El domingo 26 de octubre

Cambio de hora: en invierno, ¿se adelanta o atrasa el reloj?

Cambio de hora
El domingo 26 entra el horario de invierno

Llega el cambio de hora al horario de invierno. La madrugada del próximo domingo, día 26 de octubre, finaliza la “hora de verano” y los relojes deberán retrasarse una hora: durante la madrugada del sábado al domingo, a las 03.00 h serán las 02.00h, en hora local, según ha informado el ministerio de Industria. Pero no es la única tarea que hay que hacer este domingo. Aquí van algunas pistas:

¿Por qué se cambia la hora?

Según explica el ministerio, el cambio se realiza en cumplimiento de la Directiva Comunitaria 2000/84/ CE que rige el denominado “Cambio de Hora".

¿Cuándo se empezó a cambiar la hora?

El “Cambio de Hora” comenzó a generalizarse, aunque de manera desigual, a partir de 1974, cuando se produjo la primera crisis del petróleo y algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz del sol y consumir así menos electricidad en iluminación. Se aplica como directiva desde 1981 y ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años.

Desde la aprobación de la Novena Directiva, por el Parlamento Europeo y Consejo de la Unión, en enero de 2001, este cambio se aplica con carácter indefinido. Dicha Directiva está incorporada al ordenamiento jurídico español por Real decreto 236/2002, de 1 de marzo.

¿Qué argumentos económicos se dan para el cambio?

Según la directiva europea, se entiende que “el buen funcionamiento de algunos sectores, no sólo el de los transportes y las comunicaciones, sino también otros ramos de la industria, requiere una programación estable a largo plazo”.

¿Es obligatorio el cambio de hora para los países?

Sí. La Novena Directiva –de obligado cumplimiento para todos los países de la Unión Europea- establece con carácter permanente las fechas de inicio del periodo de la “Hora de Verano”.

¿Cuándo se realizan los cambios de horario?

Las fechas de inicio y finalización del horario de verano son fijos. La “Hora de Verano” (en  la que se adelanta el reloj una hora, es decir a las 2:00 h se adelanta a las 3:00 h) se lleva a cabo siempre el último domingo del mes de marzo. La finalización del horario de verano (cuando retrasamos el reloj una hora, a las 3:00 h se retrasa a las 2:00 h) es el último domingo del mes de octubre.

¿Se ahorra energía?

El ministerio de industria señala que, según estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Entidad Pública Empresarial del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el potencial de ahorro en iluminación en nuestro país, por el cambio de hora, podría llegar a representar un 5% del consumo eléctrico en iluminación, equivalente a unos 300 millones de euros.

Eso sí, el IDEA señala que para alcanzar el potencial ahorro deberá realizarse un comportamiento “responsable” en el hogar a la hora de prescindir de la iluminación artificial cuando no es necesaria, así como la utilización de tecnologías de ahorro en iluminación por aprovechamiento de la luz natural en edificios del terciario y en industrias.

Entre esas tecnologías están las fotocélulas o sensores de luz que apagan o regulan la iluminación artificial en función de la luz natural aportada a la zona, a través de ventanas o lucernarios.

 

¿Qué otra tarea hay pendiente el domingo?

Justo entre las 02.00 y las 06.00 de la madrugada del sábado al domingo, los operadores de TDT deberán hacer la mudanza de sus canales, dejando libres para la telefonía móvil de 4G sus actuales frecuencias. Por ello, los ciudadanos deberán resintonizar los canales si quieren seguir viéndolo. Eso sí, tendrán hasta final de año para hacerlo, ya que en ese periodo se simultaneará la emisión a través de las dos frecuencias.