El valor está en pleno proceso de reestructuración de su deuda

Codere pasa de hundirse en bolsa un 20% a caer solo un 3%

Codere se desploma en Bolsa.
Codere se desploma en Bolsa.

Las acciones de Codere han cerrado con una caída del 3,12%, después de llegar a caer más de un 20%, y de llegar a subir incluso un 10%, en su vuelta a cotizar tras anunciar ayer un acuerdo de reestructuración para su deuda y capital. Los títulos de la compañía sufren una elevada volatilidad ante los acuerdos acordados.

Antes del cierre de la sesión bursátil de ayer martes, el organismo presidido por Elvira Rodríguez decidió suspender “cautelarmente” la cotización de Codere, cuyos títulos se desplomaban un 12,33% después de haber llegado a repuntar más de un 10% a lo largo de la jornada.

Codere alcanzó un acuerdo para la reestructuración de su capital y su deuda con sus acreedores, que tomarán un 97,78% del capital, con lo que la participación de los accionistas actuales se verá reducida al 2,22%.

En un hecho relevante remitido a la CNMV, Codere precisó este miércoles que las decisiones adoptadas por el consejo de administración han tomado en consideración, entre otras circunstancias, dos valoraciones independientes que concluyen una valoración de la empresa que, una vez deducida la deuda, resulta que “las acciones carecen de valor económico”.

CODERE 0,09 -27,80%

Según los términos del acuerdo, el grupo de juego privado, que pone así fin a largo periodo negociaciones con sus acreedores que se prolongó hasta en 14 ocasiones, iniciará en la Corte Superior de Justicia de Inglaterra y Gales un procedimiento de 'Scheme of Arrangement', previsto en la Ley de Sociedades del Reino Unido, que le permitirá la concesión de un nuevo contrato de préstamo por un importe total de 253 millones de euros, que sustituirá al contrato de financiación senior existente.

Además, se llevarán a cabo dos emisiones de bonos por un importe total de 675 millones de euros -una de 350 millones de euros y otra de 325 millones de euros-, que serán emitidos por un vehículo del grupo Codere constituido para ello.

Así, los bonistas convertirán los importes pendientes de principal e intereses de los bonos existentes, unos 636 millones de euros, en acciones de Codere representativas del 97,78%, manteniendo los accionistas actuales -con la familia Martínez Sampedro como principal accionista de la compañía con una participación del 63,7%- un 2,22% del capital.

El acuerdo establece también que es de “importancia crítica” que José Antonio Martínez Sampedro y Javier Martínez Sampedro, que seguirán ocupando los cargos de presidente y consejero, respectivamente, inviertan en acciones restringidas de Codere tras la reestructuración “para alinear sus intereses económicos de forma permanente”, hasta un porcentaje representativo del 19,58% del capital.

Asimismo, el nuevo consejo de administración estará compuesto por un total de nueve miembros; el propio José Antonio Martínez Sampedro y dos más propuestos por la familia accionista de referencia hasta ahora; cinco no ejecutivos a propuesta de los bonistas y uno más no ejecutivo elegido de manera conjunta entre ambas partes.

Finalmente, Codere promoverá su exclusión de cotización mediante la formulación de una oferta pública (OPA) de exclusión dirigida a todos los titulares de acciones a la finalización del proceso de reestructuración.