“Me importa tanto la cuenta de resultados como la forma de conseguirlos”

Botín quiere convertir Santander en el mejor banco reputacional

Ana Botin, presidenta de Santander
Ana Botin, presidenta de Santander REUTERS

Era su primera reunión con la práctica totalidad de la plantilla desde que llegó a la presidencia de Santander el pasado 10 de septiembre. Ana Botín ha querido que una de sus primeras reuniones fuera explicar su proyecto a los empleados del grupo. El escenario fue el auditorio de la Ciudad Financiero del grupo en Boadilla del Monte (Madrid). Botín, acompañada del consejero delegado, Javier Marín, fue muy clara en sus mensajes. Pretende transformar por completo Santander, pero no dando un giro a su estrategia de banca comercial, sino a su reputación y forma de operar con el cliente.

“El banco no puede estar expuesto al riesgo reputacional que supone defraudar a la sociedad”, afirmó Botín ante los 1.200 empleados que estaban ayer presentes en el auditorio y a otros 20.000 que se conectaron vía internet desde distintos países en los que Santander tiene presencia.

“No podemos defraudar a la sociedad”, añadió la presidenta. Estos mensajes, que se encuentran en la misma línea de los que había insistido Marín desde que fue nombrado número dos, pretenden alejar por completo del banco la mala reputación social alcanzada por las entidades financieras durante los casi siete últimos años de crisis.

Para conseguir su objetivo la banquera incidió varias veces en la necesidad de transformar el modelo del banco para pasar de ser una entidad de venta de productos a ser un banco de clientes. Quiere erradicar así la potencial venta de productos complejos a los clientes particulares como ocurrió en los últimos años por parte de la banca tanto española como internacional. Animó así a la plantilla a estrechar la relación con los clientes y a ser conscientes del impacto en la sociedad de una entidad que haga las cosas bien. “Me importa tanto la cuenta de resultados como la forma de conseguirlos”, subrayó. El valor de un banco se basa en lo estrecha y lo duradera que sean sus relaciones con el cliente, al que hay que apoyar para hacer realidad sus proyectos, declaró. Y recalcó que aspira a que el Santander sea el mejor banco para empleados, clientes, accionistas y el conjunto de la sociedad”.