Enterrado en el cementerio de San Isidro

Políticos, empresarios y famosos dan el último adiós a Boyer

Isabel Preysler, a su llegada al tanatorio San Isidro de Madrid a su llegada al tanatorio donde se encuentra su marido, el exministro Miguel Boyer, fallecido el lunes a los 75 años. Ver fotogalería
Isabel Preysler, a su llegada al tanatorio San Isidro de Madrid a su llegada al tanatorio donde se encuentra su marido, el exministro Miguel Boyer, fallecido el lunes a los 75 años. EFE

El ex ministro socialista Miguel Boyer ha sido enterrado en el cementerio de San Isidro “en la más estricta intimidad”. En torno al mediodía Isabel Preysler y su hija Ana Boyer han llegado hasta el tanatorio Parque San Isidro. Este martes, han continuado las visitas, entre otros de Alfonso Díez, esposo de la Duqesa de Alba, y Enrique Solís.

Desde el día del fallecimiento, plíticos, empresarios y numerosos personajes conocidos de la crónica social se han acercado  al tanatorio de San Isidro, en Madrid,  para acompañar a la esposa del fallecido, Isabel Preysler, junto a sus hijas Tamara Falcó y Ana Boyer. Preysler agradeció la presencia a los numerosos periodistas que hacían guardia ante el tanatorio.

El lunes, la familia recibió la visita del actual ministro de Economía y Competitivida, Luis de Guindos, quien dijo de él que fue un hombre que tomó medidas que “modernizaron la economía española”.  También acudió al tanatorio el ex presidente del Gobierno José María Aznar (1996-2004), al que han seguido otros políticos como el ex ministro Rodrigo Rato o el exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez, quien ha recordado a su amigo como alguien muy importante para España. El también exministro socialista Carlos Solchaga ha señalado que no esperaba un acontecimiento así, al tiempo que ha recordado a Boyer como un gran hombre.

El también exministro socialista y antiguo Defensor del Pueblo Enrique Mugica ha recordado la humanidad de Boyer, así como su contribución a la lucha y consolidación de la democracia. 

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado que es “admiradora” de Boyer pese a haber sido su “adversaria” política, al tiempo que ha alabado su labor en el gobierno socialista, cuando tomó medidas liberalizadoras.

Entre los empresarios que han desfilado por el velatorio figuran el presidente de Porcelanosa, Manuel Colonques; el adjunto a la dirección de El Corte Inglés, Manuel Pizarro; el empresario Fernando Fernández Tapias y su mujer, Nuria González, o el abogado Antonio Garrigues Walker.

El presidente de Red Eléctrica, José Folgado, ha destacado que era un “gran hombre” que hizo aportaciones muy importantes, entre ellas desde el consejo de administración de la eléctrica, por lo que ha lamentado “una gran pérdida”.

Otros asistentes han sido el economista Juan Iranzo, la mujer del empresario Alberto Cortina, Elena Cué, y los periodistas Iñaki Gabilondo y José Oneto, así como Luis Alfonso de Borbón y su mujer, Margarita Vargas, Marisa de Borbón y Alfonso de Borbón.

Al tanatorio también se han acercado el padre Ángel, Cari Lapique, mujer de Carlos Goyanes, así como numerosos personajes conocidos de la crónica social.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha dicho hoy en el tanatorio de San Isidro de Madrid, que Boyer fue un hombre que tomó medidas que “modernizaron la economía española”. De Guindos ha acudido al tanatorio sobre las ocho y media de la noche, donde ha permanecido unos 15 minutos para despedir al que fue ministro de Economía durante el primer gobierno socialista. El titular de Economía ha sido uno de las últimas personalidades en acudir al tanatorio

“La profesionalidad, la valía y la vocación de servicio de Miguel merecen hoy nuestro recuerdo y reconocimiento”.

Mariano Rajoy

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha expresado su pésame por el fallecimiento del exministro Miguel Boyer, del que ha destacado la “profesionalidad, valía y vocación de servicio” que demostró tanto en la administración pública como en las empresas privadas en las que trabajó.

En un telegrama enviado a Isabel Preysler, mujer de Boyer, el presidente envía su “más sentido pésame” a la familia y los amigos de quien fuera ministro de Economía, Comercio y Hacienda del Gobierno.

“La profesionalidad, la valía y la vocación de servicio de Miguel, puestas de manifiesto, tanto en los distintos cargos que ocupó en la Administración como en las responsabilidades que ejerció en algunas de las empresas más relevantes de nuestro país, merecen hoy nuestro recuerdo y reconocimiento. Descanse en paz”, añade el presidente.

“Supo hacer una política económica ajustada y necesaria en el momento en el que el Gobierno socialista llegó al poder”.

Carlos Solchaga

El sucesor de Miguel Boyer al frente del Ministerio de Economía, Carlos Solchaga, ha resaltado la figura del político y economista, fallecido este lunes como consecuencia de una embolia pulmonar, y ha aseverado que se trata de una persona “muy importante en la historia de la transición” que contribuyó “con su saber y su esfuerzo” a conseguir que España tuviera una “democracia consolidada”.

 Así se ha expresado el exministro socialista a su llegada al Hospital Ruber Internacional, donde ha permanecido unos diez minutos, intervalo de tiempo en el que ha visitado a Isabel Preysler, y su hija, Ana Boyer.

“La viuda, como es natural, está muy afectada porque además esto ha sido cosa de las últimas horas, de manera que esta misma mañana cuando se ha despertado parecía respirar con tanta dificultad que ha tenido que venir inmediatamente aquí”, ha confirmado Solchaga.

Además, el socialista ha querido destacar de Boyer su gran “formación intelectual” y la contribución que hizo durante los años que estuvo al frente de la cartera de Economía (entre 1982 y 1985) para que España “pudiera modernizarse y avanzar hacia adelante”.

“(Fue) un magnifico economista que supo hacer una política económica ajustada y necesaria en el momento en el que el Gobierno socialista llegó al poder en 1982”, ha manifestado.

“Fue un ministro duro en materia de política económica y social pero eso no me hizo perder mi respeto hacia él”.

Nicolás Redondo

Uno de los grandes adversarios de Boyer en su época de ministro, el entonces presidente de UGT Nicolás Redondo, ha transmitido un “sentido pésame” a la familia de Boyer y ha recordado que, pese a las diferencias en materia económica que mantuvieron cuando era ministro de Economía, Hacienda y Comercio, siempre le ha tenido mucho respeto y le ha tratado con deferencia por su condición y cargo.

Redondo ha destacado la inteligencia de Boyer y su convencimiento frente a su discurso y ha dicho que era un hombre que “no tenía duplicidad” y mantenía su criterio, aunque a lo largo de los años cambiara de convicciones.

“Fue un ministro duro en materia de política económica y social pero eso no me hizo perder mi respeto hacia él, ya que era una persona que conmigo mantuvo siempre el mismo criterio”, ha afirmado, tras recordar que en aquellos años los sindicatos convocaron varias huelgas por la política económica del primer gobierno socialista.

Ignacio Fernández Toxo: “Realizó una apuesta no demasiada acertada por convertir España en un país casi exclusivamente de servicios”.

Cándido Méndez: “Sentó las bases de la liberalización y desarrolló una política muy intensa contra la elevada inflación”.

Toxo y Méndez

También los secretarios generales de CC.OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, han reconocido la trascendencia de la figura de Boyer durante la década de los 80, aunque han criticado su política de privatizaciones en aquellos años.  En declaraciones a los medios, Toxo ha afirmado que “se va una persona que tuvo una gran significación durante un periodo breve como ministro -aproximadamente dos años y medio-- y más luego como intelectual, en la orientación de la política económica y fiscal de España.

Con todo, desde el punto de vista del sindicalismo, Toxo ha señalado que su paso por el Gobierno “tiene sombras”, pues puso en marcha un proceso “muy duro” de liberalización de sectores económicos y realizó “una apuesta no demasiada acertada por convertir España en un país casi exclusivamente de servicios”, lo que supuso la destrucción de parte del tejido productivo y de puestos de trabajo en la industria.

“Pero es el momento de que nos quedemos con la parte positiva”, ha añadido, para recordar también que la expropiación de Rumasa fue en la práctica “un corte con el franquismo”.

Méndez también ha mostrado su “pesar” por el fallecimiento de una persona a la que, según ha dicho, conoció con anterioridad a su etapa como ministro de Hacienda. Sobre su labor al frente de esta cartera, el líder de UGT ha dicho que Boyer “sentó las bases de la liberalización y apertura de la economía española y desarrolló una política muy intensa contra la elevada inflación”, aunque ha matizado que fueron los sindicatos y la patronal los que, con sus acuerdos de negociación colectiva de 1983 y 1984, lucharon de forma más adecuada contra el incremento de los precios.

“Tuvo que lidiar con una situación difícil en los años 80”.

Fátima Báñez

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha reconocido la labor del ex-ministro de Economía, por su contribución a la modernización y apertura de la economía española.

En declaraciones a los medios antes de clausurar la presentación del informe España: Crecimiento con empleo, elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la ministra ha valorado la labor de Miguel Boyer a lo largo de su vida pública.

Ha reconocido a Miguel Boyer por su vocación pública como ministro de Economía de un Gobierno de España y ha recordado que tuvo que lidiar con una situación difícil en los años 80.

Sánchez ha expresado el “reconocimiento” de su partido a la figura de Miguel Boyer.

Pedro Sánchez

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha expresado el “reconocimiento” de su partido a la figura de Miguel Boyer, ex-ministro de Economía y Hacienda durante el primer Gobierno de Felipe González, fallecido hoy en Madrid a los 75 años.

Al inicio de una rueda de prensa hoy en la sede socialista de Ferraz, Sánchez ha comunicado su pésame a la familia de Boyer, así como el reconocimiento del PSOE a la persona del ex-ministro socialista.

“Era, ante todo, un hombre bueno y un gran profesional”.

José Folgado

El presidente de Red Eléctrica de España, José Folgado, ha expresado hoy su pésame por el fallecimiento de Miguel Boyer, a quien ha definido como “un hombre bueno y un gran profesional”.

Durante los cuatro años (2010-2014) en los que Boyer ejerció de consejero en Red Eléctrica, “fue siempre un leal colaborador dentro del Consejo de Administración, distinguiéndose por su interés y seguimiento de los temas prioritarios para la compañía”, afirma Folgado en un comunicado.

“Era, ante todo, un hombre bueno y un gran profesional que, incluso con las dificultades físicas de su enfermedad, en los últimos años y hasta el pasado mes de mayo, continuó trabajando con dedicación y esmero por los intereses de esta compañía”, destaca.

Ha manifestado su deseo de que Boyer descanse en paz “una vez finalizado el tránsito efímero de lo terreno”.

Ruiz-Mateos

El mayor enemigo declarado de Miguel Boyer, el fundador de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, ha lamentado el fallecimiento del ex ministro, al tiempo que ha expresado sus condolencias a su familia, pese al “gran calvario” sufrido por la expropiación de Rumasa.

Tras señalar que “nunca” ha deseado “mal a nadie”, el empresario jerezano ha subrayado el “gran calvario” y la “gran injusticia” que padeció Rumasa, expropiada por el primer Gobierno socialista, en el que Boyer ostentaba la cartera de Economía y Hacienda, el 23 de febrero de 1983.

Pese a ello, Ruiz-Mateos, que también expresó en su día sus condolencias por la muerte del presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha manifestado su deseo de que Boyer descanse en paz “una vez finalizado el tránsito efímero de lo terreno”, al tiempo que ha reiterado su “solemne compromiso” de cumplir con los inversores por “quienes no se ha dejado de trabajar en todo este tiempo”.

Desde que el primer Gobierno socialista expropiara el holding de la abeja, Ruiz-Mateos, que personalizó los agravios sufridos por la firma en la figura de Boyer, protagonizó varias actuaciones estrambóticas con el objetivo de atraer la atención de los medios, entre ellas disfrazarse de Superman o de preso, persiguiendo al exministro de Economía, a quien incluso llegó agredir con su famosa frase “que te pego leche”.