El calzado estuvo de pruebas en el mercado japonés

Callaghan lanza al mercado un innovador zapato sin tacón

La empresa riojana expande su marca por China e Italia y planea entrar en Marruecos y Chile.

El director ejecutivo de Hergar, Basilio García, con un par de su nuevo modelo de zapatos.
El director ejecutivo de Hergar, Basilio García, con un par de su nuevo modelo de zapatos.

Un dedo cabe donde normalmente está el tacón. Con este diseño se presenta el último zapato de Callaghan que comenzó ayer a venderse en España. El director ejecutivo de la marca riojana, Basilio García, muestra con orgullo su último invento, Up. Un calzado que, según él, permite una pisada más cómoda para el talón.

El nuevo diseño llega en pleno proceso de expansión de la empresa familiar que naciera en los años 60 en Arnedo (La Rioja). Hergar, que engloba a marcas como Callaghan o Gorila, ha abierto 35 tiendas con marca en China, mientras prepara las primeras en España.

Up es un calzado que pesa, con un aspecto distinto de un zapato normal, y con materiales distintos. Su precio es de 129 euros. La idea surgió en la fábrica que tiene Hergar en la localidad riojana. “Todo sale de nuestro equipo de 14 diseñadores”, explica García con uno de los zapatos en la mesa. Cada producto se idea y se produce en Arnedo.

El nuevo modelo forma parte de la gama Adaptation, en los que Callaghan lleva trabajando desde hace 10 años. Esta línea de calzado adapta la planta del zapato al movimiento del pie al andar y a su ensanche al pisar, que García calcula que está en torno a los ocho milímetros.

Por el momento no hay más que para hombres, pero la empresa espera poder ofrecerlo también para mujer. Este calzado llega a España después de haber sido testado en Japón y en Italia. “Queríamos un producto que tuviera un nivel de imagen por encima del nivel de Callaghan”, comenta el director de la empresa.

La compañía ha registrado la patente del producto y por el momento no teme que pueda copiarle porque es “muy complicado” lograr el mismo diseño con los mismos materiales. Aunque ayer comenzó su comercialización en España, ya fue presentado en la última edición de la Madrid Fashion Week, antigua Pasarela Cibeles.

El director de la empresa pone la clave en la investigación con nuevos materiales y en un mejor diseño para conseguir una diferenciación respecto a sus marcas competidoras.

No han sido años fáciles para la compañía, que se ha visto afectada por la caída del consumo. “La caída en la Bolsa no la notas, pero si el consumo baja un 0,1%, pierdes casi un punto de ventas”, afirma García. El hijo del fundador, que ahora lleva la empresa con sus hermanos, afronta con optimismo el futuro. “Cuando esto se recupere no va a tener nada que ver con lo que había antes, habrá mejores competidores y mayor competitividad”, defiende.

La crisis ha venido acompañada, en el caso de Hergar, por una expansión hacia nuevos mercados. En concreto, China e Italia han sido las grandes apuestas. El país asiático ha sido un movimiento complejo según explica García. Allí se han encontrado con la dificultad de encontrar un socio de confianza.. “Es un mercado muy interesante pero muy difícil”, comenta.

Italia es el otro mercado en el que tiene puesto el foco la empresa. Allí también han abierto tiendas propias y esperan estar dentro de unos años “entre las cinco o seis marcas más importantes”. Tras él, Marruecos y Chile son los lugares que Hergar tiene en el punto de mira.

Hoy en día, el 30% de las ventas de la compañía provienen del exterior. El año pasado facturaron 26 millones de euros y para éste esperan subir esa cifra en un “5% o 6%”, según calcula el director ejecutivo.

A la venta en tiendas propias o multimarca, hay que añadir el canal de venta online que le sirve para darse a conocer en otros mercados. “Es más importante de lo que pueda parecer”, explica García.

La plantilla de Hergar en Arnedo es de 140 personas. Durante la crisis no han emprendido ningún ERE ni reducción, pero ahora que las cosas mejoran ligeramente, no se plantean aumentarla. “Necesitamos una estructura flexible”, explica García. Como sus zapatos.

La Rioja, una potencia española en calzado

Basilio García es, además de director ejecutivo de Hergar, presidente de Asociación de Industrias de Calzado y Conexas de La Rioja (AICCOR). La región del norte de España es uno de los principales focos de producción de zapatos del país junto con Alicante o Baleares. Cuenta 129 empresas, un 4,03 % más que en 2013; y ocupa a 2.728 personas. Los productores de la comunidad exportan el 44% de sus productos al extranjero lo que supuso en 2013 unos ingresos de 168 millones de euros.

La asociación que preside García lleva trabajando desde 1978 por el desarrollo de las empresas y de los profesionales del sector riojano del calzado y afines. Desde 2007, cuenta con del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR) en Arnedo.

En esta localidad aglutina el 80% de la producción de calzado de la Rioja. Allí tienen su sede marcas tan reconocidas como Fluchos, Callaghan o Chiruca. La población, además de fábricas, cuenta con outlets de zapatos que son muy visitados. García explica que la convivencia entre tantas marcas es “mejor de lo que se podría esperar”, aunque admite que hace 20 años no era tan sencilla.

Callaghan fue creada en los años 80 y casi desde el principio se pensó en la posibilidad de vender en tiendas propias. Sin embargo, no ha sido hasta ahora que la marca ha dado el paso.

Logroño y, el mes que viene, Pamplona son las dos primeras ciudades que cuentan con establecimientos de Callaghan. “Somos un producto muy técnico, necesitamos dependientes que lo conozcan bien para venderlo”, explica. Estas son las dos primeras localidades de sus planes de expansión por todo el país.

La marca riojana espera aplicar en España las lecciones que han aprendido en el exterior. “Abriremos franquicia donde no tengamos una buena pentración”, explica García. Y es que gracias a los canales multimarca y a los grandes almacenes, en algunas regiones ya presentan una buena oferta. Con la creación de nuevas tiendas esperan controlar desde el diseño del producto hasta su venta.