N+1 prepara la estructura del banco para abordar la operación

BMN estudia sacar a Bolsa un 25% del capital en marzo de 2015

Carlos Egea, presidente de BMN
Carlos Egea, presidente de BMN

BMN es la única de las antiguas cajas de ahorros que queda con capital público que aún no ha hecho movimientos para que el Estado comience a salir de su capital. De hecho, es, junto a Bankia, las únicas entidades que quedan con fondos del Estado.

La entidad que preside Carlos Egea tiene hasta el año 2017 para su privatización, aunque tanto Bruselas como el Gobierno español consideran conveniente que se inicie su normalización lo antes posible, y eso es en 2015.

BMN, cuyo principal accionista es el FROB con el 65% de su capital, tenía previsto acelerar su salida al mercado, con la incorporación este mismo año de inversores institucionales a su capital para que controlasen en torno a un 10%. Esta operación marcaría el inicio de su privatización y sería el revulsivo que buscaba para salir a Bolsa a finales de este mismo año si era posible.

Las conversaciones, sin embargo, no han llegado a buen puerto aún, pese a llevar ya varios meses de conversaciones. Ante ello, el proyecto actual de BMN y del FROB –como es lógico– pasa por salir a Bolsa durante el primer trimestre de 2015, explican fuentes del mercado.

El objetivo ahora es realizar una colocación del 25% en el mercado, destinada a inversores institucionales principalmente, pero no se ha descartado por completo la idea de abrir el capital también a inversores minoritarios, explican las mismas fuentes. Aún no ha contratado al banco de inversión que llevará a cabo la operación de su colocación. N+1, no obstante, ya ha iniciado trabajos en el banco para preparar la estructura de la entidad para abordar su futura venta parcial en el parqué.

El proyecto, aún en fase muy incipiente, pasa porque este 25% a colocar del banco proceda en una parte del capital del FROB y en otro menor del 35% que pertenece a las cajas de ahorros fundadoras de la entidad.

BMN tiene su origen en las cajas de Murcia, Granada y Sa Nostra.

Carlos Egea siempre ha defendido que el banco devolvería todas las ayudas que ha recibido del Estado “sin agotar los plazos” otorgados por Bruselas para realizar esta privatización. BMN recibió en total 1.600 millones de euros. Bankia y BMN fueron los dos únicos bancos nacionalizados que el FROB no ha sacado a subasta para devolver las ayudas. El objetivo es recuperar este dinero con colocaciones parciales de su capital. Bankia sacará al mercado previsiblemente en noviembre otro paquete de acciones.