Inaugura en Texas la NTE

La autopista flexible, fórmula de Ferrovial contra los atascos

Directivos de Ferrovial, Meridiam y distintas autoridades locales inauguraron el sábado la autopista NTE de Texas.
Directivos de Ferrovial, Meridiam y distintas autoridades locales inauguraron el sábado la autopista NTE de Texas.

Managed Lanes, Texpress o carriles dinámicos. Así llama Ferrovial a su solución para evitar la congestión de la autopista urbana North Tarrant Express (NTE), de 21,4 kilómetros en el área metropolitana de Dallas Fort Worth, en el corazón de Texas (EE UU). A la vía de tráfico libre se le han incorporado otros cuatro carriles, dos por sentido de la circulación, en los que el conductor paga por circular. El incentivo: la garantía de que transitará a un mínimo de 50 millas por hora (unos 80 kilómetros por hora). Una velocidad que no está nada mal para una infraestructura que roza los 200.000 vehículos diarios, convirtiéndose en uno de los corredores más saturados de Estados Unidos: “La NTE está por encima de la carretera de la Coruña a su entrada en Madrid, que tiene unos 160.000 usuarios por día”, explica Belén Marcos, directora de la concesionaria de la NTE.

Ferrovial, que opera la infraestructura a través de la filial Cintra, anima a los usuarios a pasar por su nueva autopista (la tiene en concesión durante 52 años a contar desde la adjudicación en 2009) con precios bajos cuando la intensidad también lo es. Y sube tarifas conforme espesa el flujo de vehículos. Con ello desincentivará el uso y devolverá fluidez al tráfico. De hecho, el Departamento de Transportes de Texas puede sancionar a la concesionaria si no aplica el sistema de tarifas flexibles con eficacia.

La compañía habla de autopista de “última generación”. Y su presidente, Rafael del Pino, agradeció a las autoridades de Texas en la inauguración celebrada el sábado la capacidad innovadora y la apuesta por la colaboración público-privada, que es la que ha permitido una iniciativa como esta. Junto al empresario español estaban máximos responsables del fondo Meridiam, socio de relevancia en la concesión.

Las barreras no existen en la NTE. Es una empresa denominada NTTA, autorizada por el departamento de Transportes, la que se encarga de gestionar el cobro a través de la identificación de matrículas o cuando el vehículo lleva instalado un transponder y pasa bajo los pórticos que jalonan la carretera.

Financiación ajena a la banca comercial

Los tres socios en la NTE son Cintra (56,7% del capital), Meridiam (33,3%) y el fondo Dallas Police and Fire Pension System (10%). El proyecto ha utilizado cuatro fuentes de financiación: una emisión de bonos Private Activity Bonds, un crédito TIFIA de largo plazo, otorgado por el Departamento de Transportes de EEUU, y las aportaciones de los socios y el Departamento de Transportes de Texas.

La inversión ha alcanzado los 2.100 millones de dólares y en la construcción y equipamiento Ferrrovial ha contado con la participación de empresas españolas: Prointec llevó a cabo la asistencia técnica; Atesvi ha fabricado las vigas de hormigón; Ferruser ha estado relacionada con los firmes, e Indra y GMV han vestido de tecnología la gestión de esta carretera.

La obra ha finalizado con 9 meses de adelanto sobre el calendario comprometido, lo que permite a Ferrovial ganar plazo de explotación. Y las expectativas de mercado son prometedoras: tras las caídas de 2007 y 2008, el tráfico en Texas crece un 3% anual y la población del área de Dallas y Fort Worth lo hace otro 3% (en 180.000 personas al año). “Las cuotas de tráfico ya se había recuperado en Texas en 2010 hasta niveles precrisis”, afirma Nicolás Rubio, director general de Cintra USA.

El consejero delegado del grupo, Íñigo Meirás, recuerda que la obra ha tenido como principal complejidad el hecho de tener que mantener el tráfico en la infraestructura mientras su empresa la modernizaba: “Hemos efectuado 10.000 cambios de tráfico”, recuerda. La constructora ha sustituido 80 puentes y se arriesgaba a penalizaciones de hasta 75.000 dólares por cada hora de corte de un carril en momentos de máxima congestión. Toda una amenaza para afinar en la coordinación de los trabajos.

Un entorno de peso económico

El eje Dallas/Fort Worth es la sexta área metropolitana más rica de Estados Unidos y la décima del mundo. Más de 10.000 empresas tienen su sede social en la zona, entre ellas algunas de las mayores corporaciones de Estados Unidos, como American Airlines, Exxon Mobil, AMR Corporation, Electronic Data Systems/EDS, JC Penney, Kimberly-Clark, entre otras.

La construcción, a lo largo de cuatro años, ha merecido hasta 26.000 puestos de trabajo directos e indirectos. Y otro de los hitos que destaca la dirección de Ferrovial es la obtención de financiación a través de bonos desde el mismo momento de arranque de las obras.

La previsión es que la NTE facture unos 100 millones de dólares anuales ya en 2020, mientras la conservación y mantenimientos se llevará unos diez millones por ejercicio.

En el corte de la cinta Del Pino fue acompañado por buena parte de la plana mayor de su empresa. Estaban en Texas el consejero delegado de Ferrovial, Íñigo Meirás, el responsable de Cintra, Enrique Díaz Rato; el jefe de Ferrovial Agromán, Alejandro de la Joya, o los primeros ejecutivos de la filial texana Webber, entre otros.

Estados Unidos es más que un mercado estratégico para Ferrovial. Su concesionaria, Cintra, ha invertido cerca de 10.400 millones de euros allí. La compañía está desarrollando actualmente la LBJ Express, que está al 85% de grado de ejecución, y la ampliación de la propia NTE, ambas en Texas; y opera las autopistas Chicago Skyway, Indiana Toll Road y SH130. Recientemente, fue seleccionada para llevar a cabo el diseño, construcción, financiación, operación y mantenimiento de la ampliación de la autopista I-77 en Carolina del Norte. Además, Ferrovial Agromán se adjudicó el diseño y construcción y de la US 460 en Virginia.

Así funciona la autopista de nueva generación

Ferrovial ha instalado centenares de sensores a lo largo de la autopista NTE para tener información continua sobre la densidad de tráfico, condiciones meteorológicas, etcétera. Con ello, puede reajustar las tarifas cada cinco minutos. A más vehículos, será más caro incorporarse a la autopista, mientras en horas de escasa ocupación las tarifas más bajas son las encargadas de atraer clientes.

Los precios de peaje se anuncian con anticipación de las entradas a los carriles de pago para que los usuarios tengan tiempo para decidir si utilizan los managed lanes u optan por los carriles de uso general de la autopista.

La NTE también está sirviendo como modelo de colaboración público-privada para otros proyectos en Texas y otros estados, dice Ferrovial.