En España hay más de 17 millones de mascotas en los hogares

¿Qué ahorro te proporciona tener tu mascota asegurada?

¿Qué ahorro te proporciona tener tu mascota asegurada?

Contar con una mascota en la familia es una gran decisión y una gran responsabilidad. El dueño no solo se responsabiliza del animal en sí, sino que también lo hace todo aquello que haga. En España en 2013 había más de 17 millones de mascotas (entre perros, gatos, pájaros, peces y otros) según el censo de mascotas que maneja ANFAAC (Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía), animales que se convierten en un miembro más del hogar y a los que hay que proteger y cuidar.

En ocasiones asegurar a la mascota no es una opción, sino que se convierte en una obligación marcada por la normativa vigente de cara a la protección de terceros. Es el caso de los perros catalogados como potencialmente peligrosos (ppp), de los que no pertenecen a las razas especificadas como “ppp” pero que por su fisionomía también requieren obligatoriamente de un seguro y es también el caso de todos aquellos perros que se encuentren en la Comunidad de Madrid y en el País Vasco. Todos ellos deberán contar con una cobertura de Responsabilidad Civil que no podrá ser inferior a 120.000 euros.

Pero además de una obligación para los casos anteriores, contratar un seguro para el animal de compañía en cuestión, puede ser un acto de responsabilidad y concienciación. Es necesario destacar que al hablar de mascotas se trata de una referencia a animales de compañía comunes, es decir, generalmente perros y gatos. Pero ¿qué coberturas suelen tener los seguros para mascotas y qué ahorro suponen?

Existen muchos tipos de coberturas en un seguro para mascotas, desde la más básica que es la que cubre daños ocasionados a terceros (Responsabilidad Civil) hasta las que cubren daños propios del animal (accidentes, veterinario, asistencia…).

  • ¿Cubren el veterinario? El seguro de mascotas que solo contemple Responsabilidad Civil, no incluirá los gastos derivados del veterinario, por lo que el dueño deberá sufragar los gastos en cada visita. En cambio, con una cobertura de asistencia veterinaria, estos gastos que son aleatorios sí los cubre el seguro. Además se puede acudir a cualquier veterinario (generalmente), ya que con la factura la aseguradora reembolsará el importe, aunque existen aseguradoras que cuentan con centros veterinarios asociados en los que no hay que adelantar el coste de la atención veterinaria. También existen otro tipo de coberturas como por ejemplo estancia en residencia, sacrificio o muerte por accidente que pueden ser contratadas.

  • ¿Cubren las vacunas? Este aspecto no es posible ahorrárselo a través de un seguro. Un seguro de mascotas cubre cualquier contingencia aleatoria que le ocurra al animal o que provoque, no aquella que está programada como son las vacunas. Lo que sí cubre es el asesoramiento sobre las vacunas ya que entra dentro de la asistencia veterinaria.
  • Cobertura asistencia legal. Incluso hay compañías que incluyen una cobertura de asistencia legal en caso de que se produzca algún percance y tener que acudir a un proceso judicial.

Con un seguro de mascota es posible conseguir un ahorro en gastos de veterinario y en posibles indemnizaciones en caso de que el animal genere algún conflicto, además de producir un ahorro en preocupaciones, ya que se sabrá que una compañía aseguradora también velará por la mascota. El precio del seguro variará en función del tipo de mascota, de las coberturas que se elijan, del lugar en el que el animal resida, de la raza, de la edad… También es importante tener muy claro qué incluye la póliza y qué excluye, de cara a no llevarse a engaños en el momento en el que se necesite hacer uso del seguro.

Cobertura con el seguro de hogar

Hay ocasiones en las que el seguro de hogar contempla una cobertura de Responsabilidad Civil para mascotas. Esta cobertura puede resultar demasiado básica para quien quiera un seguro más completo o bien puede ser suficiente para quien quiere asegurar al animal de cara solamente a terceros. Por tanto, es importante cerciorarse de si la póliza del seguro de hogar contempla la posibilidad de incluir a la mascota, ya sea con un coste añadido o bien sin aumentar la prima anual. Si el seguro de hogar no contempla esta posibilidad, lo más indicado será contratar un seguro específico para mascotas que incluirá generalmente mayores coberturas.