Antonio Garrigues es nombrado presidente de honor del despacho de abogados

Fernando Vives asume la presidencia ejecutiva de Garrigues

Fernando vives, nuevo presidente ejecutivo de Garrigues.
Fernando vives, nuevo presidente ejecutivo de Garrigues.

Fernando Vives, socio director del despacho de abogados Garrigues, es desde este miércoles, día 1 de octubre, su presidente ejecutivo en virtud de un acuerdo adoptado por la Junta General de Socios, según ha comunicado el bufete. Asimismo, Antonio Garrigues, tras cumplir 80 años, abandona su condición de socio y es designado presidente de honor de la firma.

Fernando Vives, que asume ahora la presidencia ejecutiva, es socio director de Garrigues desde el ejercicio 2010. Cuenta con más de 25 años de experiencia en el despacho, ocho de los cuales como responsable del área de Derecho Mercantil. Además de la gestión del despacho, ejerce su actividad profesional como experto en gobierno corporativo, mercado de valores, derecho societario, fusiones y adquisiciones, capital riesgo, derecho bancario y financiero y derecho de los seguros.

Los estatutos vigentes establecían la edad de 80 años para la desvinculación profesional del bufete de Antonio Garrigues (los cumplió el pasado 30 de septiembre); sin embargo, la Junta —máximo órgano de deliberación y decisión de la firma— acordó otorgarle la presidencia de honor. Antonio Garrigues seguirá como presidente de la Fundación Garrigues.

"La aportación de Antonio Garrigues, tanto a nuestro despacho como al mundo jurídico, ha sido enorme. Su labor es única e insustituible", ha señalado Fernando Vives. "Todos los socios le agradecemos y reconocemos su generosidad, como quedó demostrado en la Junta, donde el acuerdo fue tomado por unanimidad".

El nuevo presidente de honor de Garrigues ha agradecido a los socios este reconocimiento y ha asegurado que no solo seguirá colaborando con los socios de la firma "en todo aquello que consideren oportuno", sino que quiere hacer también "otras cosas".

La Junta, en la misma reunión, aprobó la reelección de Ricardo Gómez-Barreda como senior partner de Garrigues por un nuevo periodo de cuatro años.