Vuelven las grandes obras a la capital

Madrid se adelanta en el lento retorno de la construcción

Las grúas están en plena actividad en el solar que acogerá la futura sede del Popular en Madrid.
Las grúas están en plena actividad en el solar que acogerá la futura sede del Popular en Madrid.

El paisaje de Madrid está cambiado notablemente en las últimas semanas. En el entorno de Las Tablas, Valdebebas, Sanchinarro, Campo de las Naciones o solares más céntricos cercanos a la Castellana vuelven a verse decenas de grúas.

¿Es el regreso de la edificación a la capital? Quizás es pronto para anunciarlo, pero se está haciendo patente cierta reactivación. Las mayores constructoras del país, como Dragados (ACS), OHL, Ferrovial Agromán, FCC Construcción, Sacyr, Acciona Infraestructuras y San José, han vuelto a poner sus carteles en destacadas parcelas llamadas a acoger la nueva sede del Banco Popular, el futuro hospital en Madrid de la Clínica Universitaria de Navarra, el Museo de las Colecciones Reales o decenas de promociones de viviendas. Entretanto, atraviesa su fase final el emblemático proyecto del edificio de la Vela, que acogerá los servicios centrales del BBVA.

También se producen noticias a favor del futuro desarrollo de la zona del estadio Vicente Calderón, paralizado en los tribunales; OHL está a la espera de nuevos permisos para rehabilitar el área de Canalejas con un nuevo centro comercial y hotel de lujo, y con la recuperación económica podría reactivarse la operación Chamartín. Sigue adelante el nuevo estadio de la Peineta y tarde o temprano será remodelado el Santiago Bernabeu (el arranque, presupuestado en unos 400 millones, se esperaba para el verano de 2015).

La crisis hizo que se dejaran de escuchar las hormigoneras en la ciudad y apenas un ramillete de proyectos emblemáticos han salido a flote en estos años de agonía económica. Fueron inauguradas las sedes de Telefónica, FCC y Repsol; a finales de 2011 se estrenó la nueva torre de 27 plantas de El Corte Inglés sobre el antiguo edificio Windsor (300 millones de inversión), y poco más.

Nuevo hospital de Clínica de Navarra cerca del aeropuerto

Movimiento de tierras en el terreno donde se construirá el futuro hospital de la Clínica Universitaria de Navarra en Madrid.
Movimiento de tierras en el terreno donde se construirá el futuro hospital de la Clínica Universitaria de Navarra en Madrid.

La Clínica Universitaria de Navarra tiene previsto abrir su hospital en Madrid en septiembre de 2016. Se asentará sobre una parcela de 45.000 metros cuadrados, en el kilómetro 7 de la A2, entre Campo de las Naciones y la calle Alcalá.

El centro médico contará con unos 30.000 metros cuadrados de instalaciones sobre rasante y otros 6.000 metros cuadrados dedicados a aparcamientos. El diseño es del estudio de arquitectura ACXT, del grupo Idom, y los movimientos de tierras han sido dirigidos por OHL.

A diferencia del policlínico que la entidad tiene en Plaza de Castilla, el nuevo centro permitirá el ingreso hospitalario. Exportar el concepto de la clínica de Pamplona a Madrid busca atraer pacientes de otros puntos de España e incluso del extranjero.

Las áreas de especialización serán oncología, mujer, cardiovasular y diagnóstico del alta resolución. Tendrá seis quirófanos, 60 camas y equipamiento de última generación para detectar el cáncer.

La sequía en los visados de obra nueva ha contrastado en los últimos años con operaciones inmobiliarias sobre edificios ya consolidados. Unas adquisiciones que respondían a la voracidad de fondos de inversión y grandes fortunas en busca de edificios con descuento en zonas premium de la ciudad. Destaca la compra de Torre Picasso por Amancio Ortega (400 millones) en los últimos días de 2011, o la adquisición del edificio España por el grupo chino Dalian Wanda (265 millones) este mismo año.

La decisión del BBVA de lanzar las obras del citado edificio la Vela, con un presupuesto total cercano a los 900 millones (incluida la compra del suelo), bien pudo marcar un punto de inflexión para la construcción de viviendas y edificios singulares en la ciudad.

El Ayuntamiento de Madrid hizo balance sobre la actividad de edificación hasta finales de agosto y los datos hablan de reanimación sobre unas cifras de 2013 extremadamente pobres. El Consistorio ha otorgado 2.741 licencias para la construcción de vivienda nueva, cifra que está un 35% por encima de la declarada hace un año. De todo este nuevo stock, el 54% está sujeto a algún grado de protección.

La previsión oficial, de mantenerse el ritmo actual, es cerrar el año con unas 3.400 licencias de obra nueva en Madrid, dato que se traduce, según los técnicos municipales, en unos 258 millones de euros de inversión y la creación de cerca de 11.000 empleos. La lectura realizada desde el consistorio que dirige Ana Botella habla de un síntoma más de recuperación económica.

Nuevo hospital

Desde la vuelta de agosto las máquinas han trabajado en explanar un solar de más de 30.000 metros cuadrados en la salida de Madrid por la Nacional 2. Se encuentra muy cerca del aeropuerto y del área de los recintos feriales del Campo de las Naciones. En los carteles no figura información alguna, pero OHL está preparando allí el terreno para que la Clínica Universitaria de Navarra levante su primer hospital en Madrid. El corte de la cinta inaugural de este centro especializado en la detección y tratamiento del cáncer está previsto en dos años.

A escasos 700 metros Dragados (ACS) levanta ya la nueva sede del Banco Popular sobre terrenos cercanos a los que ocupa la sede tecnológica Abelias (52.500 metros cuadrados en seis plantas), inaugurada en 2013 y en la que trabajan unas 1.500 personas. La nueva apertura está prevista para 2017 y el edificio acogerá a unos 3.000 empleados. El diseño, de Arquitectos Ayala, cuenta con 123.000 metros cuadrados (78.000 bajo rasante). Incluirá zona comercial, guardería y gimnasio, entre otras instalaciones. La constructora del grupo ACS también es la encargada de ejecutar el nuevo museo de las Colecciones Reales, de 40.000 metros cuadrados en el complejo del Palacio Real.

La Vela, una ciudad para 6.000 empleados

- BBVA está trasladando gradualmente su plantilla de servicios centrales a la nueva sede en el norte de Madrid, concretamente en Las Tablas. En la actualidad hay más de 2.000 trabajadores en el complejo La Vela o Ciudad BBVA. La cifra llegará a los 6.000 en el primer semestre de 2015.

- La torre elíptica diseñada por el estrudio suizo Herzog & de Meuron, y construida por Acciona, tiene 93 metros de altura, como la estatua de Libertad de Nueva York.

- El complejo tendrá 114.000 metros cuadrados.

Otra de las compañías del Ibex 35, Sacyr, ha abandonado la promoción propia para su inmobiliaria Vallehermoso, pero vuelve a construir para terceros: 148 viviendas en la Avenida de los Poblados, otras 54 en Veldebebas y 80 en Carabanchel, entre otras muchas promociones tanto dentro de Madrid como en los alrededores que suman más de 500 viviendas e inversiones que alcanzan los 60 millones. En cuanto a rehabilitación, Sacyr mejora un edificio del Ministerio de Economía en Castellana 147, construye el edificio de investigación del hospital La Paz y levanta la clínica CUO para la Universidad Europea, entre otros proyectos.

Madrid cuenta con un stock de 33.600 viviendas de nueva construcción (53.000 en el año 2009), situándose a la cabeza de las distintas provincias, solo superada por Barcelona (41.300) y Alicante (34.700). Sin embargo, su abultada población hace que el índice de vivienda nueva por ocupar sea de los más bajos de España por cada 100.000 habitantes, con 525 viviendas, en comparación con las 4.400 de Castellón o las 2.600 de Almería.

Indicios de lenta reactivación

Las perspectivas macroeconómicas de BBVA y Bankinter avistan crecimientos en el mercado local de la construcción en 2015. La patronal de los fabricantes de cemento hasta septiembre, Oficemen, anunció el viernes una caída del 1% en el consumo de cemento respecto al mismo periodo de 2013, hasta las 8,079 millones de toneladas. En septiembre se produjo un tirón del mercado doméstico, con la demanda de casi un millón de toneladas, lo que representa un incremento del 6,1% respecto a septiembre del año pasado.

Para el secretario general de la patronal, Aniceto Zaragoza, la recuperación del sector cementero está aún muy lejana. “Es necesario que las partidas presupuestarias de la Administración estén comprometidas seriamente con la competitividad de nuestro país y que se potencien las inversiones productivas”, pide el directivo. El incremento del 12,6% en inversión prevista por el Ministerio de Fomento para el año entrante “es insuficiente”. La inversión del Gobierno y las empresas públicas en infraestructuras llegó a los 30.000 millones de euros en 2007, bajó a los 22.000 millones en 2009 y estará en algo menos de la mitad de esta última cifra en 2015. Desde el sector de la construcción se insiste en pedir la reactivación de las obras públicas y en la correcta conservación de las infraestructuras ya existentes como motor de empleo y desarrollo. La lenta recuperación económica no acompaña a estos deseos generalizados entre constructoras y fabricantes de materiales.

Ferrovial levanta 229 viviendas en la madrileña calle Guatemala, otras 250 en Alcalá de Henares o reforma el edificio de la Cámara de Comercio en la Plaza de la Independencia.

Para la misma Cámara de Comercio, San José Constructora rehabilita el Palacio de Santoña, en la calle Huertas. Además, esta empresa construye el lateral del estadio Alfredo Di Estéfano en la Ciudad Deportiva del Real Madrid, en Valdebebas.

Y FCC continúa desarrollando vivienda en Tres Cantos, a las puertas de Madrid, y planea unas 600 más entre El Cañaveral (salida por la A-3) y el área de Arroyofresno.

Días atrás, el grupo Insur (Inmobiliaria del Sur), cerró la compra de un solar en la zona nueva del barrio de Carabanchel. A finales de año iniciará la construcción de un supermercado de la cadena Aldi y 32 viviendas. La promoción ha sido financiada por CaixaBank y la empresa destaca “unas condiciones muy favorables para los interesados en comprar”. Suena a tiempos pasados.

El retorno de la operación Calderón

El desarrollo del suelo que hoy ocupa el estadio Vicente Calderón vuelve a estar de actualidad. El Supremo ha ordenado al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que vuelva a tramitar el proceso Mahou-Calderón por el que se dictaminó que allí solo se podrían levantar cuatro alturas, muy lejos de las 2.000 viviendas proyectadas.

El TSJM no emplazó debidamente a Mahou, que empeñó en este proyecto los terrenos de su fábrica, produciéndose una situación de indefensión. A pesar de que deberá ser reabierto el proceso, el plan sigue bloqueado después de que la asociación Señales de Humo, de hinchas del Atlético de Madrid, impugnara en 2009 la modificación del Plan General de Ordenación Urbana que daba vía libre al derribo de la fábrica de cerveza y del propio estadio. El fallo del TSJM, de febrero de 2012, fue recurrido por el Ayuntamiento y el Atlético.

El gobierno municipal del PP tramita ahora un nuevo plan urbanístico que prevé para ese espacio la construcción de dos torres de 36 plantas, ocho bloques de pisos y amplias zonas verdes. FCC, constructora del proyecto, espera noticias.