El importe nominal de los créditos asciende a 895 millones

Bankia vende dos carteras fallidas de crédito al consumo y a pymes

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.

El Grupo BFA-Bankia ha firmado la venta de dos carteras de créditos morosos a varios fondos por importe total de 895 millones de euros. Estos préstamos tenían altos niveles de cobertura, y la entidad ha podido liberar con la operación capital y liquidez. La venta permite además al grupo reducir el saldo de créditos dudosos en 482,2 millones de euros.

Aunque la entidad no ha facilitado el descuento con el que se han vendido estas carteras de préstamos fallidos, en operaciones similares la rebaja ronda el 95%, con lo cual Bankia podría haber ingresado algo menos de 50 millones de euros.

La cartera se ha dividido en dos bloques. El primero de ellos está conformado por créditos al consumo a particulares (préstamos, cuentas de crédito y descuento comercial y tarjetas de crédito) por un importe de 318 millones de euros. El segundo bloque procede de financiación al segmento de pymes por un importe de 577 millones de euros.

Las dos subcarteras, que suman en torno a 56.000 operaciones, están compuestas por activos sin garantía real. Bankia ha sido asesorada por KMPG en esta operación. Con el fin de maximizar el precio obtenido por las carteras, la venta de la operación ha seguido un proceso competitivo entre inversores institucionales y entidades financieras de primer orden.

La entidad sigue avanzando en el Plan Estratégico 2012-2015, que incluye el compromiso de desinvertir todos aquellos activos considerados no estratégicos.