Incluidos en la ley de racionalización del sector público

Cuatro trámites administrativos que se simplifican

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado ya la Ley de racionalización del sector público, que recoge numerosos cambios en la gestión de las administraciones y sus empleados. Estos son algunos trámites administrativos que se simplifican:

-Tablón de edictos único. La nueva Ley de racionalización del sector público vigente desde hoy prevé la creación del Tablón Edictal Único del Boletín Oficial del Estado, que permitirá que todas las Administraciones Públicas inserten sus anuncios en un único emplazamiento electrónico centralizado. De esta forma, el ciudadano solo tendrá que consultar cualquier notificación de comparecencia a través de un único portal, independientemente de cuál sea el órgano o Administración que las realiza o la materia sobre la que verse.

-Certificados electrónicos. Hasta el momento, la ausencia de uniformidad a la hora de aceptar certificados de firma electrónica a la hora de prestar determinados servicios a través de las administraciones estaba generando trabas y retrasos en el despliegue de los servicios afectados. La causa era que los prestadores de los servicios en cuestión debían solicitar a cada Administración pública su inclusión en la lista particular de certificados admitidos en cada una de ellas. Con la aprobación de esta norma, aunque se establece un periodo transitorio, la única lista de confianza de prestadores de servicios de certificación establecidos en España será la que mantiene el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

-Menos organismos. Esta ley elimina El Consejo de la Juventud, que se integra en el Instituto de la Juventud (Injuve). Asimismo, el Gobierno suprime la Dirección General de Igualdad de Oportunidades, y sus funciones pasan a ser competencia del Instituto de la Mujer.

-Licencia deportiva única. Esta nueva autorización habilitará a su titular a participar en cualquier competición oficial, cualquiera que sea la comunidad autónoma en que ésta se celebre. Con ello, el Ejecutivo pretende aplicar el principio de unidad de mercado al deporte profesional, lo que permitirá eliminar duplicidades y reducir los trámites administrativos necesarios para la práctica deportiva, que varían en función de las comunidades autónomas. Los cambios en la Ley del Deporte entran en vigor en julio de 2015.