En el Foro de la Nueva Comunicación

Cebrián: “Internet produce una democratización del poder”

El presidente de PRISA confía en el futuro del periodismo

El presidente de PRISA, Juan Luis Cebrián, durante su intervención.
El presidente de PRISA, Juan Luis Cebrián, durante su intervención.

El presidente ejecutivo del grupo PRISA, Juan Luis Cebrián, ha apostado este lunes por internet como una herramienta que da libertad y “democratiza el poder”. Además, pese a la crisis de la profesión, afirmó que “el periodismo tiene futuro”.

En un encuentro en el Hotel Ritz de Madrid que comenzó con un minuto de silencio por el fallecimiento de Emilio Botín e Isidoro Álvarez, expresidentes de Banco Santander y El Corte Inglés respectivamente, Juan Luis Cebrián, presidente ejecutivo del grupo PRISA, analizó las claves del negocio de los medios de comunicación.

Una profesión la del periodista que, según el también miembro de la Real Academia Española de la lengua, vive una crisis que “coincide con la institucional y la económica”. Una situación que ha llevado a los medios a “una situación muy distinta a la ensoñación de los grandes imperios mediáticos de antaño”.

Juan Luis Cebrián hizo estas declaraciones en la apertura del nuevo curso del Foro Nueva Economía. El que fuera primer director del diario El País, afirmó que “hay futuro en el periodismo” y que éste se desenvolverá en internet. “Los periódicos en papel llegarán a pequeñas comunidades”.

“Los medios se han convertido en espacios de convivencia en sus webs”, afirmó Cebrián. Se mostró optimista con el campo digital porque, aunque la prensa en papel ha perdido lectores, la difusión a través de internet ha ido en aumento.

El máximo responsable del grupo PRISA, editor de CincoDías, admitió que “todavía no se ha encontrado un modelo de negocio” para el periodismo digital ya que todavía “se financia la web con el papel”. Sin embargo, negó que la solución sea el “periodismo sponsorizado” planteado por medios como The Guardian, BBC o Al Jazeera. Afirmó que este modelo “hace descender el nivel de independencia”.

Internet supone para el periodismo “un paso más allá en la democratización del poder”, según Cebrián, aunque también asume que se producen excesos “con los que hay que convivir”.

El presidente ejecutivo de PRISA se mostró crítico con la adaptación que los medios europeos han hecho al ámbito digital. “Se necesitan grandes inversiones en tecnología que no se han llevado a cabo”, lamentó.

Los problemas económicos por la falta de publicidad y los problemas de adaptación a los nuevos medios han convivido con una crisis institucional de los medios. “Aunque nos veamos fuera, somos parte del poder y nos ha afectado la falta de respuestas a la situación y a la corrupción”, admitió.

Un grupo iberoamericano

En cuanto a la situación del grupo que preside, Juan Luis Cebrián defendió que en los últimos meses se ha trabajado de manera importante en la reducción de la deuda. Estos trabajos por hacer bajar el pasivo de la compañía han permitido superar el problema. “Ahora ya podemos pensar en el futuro”, afirmó el presidente de PRISA.

Un futuro que pasa por Latinoamérica. Defendió que la compañía es hoy principalmente iberoamericana. “Más del 70% del negocio procede de allí”, explicó. Los proyectos de la empresa pasan por crecer en la región, pero también entre la cultura hispana de EE UU.

Aunque América suponga buena parte de la actividad de la compañía, España sigue teniendo importancia para el futuro de PRISA. Se mostró satisfecho con el funcionamiento de El Huffington Post. “Da rentabilidad y crece en usuarios únicos”, afirmó.

Cebrián afirmó que se encuentra esperanzado en que “pronto se de el visto bueno a la venta de Digital+ a Telefónica”. Defendió que la operación está en el marco de las tendencias de convergencia del sector. Finalmente, en cuanto a la presencia de Mediaset aclaró que “no hay un plan de desinversión específico”.

Una reforma de la Constitución "con letra federal"

El presidente del grupo PRISA también valoró la situación política, marcada por el desafío soberanista de Cataluña. Juan Luis Cebrián abogó por una reforma de la constitución “con letra federal”, porque en espíritu, según él, ya lo es. Afirmó que “es un proceso complejo mal llevado por las dos partes”. Además, defendió que hay que crear una “lista cerrada de competencias” para evitar los conflictos entre las instituciones del Estado.

Cebrián criticó además el sistema electoral de listas cerradas que no permiten luchar contra la corrupción. Defendió que en los últimos años “estamos perdiendo signos de identidad de la democracia” y que es necesario una regeneración. Sin embargo, descartó que ésta tenga que ser a través de una ley electoral como la que propone el Gobierno. Consideró esta medida como “una monstruosidad” que busca “cambiar las reglas del juego”.

El presidente de PRISA también comentó el ascenso en las encuestas de la formación Podemos. Afirmó que no está “preocupado” por este partido ya que es la “expresión de muchos ciudadanos indignados”. Sin embargo, criticó con algunas de las propuestas que plantea como el impago de la deuda o la ley de medios. Argumentó que en las encuestas que ahora se publican “hay mucho voto oculto del PP y el PSOE”.

Lamentó que hay parte de la opinión pública que está “tocada por el populismo”, que ha llegado tanto a la política como a los medios de comunicación. El ascenso de estas ideas ha provocado “un deterioro del debate” que se plasma en tertulias “a gritos”.

Concluyó el análisis de la situación política en España refiriéndose al anuncio de Ana Botella de no presentarse a las elecciones. Una decisión que le produjo “satisfacción como madrileño”.