Desarrollan sistemas y plataformas basadas en tecnología móvil para controlar la epidemia
Gobiernos, voluntarios y ONGs ven en el móvil la mejor vacuna contra el ébola

Gobiernos, voluntarios y ONGs ven en el móvil la mejor vacuna contra el ébola

El caso de la enfermera madrileña afectada por el virus del ébola ha sido la última de las llamadas de alertas ante lo que es una epidemia de dimensiones desconocidas hasta la fecha en África. Desde hace meses, gobiernos y asocaciones sin ánimo de lucro como Unicef o la OMS trabajan mano a mano para lograr sistemas que permitan contener su avance y, sobre todo, controlarlo en el futuro.

Empezando por la Organización Mundial de la Salud, su apuesta pasa por RapidPro, una plataforma de libre creación de aplicaciones móviles que tiene como objetivo la rápida difusión de la información entre organizaciones sanitarias que estén sobre el terreno en países en desarrollo. En esencia, esta plataforma permite, con una inversión mínima y utilizando los SMS - dado que la penetración de los smartphones en zonas como África es mucho menor - un sistema que permita una respuesta rápida y una forma de recogida de datos eficaz.

Por su parte, IntreaHealth y Unicef están desarrollando la herramienta mHERO. Este sistema utiliza el software iHRIS y la plataforma de SMS de Unicef con la que mantener una comunicación fluida con los sanitarios que están al pie del cañón a través de informes, indicaciones de protocolos de seguridad, referencia, formación etc.

Por su parte, voluntarios de todo el mundo están uniéndose en la labor de cartografiar toda la zona afectada en África por el ébola. Cerca de 1.200 participantes unen sus esfuerzos en el OpenStreetMap Team (HOT) analizando mapas por GPS, imágenes aéreas, fuentes públicas y datos geográficos que luego puedan ser consultado desde los terminales de aquellos que están en esas zonas para poder preparar mejor planes de actuación y contención.

Finalmente, los médicos destinados en Sierra Leona hacían, el pasado mes de julio, una desesperada petición a los gobiernos para utilizar todas las posibildades que esconden los terminales móviles. Y es que gracias a la cantidad de datos que pueden recoger con y de los terminales móviles como es su posición, movimiento, etc, puede ser tratados por los centros de emergencia para controlar el avance de la epidemia. ESt además puede ser utilizado como un sistema de alerta temprana y de coordinación de todas las asociaciones implicadas en la contención del virus.

 

Normas