con un descenso del 5,9% de los que se consideran ingresos liquidables, 1.660 millones.

El número de consumidores de gas declarados es de 7,5 millones, con un incremento de casi 85.000 por año.