La operadora crea los nuevos contratos Vive, con cuatro modalidades principales

Telefónica lanza una ofensiva en el móvil con la renovación total de sus tarifas

La oferta comercial de Vive parte desde los 11 euros al mes

Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España.
Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España.

Telefónica España quiere recuperar la iniciativa en el mundo de las telecos, sacudido por la compra de Ono por parte de Vodafone y la opa sobre Jazztel lanzada por Orange. Así, la compañía que dirige Luis Miguel Gilpérez ha decidido llevar a cabo una renovación casi total de toda su oferta de contratos para el móvil.

La primera gran decisión de la teleco es la creación de los nuevos contratos Vive, que según la operadora vienen a responder a las necesidades de los clientes al incluir más datos, acceso a la tecnología 4G sin coste alguno y a distintos servicios de valor añadido.

Bajo la nueva oferta comercial, la compañía ha establecido hasta cuatro modalidades de las tarifas Vive, que estarán disponibles para los clientes desde el próximo 1 de octubre, y que parten desde los 11 euros al mes.

Así, Telefónica ha lanzado Vive 11 por la que los clientes pagarán 18,15 céntimos en sus llamadas nacionales, independientemente de la duración puesto que el precio es de 0 céntimos el minuto. Además, por una cuota de 11 euros al mes, los usuarios dispondrán de 800 MB de datos. La empresa señala que los clientes de Movistar Fusión podrán contratar esta tarifa como línea adicional.

La firma ha creado Vive 22, de tal forma que los clientes que la contraten dispondrán de 200 minutos de llamadas nacionales y 1,1 GB de navegación desde el móvil. Según Telefónica, esta modalidad está destinada a los usuarios que quieran controlar el gasto al establecer un bono de minutos. A su vez, Vive 30 ofrecerá al cliente llamadas de voz y SMS ilimitados, junto a 2 GB de navegación por 30 euros mensuales. La teleco señala que esta modalidad se ajusta más al uso habitual de los smartphones.

Finalmente, Movistar ha establecido la tarifa Vive 43, que por 43 euros al mes, otorga al usuario llamadas de voz y SMS ilimitados junto a 4 GB de navegación. Esta modalidad permite el servicio MultiSIM, por el que el usuario podrá hablar o navegar hasta en cuatro dispositivos simultáneamente sin tener que cambiar de tarjeta SIM entre ellos. De igual forma, el cliente que contrate esta tarifa dispondrá de acceso gratuito durante 12 meses a Nubico Premium, el servicio de libros digitales lanzado por Movistar, que tiene un precio mensual de 8,99 euros.

Telefónica explica que las tarifas Vive de contrato móvil no tendrán compromiso de permanencia, y añade que todos los clientes que deseen cambiarse a cualquiera de las cuatro modalidades, podrán hacerlo sin ningún tipo de coste adicional y en cualquier momento.

La operadora indica que los usuarios de las tarifas Vive podrán acceder a un conjunto de servicios de valor añadido. Entre ellas figuran la ampliación de los datos para la navegación desde seis euros al mes. En esta línea, Telefónica comercializa la opción de Datos Compartidos, por la que los clientes podrán unir, sin coste alguno, los datos de las líneas bajo el mismo titular para aprovecharlos al máximo. Además, los usuarios tendrán la opción de contratar el citado servicio MultiSIM, compatible con todas las tarifas Vive, por un precio de 3,63 euros al mes. De igual manera, Telefónica ofrece Nubico a todos los clientes de las tarifas Vive por 7,25 euros al mes (8,99 euros para el resto de usuarios).

Estos movimientos, según Telefónica, coinciden con el segundo aniversario del lanzamiento de su oferta convergente Movistar Fusión, que ya ha alcanzado los 3,5 millones de clientes, y solo unos días después de que la empresa decidiese ampliar los datos móviles de las líneas de los usuarios de Movistar Fusión TV sin incrementar los precios.

Telefónica, en cualquier caso, busca recuperar terreno. Según los últimos datos publicados por la CNMC, la empresa mantenía una cuota en el mercado móvil del 32,55% a la conclusión del mes de junio, frente al 22,72% de Vodafone y el 22,66% de Orange. Unas empresas que ahora se están reforzando con Ono y Jazztel, respectivamente, dos de los grupos más agresivos en el negocio móvil en los últimos dos años.

Ganancia de líneas en el segundo trimestre

Telefónica registró una ganancia neta en el segmento del contrato móvil de 28.000 accesos en el segundo trimestre del año, frente a una pérdida de 102.000 conexiones en el trimestre anterior (sin tener en cuenta la desactivación de líneas M2M). La operadora explicó que era la primera ganancia positiva desde el segundo trimestre de 2011, gracias en este caso por la mejora en el churn (rotación de clientes) y el buen comportamiento de las altas. El segmento de contrato aumentó su peso sobre el total hasta el 79% (tres puntos porcentuales más en el año anterior).

No obstante, la firma tiene mucho trabajo por delante. Así, los ingresos del negocio móvil bajaron un 12,7% interanual en el primer semestre, por el impacto de la eliminación de efectos estacionales y la asignación de ingresos correspondiente a la nueva oferta convergente.