_
_
_
_
_
Popular, único banco que cierra en verde con un alza del 0,14%

El Ibex 35 cae un 1,39% tras conocer los test de estrés

Popular, único banco que cierra en verde con un alza del 0,14%

Paneles informativos en la bolsa de Madrid que muestran, entre otros, las variaciones del principal indicador de la Bolsa española.
Paneles informativos en la bolsa de Madrid que muestran, entre otros, las variaciones del principal indicador de la Bolsa española.EFE

El sector financiero europeo está saneado, pero las preocupaciones sobre el frágil crecimiento de la región continúan intactas. Es la conclusión que ha extraído el mercado, al menos en una primera lectura, de los resultados de los test de estrés a la banca europea, cuyos resultados se conocieron ayer. En la apertura las Bolsas anotaron alzas superiores al 1% con los bancos al frente de los ascensos, pero estas subidas duraron poco. Tan poco como tardó el Instituto de Investigación Económica alemán (Ifo) en publicar la sexta caída consecutiva del índice de confianza empresarial que elabora mensualmente. Choque con la realidad. Los test de estrés fueron bien, insisten todos los expertos consultados, pero hay dudas sobre su capacidad real para reactivar el crédito. "Es una condición suficiente, pero no necesaria", afirma Nomura en un informe.El Ibex cierra con un descenso del 1,39% hasta los 10.195,2 puntos.

Después de que ayer se publicaran los resultados del examen a la banca, todos los ojos se centraban hoy en los bancos. Al comienzo, los títulos de las entidades financieras anotaron importantes alzas, pero pronto se dieron la vuelta. En parte lastrados por las caídas en Italia y Grecia, donde peor parados salieron sus respectivos sistemas financieros, y en gran medida debido a que los inversores se volvieron a guiar por las dudas sobre la recuperación en la zona euro. Así, todos los bancos españoles han anotado importantes caídas. CaixaBank cede un 3,98%; Liberbank, un 2,91%; Santander, un 2,49%; BBVA, un 1,93%; Sabadell, un 3,05%; Bankinter, un 0,91% y Bankia, un 1,92%.Solo Popular se libra de las caídas y avanza un 0,14%. 

Todo se ha torcido cuando se ha publicado el dato de la confianza empresarial alemana en octubre, que quedó peor de lo esperado y anotó su sexto descenso consecutivo. En concreto, la encuesta IFO de confianza empresarial en Alemania cae hasta 103.2 desde niveles de 104.7, y se esperaba un dato de 104.3. Así, se sitúa en el nivel más bajo en un año. El resto de Bolsas europeas también han anotado descensos. El Dax se deja un 0,99%; el Cac francés, un 0,77%; el FTSE MIB italiano, un 2,27% y el Footsie, un 0,4%.

Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, destaca que pese a las diversas filtraciones que se han producido en los últimos días respecto a las pruebas de esfuerzo de la banca, "los mercados no tenían nada descontado, y ni siquiera, cuentan con un guion y unas expectativas demasiado definidas sobre lo que sería entendido como un resultado positivo o negativo. En cualquier caso, la volatilidad y los movimientos generados por estos test de estrés probablemente se limiten a la sesión del lunes y tal vez la del martes (dónde podrían aparecer nuevas interpretaciones)".

A pesar de estos descensos, los expertos creen que la banca española sale reforzada de los resultados de estas pruebas. Popular y Liberbank son las dos entidades más repetidas en la lista de bancos españoles que podrían ganar en los próximos días gracias al test de estrés. Gemma Hurtado, cogestora del fondo Mirabaud Equities Spain explica que los resultados para las entidades españolas son "muy buenos, sólidos y confortables en niveles de capital". Popular podría verse beneficiada porque generaba más dudas y también Liberbank ya que, aunque obtuvo un suspenso técnico, ha realizado desde el 31 de diciembre, fecha que tiene en cuenta el examen, una ampliación de capital por 575 millones de euros. "Si eso se aplica a los test de estrés y a los AQR quedaría tres puntos porcentuales por encima de lo publicado en la parte media alta de la tabla", explica. En concreto, su ratio de capital de primer nivel quedaría en el 11,93% en el escenario base y en el 8,95% en el adverso.

Las Bolsas han vuelto pronto a la dinámica en la que se mueven las últimas semanas: mucha volatilidad y un escenario técnico en las Bolsas inquietante. Joaquín Robles, analista de XTB, explica que "el Ibex 35 ha abierto con un hueco positivo cercano al 1%, haciéndonos pensar en romper la resistencia de los 10.500 puntos, pero tan pronto como lo veíamos, caían más de 160 puntos en 15 minutos. Hasta llegar a caer a los 10.047 puntos y volver a inyectar incertidumbre y volatilidad al mercado".

Los inversores consideran positivo el resultado de los test de estrés, pero no tienen claro que tras este ejercicio llegue la esperada reactivación del crédito. Desde Barclays indican hoy que "el examen debería servir para mejorar las condiciones de los préstamos, en especial en la periferia, pero los riesgos para la macroeconomía persisten".

Además, las Bolsas europeas no han contado con apoyos externos. Al otro lado del Atlántico, el Bovespa brasileño se desploma un 3,5% como reacción al resultado electoral en el país. Tampoco llegan mejores noticias para los inversores de Estados Unidos, donde hoy las cifras macroeconómicas conocidas no acompañan. Se ha publicado el índice PMI de actividad del sector servicios de octubre, que cae hasta los 57,3 puntos algo por debajo de lo esperado. También ha crecido menos de lo que estimaba el consenso del mercado que lo haría la venta de viviendas, que avanza un 0,3% frente al 1% esperado.

Esta semana, la gran cita de los mercados será la reunión que el Comité de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal (Fed) celebrará el martes y el miércoles, y en la que se espera anuncie la finalización de su programa de compra de activos. Con esto, la atención de los  mercados se centrará por completo en cuándo va a comenzar la institución a subir sus tipos de interés. Por tanto, las palabras de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, respecto a la valoración de la situación económica estadounidense serán analizadas en profundidad por los inversores

En el mercado secundario de deuda, la buena nota reflejada por la banca ha permitido un descenso en el interés (y, por tanto, alza en el precio) del bono español a diez años hasta el 2,14%. La prima de riesgo queda en los 127 puntos básicos. La diferencia entre el bono español a diez años y su homólogo italiano ha subido hasta su nivel más alto en dos años y medio debido a la peor nota del sistema financiero italiano, donde se registraron más suspensos en los test de estrés. La rentabilidad de la deuda transalpina a una década sube hasta el 2,55%.

El euro, por su parte, cotiza en el mismo rango de las últimas sesiones. La moneda única europea se cambia a 1,27 dólares.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_