Será la primera ‘teleco’ de móviles del país germano

Telefónica Alemania cierra la compra de E-Plus y promete altos dividendos

Eleva la presión sobre Deutsche Telekom y Vodafone.

El presidente de Telefónica, César Alierta. Ampliar foto
El presidente de Telefónica, César Alierta. EFE

Paso de trascendencia de Telefónica en su reposicionamiento europeo. La operadora comunicó este miércoles que ha cerrado la compra de E-Plus, filial germana de KPN, en una operación valorada en cerca de 8.600 millones de euros.

La operadora aseguró que la compra convertirá a su filial teutona en la principal operadora móvil de Alemania, con 41 millones de líneas, con un total de 48 millones de accesos al sumar la telefonía fija. Un posicionamiento que permitirá a Telefónica Deutschland, que tendrá unos ingresos anuales próximos a 7.900 millones, elevar la presión sobre sus grandes rivales Deutsche Telekom y Vodafone.

En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Telefónica ha indicado que mantendrá una participación accionarial del 62,1% en la nueva Telefónica Deutschland (antes de la transacción tenía un 76% del capital), mientras que KPN tendrá un 20,5%.

El grupo español indicó que la operación generará una significativa creación de valor, que se traducirá en unas sinergias estimadas de más de 5.000 millones de euros, derivadas de los ámbitos de la distribución, atención al cliente e integración de redes móviles.

La operadora destacó que gracias a estas sinergias se podrá ofrecer valor añadido a los accionistas. En este sentido, Telefónica Deutschland aseguró que quiere seguir beneficiando a los inversores con atractivos dividendos.

En este sentido, Telefónica Deutschland ha sido unas de las grandes generadoras de caja para el grupo español. En 2013 y 2014, la filial ha abonado 500 y 525 millones de euros en dividendos. De ellos, cerca de 780 millones fueron percibidos por Telefónica dada su posición de accionista de referencia.

Esta generación de caja de Telefónica Deutschland también favorece a KPN. Ayer, una vez cerrada la operación, anunció un dividendo interino de 0,02 euros por acción. Para 2014 prometió retribuir al accionista con 0,07 euros por título.

Lo cierto es que Telefónica se ha movido con rapidez en el proceso de consolidación. Y es que a la compra de E-Plus se une la adquisición de la brasileña GVT.

La compañía que preside César Alierta culmina así un proceso que le ha llevado a salir de países periféricos como Irlanda, República Checa o Eslovaquia, para concentrar su actividad en grandes mercados como Alemania, Brasil, Reino Unido y España.

La nueva cúpula en el país asume el mando

Con la compra de E-Plus, la nueva Telefónica Deutschland estrena su nueva cúpula directiva, que estará encabezada por Thorsten Dirks, hasta ahora consejero delegado de la antigua filial de KPN. Markus Hass y Rachel Empey seguirán como responsables de Operaciones y Finanzas, respectivamente. Ambos han estado al mando de la empresa de forma interina desde principios de año, cuando el anterior delegado, René Schuster, dejó el grupo.

En sus manos va a estar la gestión de las actividades de Telefónica en el país, que va a pasar el tercero del grupo en aportación de ingresos por delante de Reino Unido. En 2013, aportó el 8,6% del volumen de negocio de la teleco española, si bien, de incorporarse E-Plus, habría supuesto más del 13% de los ingresos.

En términos operativos, Dirks defendió que la empresa tomará parte en la digitalización de la sociedad, que está generando un cambio en la industria de las telecomunicaciones.