Platinum Estates compra dos inmuebles a los Salazar

Los apartamentos de lujo se instalan en Canalejas

Los apartamentos de lujo se instalan en Canalejas

La madrileña plaza de Canalejas sigue con su reconversión ante la llegada del primer hotel Four Seasons a la ciudad. El grupo inversor de origen hongkonés Platinum Estates ha adquirido dos inmuebles cercanos, situados en los números 9 y 11 de la Carrera de San Jerónimo, en los que se sitúa el Hotel Asturias, para convertirlos en viviendas residenciales de lujo.

Platinum Estates ha comprado los inmuebles a la familia Salazar, expropietaria de Sos Cuétara, que hasta ahora gestionaba el establecimiento de dos estrellas a través de la sociedad Corporación Hispano Hotelera, por más de 30 millones de euros. La operación es la segunda salida de un establecimiento de la Corporación Hispano Hotelera en solo cinco meses, dado que en mayo dejó de gestionar el Hotel Ada en Gran Vía.

El grupo inversor, liderado por el empresario textil Harry Mohanani, invertirá además entre 12 y 15 millones para su rehabilitación y reconversión en viviendas residenciales que estarán operativas en 2016, coincidiendo con la apertura del Complejo Canalejas.

“La zona de Canalejas es una de las zonas prime del centro de Madrid y la llegada del Four Seasons va a mejorar mucho el entorno”, asegura Juan Luis Segalerva, socio y representante en España del grupo inversor.

La aprobación del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid en la zona Sevilla-Canalejas en diciembre del año pasado activó el Complejo Canalejas promovido por Villar Mir, en el que además de un gran centro comercial, la cadena Four Seasons abrirá su primer hotel en la ciudad y será el encargado además de gestionar las viviendas de lujo que se ubicarán en el complejo.

Frente a él se situarán los futuros apartamentos de Platinum, que estarán gestionados, según ha explicado, por una cadena hotelera internacional. El grupo inversor ha adelantado además que está en negociaciones con varias enseñas entre las que se encuentra Hyatt y entre las que podría encontrarse también Hilton.

A la espera de sellar un acuerdo con alguno de estos operadores, Platinum prevé que los edificios alberguen unas 50 viviendas de alta gama, que podrán ser de régimen de alquiler o en propiedad, a las que se sumarán los locales comerciales.

Platinum Estates desembarcó en España el pasado mes de febrero en España con la adquisición del Edificio Estel, la antigua sede de Telefónica en Barcelona, y la compra de un inmueble en el Barrio de Salamanca en Madrid. Unas operaciones que se enmarcan en un plan de inversión en el mercado español para el que el grupo hongkonés destinará 500 millones de euros, incluyendo la adquisición de activos y su rehabilitación. “Nuestro target son edificios en zonas prime de Madrid y Barcelona”, destaca Segalerva.

“Se ha gastado una parte de esa cuantía pero aún queda bastante”, asegura el portavoz de Platinum en España. Segalerva destaca que se trata de “un ambicioso plan de inversiones” y que trabaja en otras diez operaciones de adquisiciones de inmuebles en Madrid y Barcelona, “de las que seis están bastante avanzadas”.