Grupos noruegos compran Acuinova y Nova Austral

Pescanova pierde Pescachile

Fernández Sousa negoció la venta de Acuinova por 250 millones de dólares en febrero de 2013

Una de las filiales chilenas, Acuinova, ha sido vendida por 120 millones de dólares

Sede de Pescanova en Chapela, Pontevedra.
Sede de Pescanova en Chapela, Pontevedra.

Pescanova pierde Pescachile, considerada una pieza clave del negocio internacional del grupo pesquero español y que llegó a representar el 30% de su ebitda.

A pesar de que durante el proceso de reordenación financiera y accionarial de Pescanova la compañía insistió en que iba a hacer lo posible por retener su división chilena, que se encuentra en concurso de acreedores desde mayo de 2013, grupos noruegos han terminado por adquirir las filiales en el país.

El gigante noruego Marine Harvest ha comunicado a la SEC la adquisición de activos de Acuinova, filial de Pescanova en Chile, por 120 millones de dólares, 92 millones de euros. Pescanova no ha informado sobre la operación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Tampoco ha explicado la adquisición por parte de otro grupo noruego, Ewos, de la otra filial del grupo español en Chile, Nova Austral.

Según el comunicado de Marine Harvest al regulador estadounidense del mercado, los activos adquiridos incluyen “un criadero, una instalación de smolt, 36 licencias de agua de mar y un centro de transformación primaria y secundaria, todos ubicados en la XI Región de Chile”. La multinacional noruega prevé cerrar la operación antes de fin de año, sujeta a la aprobación por parte de las autoridades de competencia.

Marine Harvest emplea a 10.200 personas y lidera la producción y comercialización de salmón atlántico. Según el comunicado, estos activos proporcionarán a la compañía una consolidación y control de la zona.

Otro grupo noruego, Ewos, ha informado a través de su web que se ha hecho con Nova Austral, la otra filial de Pescanova en Chile. La firma noruega no ha informado del precio de la operación, indicando que Nova Austral tenía una deuda con la noruega de cerca de 31 millones de euros. El objetivo de Ewos es poder concluir la operación antes de tres semanas.

La firma noruega afirma en su comunicado que Nova Austral es un negocio interesante y una empresa “con mucho potencial. Para Ewos, es una oportunidad para que la compañía pueda recuperar su máximo rendimiento, que ha estado lastrado en los últimos tiempos por la falta de liquidez de sus matrices”.

La compañía noruega no se plantea aumentar su presencia en el mercado de la acuicultura en Chile y asegura en su comunicado que la intención es que Nova Austral siga como una empresa independiente del resto de la multinacional. Será una subsidiaria de Ewos, Albain Holdco Norway As, la que controle la compañía chilena.

Ewos opera en las principales regiones de cultivo de salmón en el mundo (Chile, Noruega, Canadá y Escocia). Además, produce alimento en Vietnam para otras especies.

Pesca Chile vendía el 90% de su producción a empresas de Pescanova. De acuerdo al plan de negocio preliminar de PwC elaborado durante el concurso de acreedores de Pescanova, Pesca Chile tiene una cuota de pesca de merluza en el país del 47%.

Pescanova fue declarada en concurso de acreedores el 25 de abril de 2013, proceso del que salió en mayo de este año, protagonizando el mayor concurso de un grupo de alimentación español. La situación concursal se declaró después de que se destapara una deuda financiera de 3.641 millones de euros. Los principales bancos españoles acreedores de Pescanova tomaron el control del grupo después de que su propuesta de convenio fuera apoyada por más del 50% de la masa acreedora.

Sousa negoció la venta por 251 millones

Manuel Fernández Sousa, expresidente de Pescanova, negoció la venta de una de las filiales chilenas, Acuinova, por 251 millones de dólares al gigante noruego Marine Harvest el pasado año, aseguran fuentes conocedoras de la operación. Justo una semana antes de que estallara el consejo de administración del grupo español –en febrero de 2013 la compañía informó que no formulaba las cuentas de 2012 y poco después solicitó su entrada en concurso de acreedores–, Fernández Sousa negoció en Londres la venta de Acuinova a Marine Harvest por 251 millones de dólares. Finalmente, informan las fuentes consultadas, las partes no llegaron a un acuerdo “por cinco millones de dólares”.

Fernández Sousa también negoció la venta de Acuinova con un grupo canadiense, que ofrecía algo menos que el grupo noruego, sobre los 235 millones de dólares.