Puede colapsar las tasadoras por efecto de la circular contable

Sareb tendrá que tasar de nuevo más de 90.000 millones en créditos

Sareb tendrá que tasar de nuevo más de 90.000 millones en créditos

Sareb iniciará en los próximos meses la tasación de más de 350.000 colaterales, 90.765 millones de euros en créditos y 50.700 millones en activos, obligados por la nueva circular contable del Banco de España. El objetivo es modificar la valoración de sus activos y tasarlos a precios de mercado. Sareb asegura que está superando sus previsiones al vender 45 inmuebles por día frente a los 30 previstos en su plan.

Las tasadoras vuelven a recuperar protagonismo, y por lo tanto negocio. La futura Circular Contable del Banco de España, redactada en exclusiva para la Sociedad de Gestión Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), obligará a la sociedad que preside Belén Romana a llevar a cabo una profunda renovación de las valoraciones de todos sus activos. “El número es tan elevado que si se hace en poco tiempo puede colapsar las tasadoras”, aseguran fuentes de Sareb medio en broma, medio en serio.

El objetivo que pretende con esta medida el Banco de España es que sus inmuebles y créditos estén tasados a precio de mercado. Hasta ahora sus activos se habían tasado según las pautas de la consultora Oliver Wyman, que aplicó los mismos criterios en los test de estrés realizados a la banca española hace dos años. En total, deberá someter a una nueva revisión de sus precios unos 350.000 colaterales, que corresponden a 90.765 millones de euros en créditos que también deben tasarse, lo mismo que sus activos, 50.700 millones de euros.

Sareb deberá repetir esta tasación previsiblemente cada dos años o como mucho tres según establezca la nueva circular –su borrador marca tres años–, con lo que tendrá que volver a poner en revisión los precios de sus activos nuevamente a finales de 2016. Lo mismo sucederá con su plan de negocio, que se revisará cada mes de febrero.

Pese a esta nueva tasación, sus resultados no servirán para devolver, si procede, deuda a las cajas nacionalizada que traspasaron a Sareb sus activos vinculados al sector inmobiliario, explican fuentes cercanas a la sociedad. De hecho, a las entidades nacionalizadas ya vendidas, como son Catalunya Banc, Ceiss o Novagalicia (ahora Abanca), ya cerraron todos los ajustes para evitar que los compradores se llevaran sorpresas de última hora. De cualquier forma, consideran extraño que tras estas tasaciones se obtengan plusvalías, entre otras razones porque para que eso ocurriera tendría que convertirse todos sus activos en algo tangible, es decir, en inmuebles. Hay que recordar que el 80% de su balance son activos, y el 20% inmuebles.

La trascendencia de la publicación de esta circular contable, con su letra pequeña, es ahora la principal preocupación de Sareb, ya que, de momento, las ventas parece que son superiores a las previstas inicialmente. En lo que va de año el conocido como banco malo ha vendido unos 10.000 inmuebles, lo que significa que sobrepasarán sus objetivos de cierre de año, que se habían cifrado en 10.800 unidades. Este banco malo cuenta con 50.000 inmuebles.

Su plan de negocio establecía la venta de 30 inmuebles al día, ritmo que ha pasado a ser de 45 diarios.

De momento, Sareb no ha diseñado un plan para demoler inmuebles, pero no descarta hacerlo a medio plazo. _Eso sí, solo demolerían obras sin finalizar, nunca terminada.

Otra de las actividades que está impulsando Sareb, además de la venta es el alquiler de edificios, sobre todo para turismo. Los responsables de Sareb consideran que en que los próximos años va a crecer esta fórmula en España. De momento, ha alquilado 5.000 viviendas, de las 50.000 que posee.

Sareb ha pasado este año por una reorganización interna, que coincidió con la llegada del nuevo consejero delegado, Jaime Echegoyen, y que supuso la creación de tres nuevos departamentos: transacciones, patrimonio, y el de reestructuraciones y recuperaciones. Este último se encarga de la gestión de los préstamos al promotor que ha recibido Sareb. Solo hasta junio, este área tramitó 5.751 solicitudes de empresarios del sector –llegaron más de 13.000–, la mitad de las cuales se saldó con acuerdos para ayudarles a vender sus inmuebles con una suavización de las condiciones de sus créditos.

Un resultado de explotación de 429 millones hasta junio

Sareb pagó a las entidades que recibieron ayudas públicas 554 millones de euros en concepto de intereses por la deuda emitida por la sociedad para afrontar el traspaso de activos, según consta en su informe de actividad correspondiente a los seis primeros meses del año. Esta cantidad supone una inyección de liquidez de casi 100 millones al mes para las entidades nacionalizadas. La deuda emitida por Sareb para adquirir estos activos está avalada por el Estado español. La firma que preside Belén Romana obtuvo en el primer semestre un resultado bruto de explotación (ebitda) positivo de 429 millones, un 23% más que en el mismo periodo del año anterior, según consta en el informe. Su margen bruto de comisiones alcanzó hasta junio los 601 millones, con un aumento del 28% sobre el mismo periodo del año anterior. La mayor parte de los ingresos procedieron de la gestión de los activos financieros –por el cobro y venta de créditos– por importe de 524 millones, un 34% más que en 2013, en tanto que la gestión y venta de los inmuebles le reportó 77 millones, lo mismo que el año pasado. En los seis meses vendió de 8.100 inmuebles y obtuvo unos ingresos de 1.696 millones, el doble que en el primer semestre de 2013. Los dos ejercicios, de cualquier forma, no son completamente comparables, ya que el pasado ejercicio fue el primero de actividad de la sociedad y en los primeros meses no estuvo plenamente operativa. En la sociedad explican que según va mejorando su rodaje y se llega a final de año la actividad inmobiliaria parece que se reactiva frente a comienzos de año. Con estos ingresos Sareb amortizó 1.636 millones, lo que le acerca al objetivo del año de cancelar 3.000 millones, que se sumaría a los 2.000 amortizados en 2013.