Para "acelerar el desarrollo de su plan de negocio"

Cox construirá un parque solar en Chile y prepara su salida al MAB

El presidente de Cox Energy, Enrique Riquelme.
El presidente de Cox Energy, Enrique Riquelme.

Cox Energy está llevando a cabo las gestiones necesarias para poder entrar a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). La firma, presidida por Enrique Riquelme Vives, confía en que su debut en la Bolsa de las pymes le permitirá acelerar el desarrollo de su plan de negocio.

La energética empezará en próximas fechas a construir un parque fotovoltaico de 1.000 megawatios (MW) de potencia instalada en Chile. Según informa la compañía en una nota, este se convertiría en el mayor de estas características después de finalizar su construcción en el año 2020.

La producción de esta instalación tendrá cuatro fases. La primera de estas supondrá la generación de 300 MW de potencia instalada y una inversión de más de 340 millones de euros. El inicio de su funcionamiento tendrá lugar a finales de este año.

La planta El Sol de Vallenar tendrá una extensión superior a las 2.150 hectáreas y estará situado en el desierto de Atacama en Chile, considerado uno de los lugares con mayor irradiación solar del planeta, por lo que es un punto óptimo para la producción de energía proveniente del sol.

Aspira a ser líder

El presidente de la energética, Enrique Riquelme, afirmó que “la puesta en marcha de El Sol de Vallenar supone para Cox Energy la oportunidad de situarse a la cabeza de las compañías fotovoltaicas que están desarrollando parques en Latinoamérica”. Y añadió que, así, la firma se convertirá en referente en el sector de la energía solar foltovoltaica “con un proyecto en el que las subvenciones no son necesarias para ser rentables”.

Cox Energy está tramitando los permisos y las licencias necesarios para el inicio de las obras del parque, “consolidando lo que supone una ventaja competitiva, ya que obtener la aprobación de un proyecto como este en Chile puede extenderse durante varios años”, destacó la compañía.

El precio de la energía en Chile es uno de los más elevados del mundo, debido a causas geográficas –aislamiento territorial que dificulta la obtención de electricidad– y estructurales. Por ello, el ejecutivo de Michelle Bachelet construirá en los próximos años una nueva línea de transmisión de más de 1.000 MW de capacidad.