Las telefónicas tienen que devolver el dinero, a raíz de un expediente de AECOSAN

Tarjetas prepago de móvil: ¿Cómo puedo recuperar el saldo?

Tarjetas prepago de móvil: ¿Cómo puedo recuperar el saldo?

Recuperar el saldo no gastado de su propia tarjeta prepago es por fin posible. Por primera vez en España los consumidores tienen la oportunidad de pedir el reembolso del dinero que queda en estas tarjetas cuando no se haga una recarga en el plazo establecido por el operador o no se realice un consumo mínimo. Según ha informado el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad el 30 de septiembre, las compañías telefónicas ya no pueden quedarse con el saldo no gastado.

En conversación con Cinco Días, fuentes de Vodafone han asegurado que los clientes que deseen recuperar su saldo tendrán que presentar una solicitud en una de las tiendas propias de la compañía e incide en que la demanda no podrán aceptarla los puntos de venta franquiciados. De momento, Vodafone no puede ofrecer más detalles sobre el proceso de devolución porque, de acuerdo con las fuentes consultadas, éste no está implementado aún.

Por su parte, Orange hace saber que a partir del 1 de septiembre el cliente puede dirigirse al Centro de Atención al Cliente de Prepago, al número gratuito 1470. Una vez se hayan hecho las comprobaciones pertinentes, puede escoger la alternativa que estime más conveniente: o traspasar el saldo no gastado a otra línea que pudiera tener activa en Orange, o recibir el dinero mediante transferencia bancaria en un plazo máximo de 15 días. Eso sí, desde la compañía señalan que el plazo en el que el cliente tiene que reclamar el saldo no gastado es de un mes a partir de la fecha de expiración de la tarjeta.

Quien parece haberse adelantado en este asunto es Movistar. “Desde agosto del año pasado hemos implantado esa operativa y estamos devolviendo a los clientes que lo solicitan el importe de saldo caducado, una vez completados los plazos establecidos de validez, es decir 6 meses”, señalan fuentes de la telefónica. “Es necesario que el cliente lo solicite –a través del 1004– que se identifique, que nos indique la línea y se procede a integrar la cantidad de saldo retraído en su momento. La devolución es en su cuenta bancaria, para lo que el cliente debe pedirlo por escrito y aportar los datos correspondientes a su cuenta para hacerle la transferencia. En todos los casos, antes de proceder a la devolución se le consulta al cliente por si prefiriera reactivar la tarjeta y su saldo”, añaden.

El expediente de la Agencia Española de Consumo

Para obtener el compromiso de las operadoras a no quedarse con los saldos no gastados, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) inició un expediente en marzo de 2013, “tras la consulta de una Comunidad Autónoma”, señala la nota de prensa del departamento que dirige Ana Mato.

El procedimiento evidenció que todas las operadoras se quedaban con el saldo si el usuario no efectuaba una recarga y el número telefónico se cancelaba. Al entender que esta cláusula es abusiva, dado que la compañía cobra por un servicio que no presta, la AECOSAN requirió a las operadoras que la suprimieran de sus condiciones generales de contratación.

Varias compañías accedieron al requerimiento mientras se advirtió aquellas que no corrigieron sus contratos que la Abogacía del Estado interpondría “una acción de cesación para obtener del tribunal la declaración de abusividad de la cláusula”, se lee en el comunicado. “En los últimos meses se ha conseguido que fuera retirada por todas, por lo que ya todos los operadores de telefonía que operan en España dan al consumidor la posibilidad de recuperar sus saldos antes de cancelar el número”.

No es la primera vez que Consumo logra corregir una práctica de los operadores que no considera lícita. Por el pasado obligó a todas las compañías telefónicas a informar a los usuarios del precio completo, IVA incluido.