Se adhiere al convenio presentado por la inmobiliaria

Hacienda ‘regala’ 88 millones a Nozar en una postura inédita

Juan Carlos Nozaleda, durante una vista por el concurso de Nozar, en 2009.
Juan Carlos Nozaleda, durante una vista por el concurso de Nozar, en 2009.

Contra la postura de los administradores concursales al frente del concurso de Nozar, contra la opinión de expertos en materia concursal, contra la posición de alguos de los principales bancos acreedores, y, también, contra la propia costumbre de la Agencia Tributaria en procesos concursales, Hacienda se ha adherido al convenio propuesto por Nozar.

De acuerdo a fuentes conocedoras del acuerdo, Hacienda cuenta en el concurso de Nozar con 88 millones calificados como privilegio general y otros 88 millones como ordinario (en total, 176 millones, el mayor acreedor). El organismo público ha votado a favor de los convenios propuestos (uno contempla una quita del 75% de la deuda y cobrar dentro de 15 años), tanto como poseedor del crédito privilegiado como del ordinario.

“Votar a favor del convenio como acreedor privilegiado general es escandaloso, no lo entiendo, debe haber alguna otra explicación”, comenta un abogado experto en materia concursal. “Hacienda nunca vota a favor de convenios en esa posición, todo lo contrario, no le tiembla la mano para liquidar empresas con deudas miserables”, dice otro.

Este diario se puso en contacto el viernes con portavoces de Hacienda, que declinaron comentar la información indicando que el organismo nunca se pronuncia sobre particulares.

Hacienda, como acreedor con carácter privilegiado general de Nozar, podría haberse abstenido en esa votación del convenio, y ejecutar garantías y recuperar parte de esa deuda de 88 millones de euros. Si hubiera optado por esta opción, la que toma el organismo en la mayoría de concursos de acreedores en los que participa, el convenio propuesto por Nozar no habría salido adelante y el grupo se hubiese visto abocado a liquidación.

Hacienda es uno de los 34 acreedores, de un total de 190, que ha aprobado el convenio. Esos 34 acreedores suman 472 millones de euros de deuda de Nozar.

El organismo ha tomado esta decisión a pesar de que hasta la administración concursal nombrada por el juez en la inmobiliaria se ha posicionado en contra. La compañía de la familia Nozaleda tiene un déficit patrimonial de 704 millones y un pasivo total de 1.587 millones de euros, con lo que en el contexto actual económico, y en particular en el que afecta al sector inmobiliario, la viabilidad de Nozar es dudosa.

Más de cinco años

Si el concurso de Nozar ya fue polémico en su inicio, su final, con la postura de Hacienda, lo convierte en el concurso de acreedores más peliagudo de la última década en España.

Nozar fue declarado en concurso el 15 de septiembre de 2009, uno de los mayores concursos en la historia empresarial española. Con anterioridad a esa declaración de concurso, una sociedad acreedora, Avalatransa, instó el concurso de la compañía, pero su solicitud no fue admitida. En septiembre de 2010, la Audiencia Provincial de Madrid admitió recurso de apelación contra la denegación de la declaración de concurso necesario. El juez del mercantil número dos de Madrid, Andrés Sánchez Magro, más allá de declarar como necesario el concurso de Nozar decidió la retroacción de la fecha del concurso, a noviembre de 2008.

Implacable con el fútbol, comprensible con Nozar

La postura de Hacienda en el proceso concursal de Nozar es todavía más llamativo teniendo en cuenta que el informe de la administración concursal del grupo detecta operaciones “irregulares” sobre cobro de IVA, y que Hacienda formó parte durante unos años de la misma administración concursal de Nozar.

Los actuales administradores concursales de Nozar advierten en su informe que un estudio solicitado a un experto independiente ha detectado operaciones “irregulares” sobre el Impuesto de Valor Añadido llevadas a cabo por Nozar. En particular apunta dos operaciones de compra de terrenos a través de la sociedad Solaria que estaban exentos del pago de IVA, que suman 11,2 millones. Sin embargo la empresa sometió ese gravamen a la operación aunque finalmente no se produjo ni la entrega de los terrenos ni el pago de las facturas de IVA. La administración concursal también señala operaciones sobre 118 millones de euros correspondientes a pago de IVA de Nozar que no habrían sido debidamente declarados en el año 2008.

Como representante de Hacienda en la administración concursal de Nozar trabajó Soledad García, hasta 2011. Hoy la profesional del organismo ostenta el cargo de Directora de Recaudación de la Agencia Tributaria y este año se ha hecho popular entre los equipos de fútbol españoles. García se ha negado en varias ocasiones, con equipos como el Racing de Santander, o el Zaragoza, a negociar aplazamientos en el pago de deuda de los clubes con Hacienda, una posición que complica la existencia de los equipos. La pasada semana la profesional de Hacienda presentó una querella contra el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, por unas declaraciones en el periódico AS contra su labor. García estuvo a cargo de la administración concursal del Rayo Vallecano.