Un 2.400% más frente a los 15.850 millones de 2012, según Accenture

La inversión en el internet industrial de las cosas sumará 400.000 millones en 2020

Una joven utiliza el servicio de alquiler Car2Go de Daimler, que sustituye la tradicional oficina de alquiler centralizada por una app para smartphones.
Una joven utiliza el servicio de alquiler Car2Go de Daimler, que sustituye la tradicional oficina de alquiler centralizada por una app para smartphones.

El internet de las cosas resulta imparable, una vez visto el potencial que tiene la interconexión digital de objetos cotidianos a internet. Fuentes independientes recogidas en un informe de Accenture estiman que la inversión global en el internet industrial de las cosas alcanzará la cota de los 500.000 millones de dólares en 2020, lo que supone un incremento del 2.400% con respecto a los 20.000 millones de dólares invertidos en 2012. Según este trabajo, este avance tecnológico supone una excelente oportunidad para las empresas que lo adopten, pues podrán obtener nuevas fuentes de ingresos combinando sus productos con nuevos servicios digitales.

“Al combinar la informática de sensores, la analítica industrial y las aplicaciones de máquinas inteligentes en un solo universo de productos, procesos y servicios inteligentes, el internet industrial de las cosas genera datos básicos para desarrollar nuevas oportunidades para lanzar nuevos servicios y generar más ingresos”, dice Paul Daugherty, responsable de tecnología de Accenture.

El informe destaca cómo algunas empresas empiezan a explotarlo. Grupo Michelin está incorporando sensores en sus neumáticos que, en combinación con sistemas analíticos, ayudan a que los conductores de camiones consuman menos combustible. Y el fabricante de automóviles Daimler AG ha creado un servicio de alquiler, llamado Car2Go, que sustituye la tradicional oficina de alquiler centralizada por una app para smartphones con la que los usuarios pueden acceder directamente a los vehículos sin importar dónde estén aparcados. Fuera del informe, Securitas Direct anunció el pasado jueves que ha mejorado su plataforma de monitorización con una tecnología de Oracle que le permite gestionar hasta 100 millones de señales al día de los diferentes dispositivos de seguridad (ahora procesa dos millones). Esta solución les ayudará a gestionar un número creciente de datos y comunicaciones provenientes de los equipos, lo que traducirán en nuevos servicios ligados al hogar digital y al internet de las cosas.

Según Accenture, para las empresas que quieren desarrollar una oferta más innovadora (un nuevo híbrido de productos y servicios que revolucionará por completo su empresa o sector), “ha llegado el momento de aprovechar las ventajas que ofrece el internet industrial de las cosas para identificar nuevas oportunidades de crecimiento y hacerlas realidad con liderazgo y visión de futuro”.

El informe de esta consultora Crecimiento no convencional con el internet industrial de las cosas destaca que al conectar activos físicos inteligentes que pueden generar datos para servicios digitales, estos híbridos de productos y servicios ofrecen la posibilidad de combinar la venta y el alquiler de productos con flujos recurrentes de ingresos derivados de servicios digitales. “Estos servicios también permiten que empresas en sectores como la extracción de recursos naturales (minería y petróleo) o los procesos industriales (alimentación o productos químicos, por ejemplo) puedan tomar mejores decisiones, hacerse más visibles en la cadena de valor y mejorar su productividad”.

El estudio subraya que las empresas que introduzcan automatización y técnicas de producción flexible podrían elevar su productividad hasta un 30%, mientras que el mantenimiento predictivo de activos puede suponer un ahorro de hasta el 12% en reparaciones programadas, reducir hasta un 30% los costes de mantenimiento y eliminar un 70% de las averías.

También advierte de que el internet de las cosas creará la necesidad de nuevos puestos de trabajo, al tiempo que otros pasarán a ser prescindibles. “Llevará a la digitalización de ciertas labores y flujos de trabajo, sobre todo en procesos repetitivos que hasta ahora se habían resistido a la automatización. Las empresas necesitarán empleados expertos en analítica de datos, desarrollo de software e ingeniería de hardware, entre otros”.

Las compañías españolas aceleran en el uso de las líneas móviles M2M

Las empresas españolas aceleran en la adopción de las conexiones móviles entre máquinas (M2M), una tecnología clave para la generalización de la telemática o del denominado internet de las cosas. Según el Barómetro de Adopción M2M, realizado por Circle Research y Vodafone, que recoge las opiniones de más de 600 ejecutivos de empresas involucradas en la elaboración de la estrategia de las M2M en siete sectores económicos de 14 países, el ritmo de adopción de proyectos de este ámbito en las compañías españolas es del 30%, superior al 22% de media total de las firmas participantes.

Las áreas en las que ya se están aplicando las M2M en la actualidad en España son principalmente finanzas, planificación y transformación del negocio e investigación y desarrollo (I+D). “Es destacable también que los proyectos M2M en España se enfocan tanto a procesos internos como externos por igual”, indica el estudio.

El informe apunta que el 20% de las empresas españolas encuestadas prevé adoptar M2M en los próximos dos años. En este sentido, entre los sectores en los que operan estas compañías figuran el comercio minorista o retail y la energía.

En términos generales, el Barómetro de Adopción M2M revela que la adopción de esta tecnología ha crecido más del 80% en el último año, y añade que más de una quinta parte de las empresas ya la usan de forma activa. “Se prevé que el sector M2M, que conecta a internet equipos o dispositivos para hacer posible el internet de las cosas, pase de 4.400 millones de dispositivos conectados este año a 10.300 millones en 2018”, sostiene el informe.

Los tres sectores que destacan en tasas de adopción de M2M, con casi un 30%, son la automoción, la electrónica de consumo y la de energía y servicios básicos. “El automotriz es el sector más maduro, donde M2M ya es visto como un facilitador de servicios adicionales tales como el mantenimiento remoto y el infoentretenimiento”, precisa el estudio, que indica también que en energía y servicios básicos la adopción de esta tecnología está creciendo rápidamente a medida que se van popularizando los servicios inteligentes en casa y en la oficina, como la calefacción inteligente y la seguridad conectada.

A su vez, el sector de la electrónica de consumo lidera el cambio del almacén al salón. Este aumento está siendo impulsado por el uso de las conexiones M2M en dispositivos conectados como las televisiones inteligentes y las videoconsolas.

Además, el Barómetro de Adopción M2M asegura que aproximadamente tres cuartas partes de las empresas de electrónica de consumo habrán adoptado algún tipo de conexión móvil entre máquinas en el año 2016, ya sea en lo que respecta a nuevos productos, logística o en la producción.

El informe señala que un 46% de las empresas encuestadas indicaron que están apreciando este año un retorno de la inversión en tecnologías M2M, frente al 36% de 2013. No obstante, reconocieron que aún hay barreras para su adopción, incluyendo los temas relativos a la gestión de la seguridad.

Tony Guerion, director de ventas de M2M de Vodafone para el sur de Europa, dice que “las empresas están acelerando porque se han dado cuenta del potencial comercial del internet de las cosas, que está transformando sectores enteros, pues las compañías encuentran nuevas formas de operar y relacionarse con sus clientes. El M2M está pasando del back-office a jugar un papel protagonista en las compañías”.