El selectivo se deja un 1,2% en la sesión

El Ibex 35 cae un 3,94% en la semana y pierde los 10.200

Un trader, en el parqué del NYSE. Ampliar foto
Un trader, en el parqué del NYSE. REUTERS

El Ibex 35 despide con un descenso del 3,94% su semana más aciaga desde julio. Lo mejor que puede decirse en los mercados de esta semana es que ya ha concluido. Lo peor, que las razones que han provocado las caídas siguen presentes. El selectivo rebotó ligeramente el lunes, pero desde entonces ha emprendido de la mano del resto de índices europeos una senda de descensos e incertidumbres a la que no encuentra el final. La inquietud por el frenazo de la economía europea, expresada en los datos macroeconómicos y también por el Fondo Monetario Internacional (FMI), sigue llevando a los índices bursátiles a perder soportes. En la sesión de hoy, el Ibex cierra con una caída del 1,2% hasta los 10.150,5 puntos.

En Wall Street, tras una apertura mixta, los principales índices de la Bolsa estadounidense optan también por los descensos, lo que ha lastrado el final de la semana en los parqués del Viejo Continente. El Dow Jones de industriales cotiza prácticamente plano, el selectivo S&P cede un 0,5% y el Nasdaq tecnológico se lleva la peor parte con una caída superior al 1%. En el Viejo Continente, el Dax alemán se deja un 2,16%; el Cac francés, un 1,48% y el FTSE MIB italiano, un 0,65%.

Los inversores siguen con dudas y eso se ha reflejado en la sesión de hoy, en la que el color rojo ha dominado de principio a fin en las Bolsas europeas. Pocas referencias macroeconómicas se han conocido hoy. Apenas el índice de producción industrial de Francia e Italia, algo mejor de lo esperado aquella (aunque se estancó) y con un ascenso del 0,3% en el país transalpino, dos décimas por debajo de lo que estimaba el mercado. El clima de nerviosismo continúa y no se aprecian en el horizonte novedades que sirvan para rebatirlo.

Como explica Miguel Ángel Paz, director de la unidad de gestión de Unicorp, el mercado subía ya que obligarían a los bancos centrales a actuar. Y si eran buenos, el mercado subiría gracias precisamente a la bonanza de los mismos. Pero este discurso parece estar cambiando”. En sus últimas comparecencias públicas, Mario Draghi, presidente del BCE, ha insistido en recalcar que son necesarias reformas de los Estados para acompañar a su política monetaria. La división en el seno del organismo central, con el miembro alemán de su Consejo de Gobierno mostrando su abierta oposición a las últimas medidas de estímulo, replican en el Viejo Continente los discursos contrapuestos de los miembros de la Reserva Federal estadounidense (Fed, por sus siglas en inglés) y provocan dudas en el mercado.

Los datos macroeconómicos no ayudan a impulsar a las Bolsas y los bancos centrales, de momento, tampoco logran revertir la racha bajista de los mercados. En este escenario, los resultados empresariales del tercer trimestre serían el impulso para revertir esta tendencia. La temporada de presentación de las cuentas corporativas ya ha empezado en Estados Unidos con algunas compañías, pero desde el departamento de análisis de Bankinter creen que “las Bolsas continuarán con sesgo bajista, a la espera de conocer los números de los grandes bancos y de compañías de elevada capitalización la semana que viene”. Importarán tanto las cifras de las empresas como la visión sobre el futuro que den los gestores de las empresas. De momento, la perspectiva a corto plazo es "muy delicada y el fondo sigue empeorando".

Respecto a la próxima semana, Joaquín Robles, analista de XTB, cree que "esperamos un rebote. Ya que Europa puede seguir preocupada por su crecimiento, pero tarde o temprano los índices de EE UU rebotarán con fuerza arrastrando a todos los demás. En el caso concreto del Ibex 35, no pensamos que pueda perder los 10.000 puntos ya que los ha aguantado en varias ocasiones durante esta semana y de acompañar otros índices podríamos situarnos en la zona de los 10.450".

En el mercado secundario de deuda no se aprecia el nerviosismo de las Bolsas. Es más, se produce un flujo de inversión desde los activos de riesgo hasta los más seguros. Ante la tensión que se respira en el mercado por la frágil recuperación europea, los inversores optan por comprar deuda soberana. El bund marca nuevos mínimos históricos en el 0,88% y el bono español se acerca a esos registros y cae al 2,06%, con la prima de riesgo en los 117 puntos básicos.

El euro, por su parte, cae hoy hasta los 1,263 dólares.

En el mercado de materias primas, el precio del barril de petróleo Brent sigue a la baja y cotiza a 88 dólares.

IBEX 35 9.429,70 0,46%