Los ingresos totales descienden un 6,8%

La banda ancha móvil facturó en 3.300 millones, el 20% más

La banda ancha móvil fue el único mercado en el sector de las telecomunicaciones español que en 2013 aumentó su facturación, con unos ingresos generados por conexiones desde teléfonos inteligentes y normales que alcanzaron los 3.312 millones de euros, un 19,7% más que un año antes.

Según un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) divulgado hoy, su demanda se tradujo en un 26,7% más de conexiones durante 2013, hasta los 31,4 millones.

 El tráfico de datos a través de redes móviles subió un 37,9%, hasta los 134.118 terabytes, lo que supuso un promedio de tráfico de 356,3 MB al mes por línea.

A pesar de esos datos el crecimiento de la banda ancha móvil fue “insuficiente” para equilibrar los ingresos por servicios finales que, tras cinco ejercicios consecutivos de pérdidas, ascendieron a 27.273 millones, un 6,8% menos, lo que la CNMC achaca a la fuerte competencia entre los operadores, la bajada de los precios mayoristas regulados y el declive de servicios tradicionales (voz y SMS).

Por volumen de negocio, el mayor descenso fue para la telefonía móvil, un 20% menos, hasta los 7.577 millones, mientras que la fija ingresó 4.191 millones, un 13,3% menos.

 

Los servicios de banda ancha fija, aunque ralentizaron las pérdidas con respecto a 2012, cayeron un 2,2 %, hasta los 3.577,4 millones; y los servicios audiovisuales facturaron un 3,9 % menos, hasta los 3.613,3 millones.

El precio de la telefonía móvil bajó un 21% por el contexto económico y la tendencia al empaquetamiento de servicios.

El gasto medio del paquete cuádruple de telefonía y banda ancha (fija y móvil), el más demandado en 2013, fue de 42,8 euros al mes, frente a los 57,6 euros que costaban en 2012 los servicios fijos por un lado y los móviles por otro.

El precio por minuto de las llamadas desde red móvil descendió un 21% (9,6 céntimos/minuto) en 2013 y en los últimos 10 años acumula una caída superior al 55%, mientras que el precio de las llamadas desde red fija con destino red móvil cayó el 16,4 % (11,14 céntimos/euro).

En 2013 hubo “récord” de portabilidades: 6,8 millones en móvil y 1,9 millones en fija, mientras que en el segmento residencial el 17,2% de los encuestados declaró haber cambiado.

Respecto a los paquetes cuádruples (voz y banda ancha fija y móvil) aumentaron en 4,1 millones, hasta los 5,2 millones.

Por primera vez, superaron ampliamente la cifra de los paquetes dobles de telefonía y banda ancha fija, el más contratado hasta 2012 y que perdió 3,4 millones.

En 2013 de los 31,4 millones de líneas con conexiones de banda ancha móvil (un 26,7 % más), 29,4 millones correspondieron a teléfonos móviles y terminales inteligentes, con un incremento del 32,2%.

Por el contrario, las líneas exclusivas de datos (USB, datacards) disminuyeron hasta los 2 millones.

La banda ancha fija tuvo 725.069 nuevas conexiones, hasta los 12,2 millones (26,2 líneas/100 habitantes). Los operadores móviles virtuales (OMV) lideraron la captación de nuevos clientes, con 1,7 millones de líneas en el año, seguidos de Orange y Yoigo, frente al descenso de Movistar y Vodafone.

El mercado de servicios audiovisuales facturó 3.613 millones de euros (excluyendo subvenciones), un 3,9% menos que en 2012, la cifra más baja en diez años. Los ingresos de las televisiones de pago (1.715,2 millones, el 1,8% menos) superaron a los de las que emiten en abierto (1.579,7 millones, un 5,2 % menos, la cifra más baja desde el 2000)

A finales de 2013, se registraron un total de 3.939.669 abonados a servicios de televisión de pago, un 5,7% menos.