Dicen que las condiciones no les permiten recuperar toda la deuda

Las eléctricas rechazan los requisitos de Soria para titulizar el déficit de 2013

La deuda ronda los 3.200 millones, pero es una cifra provisional

Las empresas piden un mecanismo similar al del Castor, que consideran privilegiado

El ministro de Industria, José Manuel Soria, y el presidente de Unesa, Eduardo Montes.
El ministro de Industria, José Manuel Soria, y el presidente de Unesa, Eduardo Montes.

El silencio que mantienen las cinco grandes compañías eléctricas integradas en Unesa (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP España y Eon España)en torno a la cesión del déficit de tarifa de 2013 pendiente de titulización tiene una explicación: desde hace un par de meses las empresas están tratando con el Gobierno cómo ceder a terceros una deuda que la ley le reconoce hasta un máximo de 3.600 millones de euros.

 Industria remitió el último día de julio a la CNMC la propuesta de real decreto por el que se regulará el procedimiento de cesión de los derechos de cobro del déficit de tarifa del año pasado y que desarrolla la metodología de cálculo del tipo de interés que devengarán los citados derechos de cobro, un texto al que ha tenido acceso CincoDías. Las eléctricas han rechado las condiciones que impone Industria para la titulización de la deuda porque temen que, con ellas, carecen de garantías para la completa recuperación de la deuda.

El anexo del citado real decreto establece que las eléctricas deben titulizar esa deuda con un interés referenciado al euríbor a 8 años más 0,85%. “¿Ysi no se consiguen estas condiciones en el mercado?”, se preguntan las afectadas, que consideran que este mecanismo es discriminatorio respecto al que se ha permitido a Escal UGS en el rescate del almacenamiento de gas Castor.

En este caso, la solución ha sido a la inversa: se ha permitido a Enagás, compañía que se ha convertido en titular de la deuda de la planta que se va a hibernar, que negocie primero con el pool de bancos a los que se va a ceder los 1.350 millones de deuda (Santander, Bankia y Caixabank) y, solo después de acordadas las condiciones con ellos (finalmente, a un tipo de interés de 4,3%), el Gobierno publicó el real decreto que establece el rescate de Castor a 30 años. Además, el pago de este derecho de cobro tiene prioridad sobre el resto de costes del sistema del gas.

Las eléctricas y su patronal, Unesa, han presentado un bloque de alegaciones en contra de un mecanismo que consideran posibilista. En ningún caso, tal como ocurrió los déficit de tarifa que financiaron en los años anteriores a través del fondo de titulización de la deuda eléctrica (Fade) que caducó en enero de 2013, el de ese año 2013 no contará con el aval del Estado.

La fuerte desviación de 2013, año en que el Gobierno puso en marcho la reforma eléctrica, afloró después de que Hacienda incumpliera sus compromisos con el sistema eléctrico y, frente a una previsión de déficit cero, las eléctricas tuvieron que asumir su financiación. La Ley Eléctrica aprobada en diciembre reconocía 3.600 millones de euros, ampliable, aunque finalmente, según la última liquidación de 2013 publicada por la CNMC arrojaba una deuda de casi 3.200 millones. El importe definitivo se conocerá en la liquidación definitiva que el regulador debe elaborar en noviembre.

Si las eléctricas logran titulizarlo, estas cederán a los bancos el derecho de cobro que tienen en la factura de la luz: ellas cobrarán de golpe la deuda y las entidades la cobrarán vía peajes con los intereses correspondientes.

 

Una deuda a pagar en 15 años en la factura

El proyecto de real decreto sobre la cesión del déficit de tarifa del año pasado establece que dicho déficit generará unos derechos de cobro a percibir mensualmente de los ingresos del sistema eléctrico en los próximos 15 años (a contar desde el pasado 1 de enero). Se reconoce a las eléctricas acreedoras un tipo de interés en condiciones de mercado mientras lo financien. Asimismo, esta deuda se podrá ceder a terceros según lo que se establezca reglamentariamente. Estas condiciones han sido rechazadas por las empresas, pues consideran que con ellas no podrán recuperar toda la deuda.

El porcentaje que corresponde a cada una de las cinco grandes compañía del sector no varía: Iberdrola, un 35,01%; Hidroeléctrica del Cantábrico (EDP), el 6,08%; Endesa, un 44,16%; Eon España el 1% y Gas Natural, el 13,75%.

Del citado déficit de tarifa, cuyo importe es aún provisional, el sistema ya está pagando este año 280,17 millones de euros, con un tipo de interés tambie´n provisional del 2%. En el RD se recoge una metodología para determinar el tipo de interés (el que cobran las empresas mientras financian la deuda y en tanto la colocan entre los bancos.

La liquidación 14 (y última) de 2013 arrojaba un déficit de casi 3.200 millones (por debajo del límite de 3.600 millones que la ley admitía en principio). Pero falta por ser aprobada la liquidación definitiva en noviembre, que podría ser aún menor, teniendo en cuenta que en el último semestre del año pasado las renovables tuvieron que devolver las primas cobradas a cuenta del nuevo sistema de retribución. Según los cálculos de la CNMC, estas alcanzan los 269 millones.