Entrevista a Juan José Llinares, nuevo dueño de GPM

“Es momento de comprar Bolsa española sí o sí”

Juan José Llinares, director general de GPM.
Juan José Llinares, director general de GPM.

Fundador de Caja Madrid Bolsa y después de Bankia Bolsa, Juan José Llinares es un histórico del mercado español. Con 24 años fue el jefe de despacho más joven que tuvo la Bolsa de Madrid, donde comenzó su carrera profesional en 1973. A este experto en la gestión de autocarteras de las compañías, Rodrigo Rato le llamó tres meses después de haber prescindido de él. La CNMV acaba de autorizarle la compra del 70% de Gestión de Patrimonios Mobiliarios (GPM), una agencia de valores familiar, después de dos años trabajando con ellos, lo que ha dado sus frutos:ha pasado de registrar pérdidas a entrar en beneficios.

Pregunta. Tras dos años en la casa ¿ha comprado GPM el mes pasado?

respuesta. Recientemente, la CNMV nos ha autorizado la compra del 80% de GPM, aunque, de momento, sólo he ejercitado el 70%. Mi objetivo es solicitar en los próximos meses la transformación en sociedad de valores en función de cómo evolucionen los resultados. Si esto llega a materializarse, es muy posible que entre un banco extranjero que tome el 9,9% del capital.

P. Desde su llegada a GPM, la firma ha dado un giro de 180 grados.

R. Yo llegué en septiembre de 2012 y ese año lo cerramos con unas pérdidas de 700.000 euros. Un año después ganamos 250.000 euros. Le hemos dado la vuelta, y entre enero y junio hemos obtenido beneficios de 351.000 euros.

P. El buen momento de mercado en los dos últimos años, ¿ha ayudado a esta entrada en beneficios?

R. En realidad, la buena marcha del negocio se debe a que muchos clientes se han venido, y espero que se vengan muchos más. La suerte que tengo es que llevo toda la vida en esto. En este negocio tienes la palabra y el respeto profesional. Sobre todo vamos creciendo en cliente institucional, que es lo que le faltaba a la agencia.

P. ¿Qué objetivos se marcan para los próximos meses?

R. En GPM, no queremos morir de éxito. El objetivo es sobrevivir en este mercado, con tantos cambios regulatorios. Queremos tener un equipo de gente que esté incentivada y con una media de 15 años de experiencia en el sector. No queremos ser los primeros pero sí estar entre los 10 y los 12 primeros del mercado nacional. Llevo dos años y ya hemos elevado la plantilla en 12 personas. Ahora somos 32. Queremos ir creciendo tranquilamente. Además, recientemente hemos creado un departamento de renta fija. Hemos creado este departamento para dar servicio al cliente de renta fija de toda la vida, al que ofrecemos un asesoramiento personalizado.

P. ¿Están ofreciendo servicio a institucionales?

R. Somos especialistas en la colocación de paquetes accionariales. En los últimos meses, hemos comprado paquetes accionariales importantes para clientes. El 7% de BME, el 7% de Viscofan y el 7% de Ebro son algunas de las operaciones que hemos realizado en el mercado por encargo de clientes. En dos años y medio, hemos hecho 10 de las operaciones más gordas que ha habido en la Bolsa española. También hemos participado en las operaciones de Acerinox y colocamos un paquete de Prosegur. Hemos estado metidos en todos los fregados.

P. ¿Van a crear un equipo de analistas?

R. Sí, pero será un equipo modesto de pocas personas. Serán uno o dos analistas, nada que ver con los 10 o 12 que tienen bancos con más de 3.000 oficinas. Nosotros no necesitamos analistas que nos analicen todo el mercado, sino temas muy concretos para clientes especiales que quieren comprar paquetes de una compañía y quieren saber como está el mercado.

 

¿Entrar en renta variable ahora?

En un momento de mercado delicado con una volatilidad que ha vuelto a niveles de 2012, el director general de GPM lo tiene claro: “Hay que comprar Bolsa española sí o sí”. El experto considera que la renta variable “está sobrevendida y es momento de comprar a la baja todo lo que se pueda comprar.” Con sus 40 años de experiencia en el parqué a sus espaldas, Llinares asegura que “invirtiendo en Bolsa a la largo plazo se gana siempre que no se hagan cosas tontas”.

Mientras que hasta hace escasas semanas, el consenso del mercado elevaba sus objetivos de Ibex 35 para cerrar el año hasta los 12.000 puntos, Llinares apuesta por un cierre de 2014 más cerca de los 11.000 puntos (actualmente el selectivo está en el entorno de los 9.900, con lo que el potencial de revalorización sería del 12%).

La firma considera que las empresas españolas están registrando beneficios espectaculares. “Están infraponderadas y tienen mucho recorrido en Bolsa”, añade.

Dentro de Bolsa española, Llinares tiene sus preferencias: apuesta por las constructoras y los bancos, estos últimos muy castigados en la última corrección bursátil.

A la hora de recomendar donde invertir, GPM apuesta por los valores que tienen elevada rentabilidad por dividendo.