Lanza una opa de 2.600 millones por CGE

Gas Natural hace en Chile su mayor compra en el exterior

Sede de Gas Natural
Sede de Gas Natural

Gas Natural da un paso de gigante en su estrategia de crecimiento en Latinoamérica con la compra de la chilena CGE, que supone su desembarco en el país. La opa costará 2.600 millones de euros –en caso de que acepte el 100% de los accionistas– y lleva implícita una prima del 31,6% respecto a la última cotización de la chilena.

Gas Natural Fenosa entra en Chile con la adquisición de una de las mayores eléctricas del país, Compañía General de Electricidad (CGE), empresa fuerte en distribución con más de 2,5 millones de clientes y que distribuye al 40% del mercado chileno, según ha explicado Gas Natural.

La energética española ha alcanzado un acuerdo con los accionistas mayoritarios de la sociedad chilena por el que se compromete a lanzar una opa sobre el 100% del capital de CGE, al tiempo que se garantiza que el núcleo duro (que en conjunto tiene el 54,19%) venderá irrevocablemente sus acciones. Los socios mayoritarias de la empresa latinoamericana son las familias Marín (22%), Almería (21%) y Pérez Cruz (11%), que se han comprometido a acudir a la oferta de Gas Natural. Además, la sociedad Indiver tiene otro 11% del capital, según la página web de la compañía. La Sociedad Canal de Maipo cuenta con un 7,3% y accionistas institucionales tienen un 3,63%. Un 22,83% está en manos de “otros accionistas”. En total, a 31 de diciembre de 2013, la empresa contaba con 3.488 accionistas.

La energética española pagará 4.700 pesos chilenos por acción en efectivo (6,27 euros aproximadamente), lo que supone un 31,6% más que el último precio que marcó CGE el viernes en la Bolsa de Santiago (cerró a 3.571 pesos chilenos). En caso de alcanzarse una aceptación del 100%, la compra supondrá un desembolso total de 2.600 millones, según señaló Gas Natural en la nota remitida a la CNMV. La oferta se extenderá hasta el 11 de noviembre. CGE cuenta con 416,7 millones de acciones en negociación, según datos de Bloomberg.

El tamaño total de la operación en Chile, incluyendo la deuda consolidada de CGE y la participación minoritaria de sus filiales, puede llegar aproximadamente a 6.000 millones de euros, señala Gas Natural.

Desde un punto de vista estratégico, la adquisición por parte de Gas Natural supondrá “la mayor operación de compra internacional realizada por la multinacional energética española en toda su historia” y también “la mayor compra de una utility en Latinoamérica”. CGE concentra casi toda su actividad en el sector eléctrico y gasista en Chile (desde Arica a Puerto Williams), Argentina (en cuatro provincias) y en Colombia (26 de los 32 distritos en la actividad de distribución de gas licuado).

Gas Natural Fenosa ha calificado por ello la compra como “hito estratégico clave” porque le permite entrar en el mercado energético de Chile a través de la principal empresa de distribución de electricidad y gas del país.

CGE cuenta con más de 2,5 millones de clientes y distribuye electricidad al 40% del mercado chileno, incluyendo parte de la capital Santiago de Chile. Con más de 2,5 millones de clientes, es el primer operador de red de alta tensión con una cuota de mercado del 35% y más de 3.400 kilómetros de líneas, asegura la empresa en un comunicado.

Asimismo, tiene una participación directa en Gasco, una de las tres principales distribuidoras de GLP con un 27% de cuota de mercado, y Metrogas, la principal distribuidora de gas del país con más de 580.000 clientes, y se asegura una sólida posición en el mercado de gas natural licuado (GNL) a través de su participación en la terminal de Quintero. La empresa importa gas licuado para el mercado nacional a través de su filial Gasmar. Sus ventas anuales superan las 300.000 toneladas y representan cerca del 30% de la participación nacional en este mercado.

CGE cerró el ejercicio 2013 con un ebitda de 743 millones de dólares, de los que el 96% corresponde a su actividad en el mercado chileno.

Una acción que subió el 25% en 10 días

Las especulaciones sobre una posible oferta sobre CGE han provocado que la acción se revalorice cerca del 25% en nueve sesiones. La última semana, la volatilidad de la acción se acentuó, después de que la compañía reconociera el pasado 6 de octubre que había recibido muestras de interés por parte de algunos grupos internacionales, que no especificó.

A partir de entonces se dispararon los rumores y los vaivenes bursátiles, con ganancias superiores al 5% y algunas jornadas de corrección. El periódico chileno Mercurio fue el primero en dar nombres, al citar el fondo IFM Investors como uno de los dos potenciales candidatos a la compra, sin citar el otro.

Durante las jornadas de especulación, los analistas citaban la tradición de pago de “dividendos altos y estables” como uno de los atractivos de la compañía chilena para las posibles firmas interesadas. La acción acumula una subida del 25,75% desde el pasado mes de enero y gana más del 64% desde el mínimo que marcó en junio.

La compañía es una de las más importantes de Chile en distribución, un negocio concentrado en las filiales CGE Distribución, Conafe, Emelari, Eliqsa,Elecda, Emelat,Emelectric, Emetal y Edelmag, que en conjunto abastecen a 2.571.753 clientes chilenos. En Argentina, CGE opera a través de sus filiales Edet, Ejesa, Ejsedsa y Energía San Juan abastece a 855.284 clientes.