Ferrovial y Los March, en el punto de mira por Heathrow y ACS

Fomento estudió posibles conflictos de interés en el núcleo duro de Aena

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ayer durante su intervención en el Congreso.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, ayer durante su intervención en el Congreso.

El consejo de la Aena con capital privado tendrá a un representante de Ferrovial y a otro de Corporación Financiera Alba, ambos accionistas del futuro núcleo estable con intereses en negocios de infraestructuras de transporte. Fuentes cercanas a la privatización del operador aeroportuario aseguran que el Gobierno ha tenido en cuenta las posibles incompatibilidades antes de aceptar las ofertas de ambos. Ferrovial, que es el accionista industrial del grupo Heathrow con el 25% del capital, contará con el 6,5% de Aena. Los March, a través de Corporación Alba, llegarán al 8% de la firma que preside José Manuel Vargas, convirtiéndose en su primer accionista privado. Un papel que la familia mallorquina compaginará con el de segundo partícipe de ACS, donde cuenta con el 11,3% del capital.

Ferrovial está en plena expansión en el negocio aeroportuario y su participación en Heathrow ha sido declara estable y estratégica. Más allá de la toma de posiciones en Aena y de la citada presencia en Londres, pretende hacerse con los aeropuertos de Glasgow y Aberdeen, y busca plazas aeroportuarias en Latinoamérica, India o Japón.

La compañía que preside Rafael del Pino ha ofertado hasta 48,66 euros por cada una de las 9,75 millones de acciones de Aena que ha solicitado. Respecto al precio final marcado en la OPV de noviembre, Ferrovial está dispuesta a pagar una prima de 0,10 euros por título siempre y cuando el precio resultante no supere los citados 48,66 euros. Con ello, el grupo ha dado un golpe de timón desde su posición inicial, mantenida desde la anterior legislatura, de reclamar el control y gestión de los aeropuertos españoles como condición para invertir en Aena. Finalmente, el Estado conservará un 51% de esta última a través de la entidad pública empresarial Enaire, por lo que Ferrovial tendrá con su 6,5% un puesto en el consejo, pero no las riendas de la empresa.

Su entrada puede leerse como una toma de posiciones ante posibles decisiones futuras de ampliar la presencia privada en el capital del mayor gestor aeroportuario del mundo. Además, la presencia en el accionariado de Aena supone una nueva referencia para el grupo de la familia Del Pino en un negocio con barreras de entrada como es el aeroportuario, en el que normalmente hay que presentar credenciales como inversor u operador para acceder a la compra de activos. Por último, Ferrovial tendrá acceso a dividendos recurrentes en una empresa con buena parte de las inversiones ya desembolsadas e ingresos crecientes tanto por la vía tarifaria como por la comercial.

Corporación Alba, por su parte, viene desinvirtiendo en ACS, que a su vez se ha desprendido en los últimos meses de sus activos aeroportuarios. Bajando en ACS logra equilibrar el peso de los distintos sectores en su cesta de inversiones, pero todo parece indicar que no renunciará a un mínimo del 10% en la constructora que lidera Florentino Pérez.

Los March contarán, como Ferrovial, con uno de los 15 consejeros de Aena tras comprometerse a comprar 12 millones de acciones (8% del capital) a un precio unitario máximo de 53,33 euros. La prima ofertada sobre el precio fijado en la OPV es de 0,15 euros por título.

El tercer accionista estable es el fondo británico TCI, que reclama un 6,5% de Aena a un máximo de 51,60 euros. La entidad terminará pagando el precio marcado en la OPV al no comprometer prima alguna. Este fondo no es de los que se cruza de brazos a la espera de dividendos: precipitó la venta de ABN Amro a RBS en 2007; se negó a la compra de la Bolsa de Londres por la germana Deutsche Börse, y en 2006 se vio envuelta en la batalla de Mittal por el control de Arcelor. El operador ferroviario australiano Aurizon, privatizado en 2010, Japan Tobacco o News Corp han sido algunas de sus inversiones destacadas.

Enaire gastará 160.000 euros en el folleto y el ‘road show’ de la OPV

Laura Salces

Enaire, la empresa pública a través de la que el Estado controla Aena, destinará 160.000 euros a los servicios de impresión del folleto para el proceso de oferta pública de venta (OPV) y al road show que realizarán sus directivos para presentar la empresa en ciudades como Londres, París, Fráncfort, Zurich y Milán.

La compañía ha licitado un contrato por importe máximo de 90.000 euros para los servicios de impresión del folleto de salida a Bolsa, que deberá ser aprobado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), junto con toda la documentación necesaria para la salida a Bolsa. Se trata de la información precisa para la salida al parqué del 49% del capital de la empresa, dirigida a inversores institucionales y minoristas que tendrá lugar previsiblemente durante el mes de noviembre, después de que el martes se cerrara la composición del núcleo duro de los accionistas que controlarán el 21% del capital de Aena y que tendrán tres asientos en su consejo de administración.

Además, ha licitado otro contrato por hasta 60.000 para la selección de la agencia que se encargará de la organización de la presentación a posibles inversores dentro del road show internacional que realizarán los ejecutivos de Aena. En este caso, la empresa adjudicataria será la encargada de asesorar en el diseño del itinerario y el calendario de las presentaciones a inversores y analistas, incluyendo la gestión de la reserva de los traslados, que en este caso serán facturados de forma independiente a Enaire, según consta en la documentación.