Su acción sube un 49,7% y recupera parte de las fuertes caídas del viernes

eDreams capitula ante Iberia pero la acusa de “mala intención”

Javier Pérez-Tenessa, consejero delegado de eDreams,
Javier Pérez-Tenessa, consejero delegado de eDreams,

"Ha sido una sobrerreacción exagerada del mercado ante algo que no tenía importancia para el negocio”, afirma el consejero delegado de eDreams, Javier Pérez-Tenessa. La CNMV suspendió el viernes la cotización de la agencia de viajes online cuando esta caía un 59,08%. Un desplome provocado por la decisión de Iberia y British Airways (BA) de retirar de tres de las 67 páginas web del grupo sus tarifas por incumplir con su obligación de informar a los clientes del precio final de los billetes desde el primer momento.


“La sobrerreacción se produjo no porque fuera importante para el negocio, sino como una reacción a la nota de prensa que hizo Iberia antes del cierre del mercado y que no esperábamos”, declara Pérez-Tenessa, que añade que fue “equivocada y malintencionada y no nos dio tiempo a reaccionar”. “No estoy acusando a nadie pero sí que es verdad que el momento elegido no fue favorable y tampoco parece casualidad”, insiste. Si bien, fuentes de Iberia han declarado que dicha decisión se tomó “tras semanas de negociaciones”.


EDREAMS ODIGEO 3,55 1,43%
La respuesta de la agencia de viajes online llegó el sábado por la tarde cuando anunció que había restablecido la venta de los billetes de Iberia y British Airways en dos de las webs, edreams.com y opodo.fr. La empresa declaró además que el único site que se mantenía afectado por la decisión de ambas aerolíneas, edreams.com, supone “menos del 0,2% del total de reservas de eDreams Odigeo” y que no había detectado “ningún impacto” en sus volúmenes de venta.


La CNMV levantó ayer a primera hora la suspensión de los títulos de eDreams, que durante tres horas estuvieron inhibidos, por la falta de órdenes de venta frente a un elevado número de órdenes de compra, y que llegaron a dispararse un 90%. Al cierre, eDreams moderó las alzas y se anotó una revalorización del 49,66%, hasta los 1,53 euros por acción.


No es la primera vez que la agencia de viajes online es objeto de una volatilidad extrema en el parqué y se ve obligada a explicarse para frenar fuertes caídas en Bolsa. La compañía vio como sus acciones retrocedieron un 34,67% el 23 de junio, un día después de que presentara sus cuentas de cierre de año fiscal y rebajara su previsión de resultados para este ejercicio. La compañía, que aseguró que las cuentas se habían “malinterpretado”, justificó la rebaja de su ebitda ajustado, de 117 millones a 90, por la modificación realizada por Google en el algoritmo que utiliza en sus búsquedas.


Dos meses después, la cotización de la empresa volvió a anotarse un retroceso del 25,65% tras comunicar que sus ingresos para el ejercicio fiscal 2014 se mantendrán flat, es decir, ni se crecerán ni descenderán. Con todo, mantiene su previsión de resultados.


El consejero delegado de eDreams se defiende ante estas circunstancias y declara que “somos una empresa nueva en el parqué, donde no hay ninguna empresa como nosotros”. Javier Pérez-Tenessa reconoce que la compañía ha iniciado su andadura bursátil con “mala suerte” pero se mostró confiado en que los inversores vean el potencial del valor a largo plazo.


eDreams debutó en Bolsa el pasado mes de abril tras fijar un precio de salida en 10,25 euros por acción. Desde entonces, su acción retrocede un 85% y su capitalización ha pasado de 1.000 millones de euros a 160,6 millones. Pérez-Tenessa, que controla un 2% del capital de la compañía, afirma que esa evolución le “pica mucho” e insiste en la intención de los principales accionistas de la empresa en mantenerse en el capital: “A nadie del consejo se le ocurriría vender a estos precios porque entendemos que no reflejan el valor real de la compañía”.


La fuerte fluctuación de su acción en las últimas dos jornadas ha tenido impacto en las recomendaciones de las casas de análisis. JP Morgan, uno de sus colocadores en la OPV, ha optado por suprimir su valoración hasta que la empresa presente el próximo 25 de noviembre sus cuentas del segundo trimestre fiscal, mientras que el otro colocador, Deutsche Bank, ha pasado de fijar su precio objetivo en 10,5 euros el 14 de mayo, a los 3,4 actuales. Desde Renta 4 recomiendan mantenerse fuera del valor, ya que “aunque vemos que el impacto en resultados es nulo, la visibilidad del grupo es reducida”.

IAG pide a la agencia que respete la normativa

La extrema volatilidad vista en las últimas dos jornadas en la cotización de eDreams Odigeo –que se desplomaba un 59% el viernes en Bolsa antes de ser suspendida de cotización por la CNMV y que ayer llegó a revalorizarse por momentos un 90%– se debió a la reacción de los inversores tras conocer que dos de las aerolíneas del grupo IAG prohibían comercializar sus billetes en tres de las web de eDreams.


Fuentes de Iberia han explicado que adoptaron el viernes esta decisión porque estas plataformas no cumplían con la legislación sobre transparencia y protección del consumidor. La aerolínea afirma que un reglamento comunitario establece que el precio que se debe pagar por el billete “se indicará en todo momento”, es decir, desde el comienzo del proceso de compra. Iberia constató sin embargo que la tarifa final de sus trayectos en eDreams y Opodo no coincidía con el precio ofertado al principio. “De ahí la decisión de suspender las ventas, tras semanas de negociaciones”.
Desde eDreams interpretan la acción de IAG como una presión para inducirles a aceptar nuevos acuerdos comerciales, cuya naturaleza, sin embargo, no han querido detallar, pero que según fuentes del mercado podría limitar la venta de billetes en metabuscadores o plataformas de marca blanca. “No tiene nada que ver”, aseguran desde Iberia. “En nuestra página ponemos el precio final al principio. Si la agencia no lo hace, esto afecta a nuestra imagen”.


El armisticio se firmó el sábado para los portales edreams.es y opodo.fr. Edreams.com esperará la vuelta de Iberia y BA “hasta que se adapte como ha sucedido con las otras dos”, zanjan desde Iberia. La compañía subraya que si se presentaran casos parecidos, actuaría de la misma forma.