Distintas pruebas y condiciones de luz
Así ha evolucionado la cámara desde el primer teléfono de Apple hasta los iPhone 6

Así ha evolucionado la cámara desde el primer teléfono de Apple hasta los iPhone 6

La llegada de los nuevos iPhone 6 está ofreciendo la posibilidad de realizar pruebas que permiten comprobar su potencial y su evolución. Uno de los apartados en donde se aprecia una evolución en los nuevos iPhone es la calidad de su cámara posterior, que ha mejorado de forma considerable desde los primeros teléfonos de Apple. Una comparativa permite ver esa evolución y comprobar la respuesta de todos los iPhone ante distintas condiciones de luz.

Los smartphones se han ido convirtiendo en auténticas máquinas fotográficas según han mejorado sus posibilidades. Los fabricantes han interpretado como una petición de los usuarios la introducción de mejoras fotográficas en cada generación y se han ido perfeccionando las cámaras de los dispositivos. En el caso de los iPhone la evolución es clara y ahora que ha llegado la última generación es interesante comprobar el trabajo de Apple en este campo.

Ha sido la cofundadora de la aplicación Camera+ y reputada fotógrafa Lisa Bettany la encargada de analizar y demostrar los resultados que ofrecen los distintos iPhone lanzados hasta ahora. La comparativa presenta fotografías de todos los modelos de iPhone en igualdad de condiciones, con las mismas condiciones de luz y los mismos objetivos.

Como cabría esperar, los iPhone 6 presentan mejores resultados. Hay que tener en cuenta que el modelo de iPhone original ofrecía una cámara de 2 megapíxeles, mientras que los iPhone 6 cuentan con tecnología iSight y 8 megapíxeles. Más allá de esa diferencia de megapíxeles, los resultados confirman que la principal evolución introducida por Apple ha estado encaminada a conseguir que sus dispositivos ofrezcan buenos resultados en todos los espacios y entornos.

La prueba desarrollada por Lisa Bettany se divide en seis tipos de fotografías. Comienza con una captura de fotografías en Modo Macro, que se centra en detalles muy pequeños. Como modelo la fotógrafa ha escogido un plato con fresas y las diferencias entre los iPhone son notables. Con cada generación se consigue una mayor definición. Los primeros iPhone ofrecen capturas borrosas, mientras que el iPhone 5 y los iPhone 6 pueden presumir de un grado de detalle sobresaliente.

La segunda categoría fotográfica analizada tiene como objetivo comprobar los resultados a contraluz de los distintos iPhone. De nuevo se aprecian importantes diferencias. En este caso la evolución evidente es el trabajo de Apple para conseguir reducir brillos que alteren los colores plasmados. Se trata de una prueba del trabajo con lentes y sensores más allá de los megapíxeles.

Una evolución perceptible

Siguiendo con la comparativa, el tercer aspecto es en el que hay una mayor igualdad. En este caso se comparan los resultados de las cámaras de todos los iPhone en un entorno con luz día natural. De todas las pruebas, esta es la que presenta unos resultados más igualados. Aunque los últimos iPhone parecen algo más nítidos, las diferencias son menores que en el resto de categorías.

En cuarto lugar se comparan los resultados de las cámaras de los iPhone a la hora de hacer retratos. Las diferencias son claras y en este caso se centran en la captación de detalles. Los últimos iPhone son capaces de registrar un mayor número de matices y de nuevo presentan una imagen más nítida con respecto a las generaciones anteriores.

En los dos últimos grupos de fotografías de nuevo aparecen grandes diferencias. La quinta categoría se centra en capturar puestas de sol. Se trata de un tipo de fotografía complicada, en donde los niveles de luz caen y se ofrecen contrastes. Las capturas reflejan como los primeros iPhone tienen dificultades para dar buenos resultados en este campo. Sin embargo, los iPhone 6 sí ofrecen paisajes con detalles y matices, diferenciando claros y oscuros de forma más realista.

En cuanto a la última comparación, destinada a las fotografías con niveles de poca luz, sin duda es donde más diferencias se aprecian. Los iPhone 6 consiguen buenos resultados y eliminan el ruido visual que suele predominar en este tipo de fotografías. Por el contrario, según se aprecian las fotografías de los iPhone de generaciones anteriores se puede ver que los resultados van empeorando.

Normas
Entra en El País para participar