Asegura que es la primera operadora en lanzar el servicio LTE Advance en España

Telefónica despliega el 4,5G en Madrid y Barcelona

Tienda de Telefónica en Gran Vía, en Madrid.
Tienda de Telefónica en Gran Vía, en Madrid.

Telefónica ha empezado a desplegar en Madrid y Barcelona la nueva tecnología LTE-Advance, que permite mayores velocidades para los datos móviles. La operadora explicó en un comunicado que desde ayer ofrece a sus clientes de ambas ciudades las nuevas velocidades de bajada y subida de datos móviles que llegan a duplicar a la de las actuales 4G. Concretamente, el LTE Advance, evolución de la actual cuarta generación móvil, permite velocidades de bajada de hasta 300 megas, el doble de los 150 megas que ofrece la tecnología LTE.

La teleco precisó que los clientes de Movistar de Barcelona y Madrid que tengan el terminal preparado podrán disfrutar de mayores velocidades e indicó que esta nueva tecnología se irá extendiendo a las principales capitales españolas hasta final de año para desarrollarse “ampliamente” en 2015, con la disponibilidad de la banda de 800 MHz.

Según aclaró la operadora que preside César Alierta, la tecnología 4G o LTE “evoluciona“rápidamente” y en su segunda oleada de “funcionalidad mejorada” proporciona “prestaciones muy innovadoras” como es la agregación simultánea de espectro de diferentes bandas hacia un mismo terminal.

“Con ello se hace posible ofrecer mayores velocidades de transferencia en descarga, que pueden llegar en el caso de Telefónica, que dispone de espectro en 1800 MHz y en 2600 MHz, hasta 300 Mbps”, añadió. Esta nueva tecnología, apuntó la operadora, se desarrollará ampliamente a partir de la disponibilidad de la banda de 800 MHz en enero de 2015 dentro del nuevo plan de reparto del denominado “dividendo digital”.

Telefónica destacó que allí donde existe LTE Advance, el servicio mejora no solo para los clientes que tengan terminales ad-hoc, sino también para todos los demás clientes de Movistar, pues los dispositivos preparados para soportar el LTE avanzado liberan, gracias a la eficiencia de esta tecnología, capacidad para el resto de terminales, con un incremento de la banda ancha disponible.

“Todos los clientes de Movistar, en mayor o menor medida dependiendo de su terminal, disfrutarán de este avance tecnológico de última generación”, insistió la teleco.

Vodafone España también anunció el pasado mes que llevará a cabo el despliegue comercial de LTE Avance a partir de octubre en Madrid, Barcelona y Valencia y lo extenderá progresivamente al resto de ciudades. Y Orange, que ya ha desplegado la tecnología en Toulouse y Estrasburgo y pronto lo hará en París, ha iniciado las pruebas en España.