Cierra más oficinas

BMN da otra vuelta de tuerca a su presencia en Madrid

Carlos Egea, presidente de BMN
Carlos Egea, presidente de BMN

BMN cerrará en los próximos días otras 10 oficinas en Madrid. Esta es una nueva fase de su reestructuración. Uno de sus objetivos es reducir costes ya que pretende salir a Bolsa en el primer trimestre del próximo año.

El banco que preside Calos Egea ha encargado a la firma N+1 no ha contratado aún al banco de inversión que llevará a cabo la operación de su colocación. N+1, no obstante, ya ha iniciado trabajos en el banco para preparar la estructura de la entidad para abordar su futura venta parcial en el parqué.

Inicialmente preveía vender las 35 oficinas que tenía en Madrid, pero parece que ha desistido de este proyecto al no conseguir comprador.

Tras los nuevos 10 cierres BMN se quedará en Madrid con solo 17 sucursales. Hace unos meses cerró otras ocho oficinas.

Estas clausuras (en Valdemoro, Pozuelo de Alarcón, Collado Villalba, Alcobendas, Parla, Fuenlabrada, Móstoles, Pinto, Aranjuez y San Fernando de Henares) llevarán consigo el despido de 11 empleados y el traslado de dos.

Fuentes sindicales aseguran que BMN es “la única empresa del sector que está despidiendo”.

BMN es la única de las antiguas cajas de ahorros que queda con capital público que aún no ha hecho movimientos para que el Estado comience a salir de su capital. El Frob cuenta en estos momentos con el 65% de su capital. Bruselas puso de plazo para su privatización 2017, pero la entidad quiere adelantarlo en dos años.

La entidad, de hecho, tiene previsto sacar a Bolsa el 25% de su capital. Inicialmente, la idea era incorporar solo inversores institucionales en un primer momento, pero ahora no se descarta abrir el capital también a inversores minoritarios, explican fuentes del mercado.

BMN tiene su origen en las cajas de Murcia, Granada y Sa Nostra (también Penedès, pero vendió sus oficinas a Banco Sabadell).