Actualidad

Si no sigue el tratamiento, se lo cobrarán

La sanidad privada propone cinco medidas para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario

Si no sigue el tratamiento, se lo cobrarán
Thinkstock

"Si un paciente no cumple con los tratamientos, tendrá que financiarlo él”. Es una de las iniciativas que propone Manuel Vilches, como director general de la Fundación IDIS, para garantizar la sostenibilidad privada.

Este lobby, que agrupa a aseguradoras y hospitales privados, anunció recientemente ante periodistas una batería de medidas entre las que se encuentra que el ciudadano se haga corresponsable de su salud. Y si no lo hace, lo paga.

Una de las cinco vías que IDIS reclama consiste en la definición de la cartera de servicios de la sanidad pública. Una medida polémica, con la que ni Ministerio de Sanidad ni consejerías de salud se han atrevido. “Hay que priorizar. La cartera debe incluir la atención infantil, las urgencias, la oncología y las dolencias que impidan el normal desarrollo de la vida, como las fracturas o las prótesis”, dice Vilches.

Eso deja fuera multitud de tratamientos que actualmente son financiados. “¿Seguimos pagando las operaciones de juanetes?”, se cuestionaba. “Podemos dejar de hacer algunas cosas y hacer otras”.

La Fundación IDIS exige un pacto entre partidos y despolitizar el mensaje sanitario

El director general de IDIS pide que estas medidas se pacten con los profesionales, los partidos políticos y que, además, se establezca una misma cartera de servicios para toda España.

Preguntado por si la sanidad privada propone esta limitación de la cartera pública para beneficiarse con nuevos pacientes, asegura que no es “el objetivo primordial”: “No tenemos la capacidad de asumir esos servicios”.

Sobre cómo fomentar la corresponsabilidad del paciente, propone, por ejemplo, que se castigue a quien no cumpla los tratamientos, pero también con un aliciente a quien cuide de su salud. “Un incentivo puede ser ampliar las coberturas a quien sí cumpla”. Además, demanda una reorganización del sistema en base a la realidad demográfica del país, con el uso de herramientas como la telemedicina, ya que las enfermedades crónicas cada vez consumen más recursos.

Exige también un pacto sanitario entre todos los agentes del sector, “despolitizando el mensaje sanitario”. Y por último, apunta como clave la colaboración público-privada, así como la introducción de modelos de gestión privados en la sanidad e incluso extender el actual modelo Muface de mutualidades a los funcionarios de las comunidades autónomas.

Las cifras

70% del gasto sanitario está ligado a las enfermedades crónicas, con mayor prevalencia en los mayores.Un 25% de los de más de 45 años padecen estas patologías.

9,3% del PIB se dedica a gasto sanitario, del que un 6,8% corresponde a la sanidad pública y el resto, al sector privado.