Valor a examen

Gas Natural: espaldarazo a la opa en Chile

Instalaciones de Gas Natural
Instalaciones de Gas Natural

Chile era un territorio desconocido para Gas Natural hasta hace apenas una semana, cuando la compañía anunció la entrada en este mercado a través de la compra de Compañía General de Electricidad (CGE). La gasista española ha dado un paso de gigante al alcanzar un acuerdo con varios accionistas de control de la compañía chilena que se han comprometido a vender su 54% en la opa sobre el 100% que ha lanzando la gasista y que espera esté cerrada en noviembre. La operación recibió el respaldo este mismo viernes de la agencia de rating Moody’s, que ha mejorado la perspectiva de la compañía de estable a positiva.

Desde un punto de vista estratégico, la adquisición por parte de Gas Natural supondrá la mayor operación de compra internacional realizada por la multinacional energética española en toda su historia y también la mayor compra de una utility en Latinoamérica. CGE concentra casi toda su actividad en el sector eléctrico y gasista en Chile (desde Arica a Puerto Williams), Argentina (en cuatro provincias) y en Colombia (26 de los 32 distritos en la actividad de distribución de gas licuado).

Gas Natural Fenosa ha calificado por ello la compra como “hito estratégico clave” porque le permite entrar en el mercado energético de Chile a través de la principal empresa de distribución de electricidad y gas del país.“La operación supone la entrada de Gas Natural en un mercado relevante como es el chileno. Accede al mercado de la mano de una compañía líder en negocios regulados”, explica Luis Padrón, analista de Ahorro Corporación Financiera en un informe en el que valora positivamente esta operación.

Entre las bondades de esta compra, la firma de análisis destaca que Gas Natural refuerza su posición en Latinoamérica alcanzando 7,4 millones de puntos de suministro de gas y 6,3 en distribución electrica, y le ofrece la posibilidad de participar en futuros proyectos de generación en Chile. Además, los expertos también destacan el hecho de que reduzca su exposición al mercado doméstico del 56% del beneficio antes de impuestos, intereses y amortizaciones (Ebitda), al 49%.

El precio que va a pagar la compañía ha sido uno de los puntos más controvertidos de la operación. El desembolso de 2.600 millones de euros en metálico lleva implícita una prima del 31,6% respecto a la última cotización de la chilena respecto al precio previo al lanzamiento de la opa. Sin embargo, Beka Finance explica que “la prima estaría justificada por el acceso inmediato a una posición de liderazgo en Chile, el potencial de crecimiento energético (aumento de la demanda eléctrica del 3% al 5% año) y económico de la región (alza del PIB estimada del 3,3% para 2014) y la estabilidad regulatoria con retornos atractivos y con un outlook muy positivo en materia de GNL ligado a precios internacionales”.

Tras la operación, Gas incrementará su deuda neta en un 35%, alrededor de 4.400 millones de euros, pasando su endeudamiento desde 2,7 veces Ebitda hasta 3,2 veces. ”Creemos que esta operación podría limitar pero no anular otras oportunidades como crecer en México o en España a través de la compra de activos de E.On” explican desde Banco Sabadell.

El impacto en el beneficio por acción (BPA) sería positivo desde el primer momento en más del 3% sin considerar por el momento las sinergias, explican desde Beka Finance. Por su parte, creen que la operación no supone un riesgo material de rating ni de revisión en política de dividendos. Actualmente, la compañía gasista tiene una rentabilidad por dividendo del 4%.

Los analistas, en general, han visto con buenos ojos la operación corporativa de Gas Natural en Chile. El 38,7% de los que forman parte del consenso de la agencia Bloomberg aconsejan tomar posiciones en el valor, al tiempo que el 35,5% cree que es momento de mantenerlo en cartera. Aunque el precio objetivo medio está en 22,74 euros, hay algunas casas de análisis que han revisado al alza sus estimaciones tras el anuncio de la operación. Es el caso de Banco Sabadell, que eleva el precio objetivo hasta los 26,45 euros por acción, lo que supone un potencial de revalorización del 24,5% respecto a precios actuales de cotización. Por su parte, los expertos de Nmás1 también ha elevado el precio objetivo hasta los 25,75 euros. Ayer viernes cerró en 21,235 euros y es el décimo valor del Ibex con mejor comportamiento en lo que va de año, en que se anota una revalorización del 13,6%.

Claves

Nueva estrategia

Con la operación en Chile, Gas Natural se convierte en una compañía más internacional. El 51% de su Ebitda (beneficio antes de impuestos, intereses y amortizaciones)proviene del exterior y, de esta pata, el 35% corresponde a Latinoamérica, siendo Chile el primer contribuyente latinoamericano al grupo.

Dividendo estable

La política de retribución al accionista de Gas Natural no se va a ver alterada por esta operación de compra. Actualmente, Gas Natural ofrece una rentabilidad por dividendo del 4%.

Consenso

Tras la operación, algunas firmas de análisis como Nmas1, Espirito Santo y Banco Sabadell han incrementado el precio objetivo de Gas Natural, al tiempo que Exane BNPParibas y Sanford. C. Bernstein han decidido recortarlo. El 38,7% del consenso aconseja comprar acciones, mientras que el 35% cree que es momento de mantener en cartera, y el 25% restante recomienda vender títulos de Gas Natural.