Se suman a las instalaciones que la compañía tiene en Irlanda

Amazon abre centros de datos en Alemania para atraer a clientes europeos

Jeff Bezos, consejero delegado de Amazon.
Jeff Bezos, consejero delegado de Amazon.

Amazon, el gigante estadounidense del comercio electrónico y de servicios de infraestructura en la nube, anunció ayer que ha abierto varios centros de proceso de datos en Fráncfort, las primeras instalaciones de la compañía en Alemania y el segundo en Europa, pues hasta ahora ofrecía su plataforma de cloud computing en el Viejo Continente a través de Irlanda.

La multinacional, que continúa impulsando su actividad en Europa, explicó que la instalación de esta nueva infraestructura tecnológica permitirá a los clientes elegir en qué región prefieren que estén sus datos almacenados. Algo importante porque las leyes europeas de protección de datos suelen ser más exigentes que en otras zonas geográficas.

“Amazon Web Services [la división de Amazon que ofrece a las empresas infraestructura tecnológica en la nube] cumple plenamente con todas las leyes de protección de datos vigentes en la Unión Europea, y para todos los clientes que lo requieran, la compañía ofrece acuerdos para el procesamiento de datos para ayudarles a cumplir con dicha legislación”, explicó Andy Jassy, vicepresidente jefe de esta unidad de Amazon.

La multinacional, que compite con otras grandes empresas tecnológicas (entre ellas, Telefónica que recientemente abrió un gran centro de datos en Madrid), aclaró que sus nuevas instalaciones alemanas están formadas por varios centros de datos situados en ubicaciones separadas e independientes dentro de la misma región. “Están diseñados para ser totalmente independientes en términos operativos, con un suministro de energía, refrigeración y seguridad física independientes”, aclaró Jassy, que añadió que ambos están interconectados entre sí por una red de baja latencia.

“Nuestro negocio europeo crece fuertemente y con esta inversión Amazon quiere ofrecer una gran flexibilidad a los clientes que buscan redundancias intrarregionales y disfrutar de una plena continuidad en sus operaciones”, continuó Jassy. “Esto permite a las empresas [también las españolas] crear aplicaciones en dos regiones, con la seguridad de que sus datos no abandonan la UE en ningún momento”, añadió Antonio Alonso López, director regional para el sur de Europa para Amazon Web Services.