La Plataforma contra la morosidad presenta su último informe

Solo tres empresas del Ibex pagan sus facturas en plazo

Las conclusiones del estudio apuntan a que las compañías que cotizan en las bolsas españolas (mercado continuo e Ibex 35) pagaron en 2013 a sus proveedores en “plazos superiores” a los permitidos por la Ley de Lucha contra la Morosidad (60 días), que entró en vigor en 2010.

A pesar del retraso en los pagos, el informe refleja una mejora del 7 % en el plazo medio de pago de las empresas del Ibex en comparación con los datos de 2012.

La PMcM, que ha eludido identificar a ninguna empresa, ha fundamentado su trabajo en los datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el último ejercicio.

La Plataforma anti morosidad señala que el plazo medio de pago de estas empresas que cotizan en el selectivo es casi tres veces superior (169 días) al que marca la ley, lo que supone una cantidad de 47.375 millones en 2013.

Del estudio de sus balances, concluye que el incumplimiento del plazo legal de pago a proveedores y otras empresas suponen unos intereses de demora que superan los 1.200 millones y un ahorro financiero de más de 1.430 millones.

La PMcM ha denunciado que estos retrasos, de ser voluntarios, suponen un “ahorro financiero considerable” para las empresas morosas y que, por el contrario, hacen efectivo sus cobros en un plazo medio de 80 días.

Por sectores, el presidente de la PMcM, Antoni Cañete, subrayó que el plazo medio de cobro de las empresas del sector de la energía se sitúa en la línea de los 60 días que establece la ley, pero los pagos alcanzan una media de 108 días, mientras que el de construcción e inmobiliario figura a la cabeza de las empresas con mayor índice de morosidad.

Las cotizadas de los sectores de energía, industria, comercio, servicios, construcción e inmobiliaria “estarían pagando” más de 68.100 millones de euros fuera del plazo que establece la ley.

“España no se normalizará hasta que no tenga un régimen sancionador. Solo así erradicaremos esta lacra”, ha comentado Cañete.

“Nos sorprende que exista una directiva europea al respecto, una legislación española (Ley 15/2010), un ámbito que regula en esta materia a determinados tipos de empresa y que en este país no pase nada”, ha añadido.

La Plataforma contra la morosidad quiso aclarar que en su análisis ha dejado al margen a las empresas del sector financiero que cotizan en bolsa porque “tienen muy poca incidencia real” en lo que son los plazos de pago y cobro.