Cerró 2013 con unos beneficios de 174 millones

El Corte Inglés, los terceros grandes almacenes del mundo

La compañía cuenta con un activo de más de 18.000 millones de euros y una plantilla de 93.000 empleados

Fachada de uno de los edificios de El Corte Inglés en Madrid.
Fachada de uno de los edificios de El Corte Inglés en Madrid.

El grupo El Corte Inglés presentaba hace unos días los resultados del ejercicio fiscal 2013. Un periodo en el que mantuvo su cuota de mercado y su liderazgo. La compañía española cerró el año como la tercera mayor cadena de centros comerciales del mundo, solo superada por las norteamericanas Sears y Macy’s.

La empresa, que cuenta con un patrimonio valorado en 18.000 millones de euros, emprendió durante los últimos años una estrategia de reordenación de sus formatos y marcas para adaptarse a los años de crisis económica que afectaron con fuerza al consumo de los hogares españoles. El propio Isidoro Álvarez afirmaba en su discurso frente a la junta de accionistas el pasado 31 de agosto que el grupo había sido capaz de “hacer frente con imaginación y esfuerzo a las necesidades de un público cada vez más exigente”.

En los resultados de la cadena de distribución correspondientes a 2013, la caída por sexto año consecutivo del comercio minorista lastró sus ventas un 1,8%, situándose en 14.292 millones de euros. Sin embargo, fue un descenso menor que en el conjunto del mercado, que fue del 3,9%. A pesar de esto, la compañía comenzó a atisbar una mejora de la situación desde finales de 2013, con un ascenso del consumo.

La compañía supo salir de la situación y logró situar su beneficio neto consolidado en 174,3 millones, lo que supone una subida del 6,2% frente a los datos obtenidos en 2012, que se vieron afectados por el retroceso en el consumo nacional y por la subida del IVA.

La cadena cerró el año con una de las principales plantillas de una empresa privada en España. Un total de 93.300 personas trabajan en todos los centros que tiene distribuidos por todo el país. Además, otros 20.000 trabajadores desempeñan su labor en los grandes almacenes del grupo. El 94% de los empleados de la compañía lo son con un contrato fijo.

La actividad de la empresa supone un impacto de 15.300 millones de euros en el conjunto de la economía española. En concreto, 1.280 millones es la contribución que supone su labor al conjunto de administraciones del Estado.

La cadena de distribución sirve, además, de escaparate para marcas españolas. En total, 30.000 proveedores trabajan con el grupo. La actividad comercial que se genera en este sentido es de 12.000 millones de euros.

En su última aparición pública, Isidoro Álvarez afirmó que “aunque siguen existiendo dificultades”, se pueden superar “con dedicación, con una oferta dinámica y competitiva, con atención esmerada al cliente y con la identificación de nuestro grupo con la calidad, el servicio, el mejor surtido, la innovación, la eficiencia y la garantía”.

Tres son los principales negocios del grupo: los grandes almacenes, Hipercor y Viajes El Corte Inglés. No en vano, el conjunto de éstas supone el 87% de la aportación al gigante de la distribución nacional.

De las tres, los grandes almacenes siguen siendo la joya de la corona. Aportan el 59,1% del conjunto del negocio de la compañía. Cerró 2013 con unos beneficios de 274,85 millones de euros, lo que supuso un 3,9% más respecto al año anterior. El grupo ha consolidado su implantación nacional haciendo frente a las dificultades gracias a la innovación, la creación de nuevos espacios atractivos para el cliente y la mejora de los sistemas de gestión.

La agencia de viajes es la segunda fuente de negocio del grupo. Cerró el pasado año con unas ventas de 2.277 millones de euros, lo que supuso una subida del 1,7% respecto al año anterior. La división mejoró durante el año pasado su cuota de mercado. La empresa ha impulsado la innovación tecnológica y la mejora de los precios. Se ha convertido en una manera de exportar su marca y darle visibilidad en el extranjero.

El turismo es uno de los focos de atención de El Corte Inglés, por su importancia dentro de la economía española. El grupo de distribución ha intensificado su política de atención al cliente extranjero con un servicio de atención especializado e intérpretes en varios idiomas. Esta apuesta se ha reflejado además en la asistencia de la compañía a ferias internacionales de turismo en países como Brasil, Rusia y China. El Corte Inglés de Castellana, en Madrid, ha obtenido el exclusivo Certificado de Calidad Turística que otorga la Administración Nacional de Turismo de China (CNTA), distinción que reconoce la calidad y el servicio del centro.

Hipercor supone el 12% de los ingresos alcanzando una facturación de 1.716 millones de euros en 2013. Este área de la compañía se ha visto afectada por el impulso del comercio de proximidad que han llevado a cabo las empresas de la competencia. Sin embargo, la compañía sigue apostando por ella con una búsqueda de mayor competitividad aplicando una política de revisión permanente de precios.

Apuesta por la proximidad

El resto de áreas de negocio han tenido que adaptarse a las necesidades del mercado. En concreto, el grupo ha apostado por impulsar las tiendas de proximidad. Supercor se ha expandido tras su fusión con la ya casi desaparecida Opencor, que terminará de hacerse efectiva antes de terminar este año. Se optó por la reordenación de estas enseñas para elevar la rentabilidad y optimizar la red comercial.

Un formato de tienda de proximidad que ha continuado con la revisión de los precios de los artículos de la cesta de la compra, que ha tenido buenos resultados entre los clientes. El grupo de distribución contaba con 203 tiendas de proximidad en toda España a finales de febrero de 2014, con Madrid y Andalucía como las comunidades con más tiendas, 67 y 40, respectivamente.

La división de seguros fue la que más creció en los últimos tiempos y en 2013 se anotó una mejora de las ventas del 13,8%, hasta los 176,26 millones. El incremento supuso una subida de los resultados del 7,8% (40,26 millones), gracias a los esfuerzos comerciales, con la apertura de cinco nuevas delegaciones y el lanzamiento de nuevos productos.

La financiera de El Corte Inglés –controlada en un 51% desde finales del pasado ejercicio por Santander– cerró el año 2013 con un volumen de financiación de 6.610,47 millones de euros, manteniéndose en los mismos niveles que un año antes, al ceder un 0,8%. De ellos, 4.815 millones corresponden a compras con la tarjeta de El Corte Inglés y los otros 1.361 millones provienen de operaciones a plazos realizadas mediante fórmulas personales de pago. A 31 de diciembre, el volumen de tarjetas propias ascendía a 10,6 millones.

Dentro del impulso por la innovación del grupo para adaptarse a los nuevos modos de consumo destacó durante el año 2013 el crecimiento de la página web. El grupo se consolidó como un referente del comercio electrónico con más de 155 millones de visitas, lo que supuso un crecimiento de 13% respecto a las cifras de un año antes, y con un total de 4,2 millones de usuarios registrados, un incremento del 19%. El portal de internet de El Corte Inglés ha duplicado el número de pedidos en un año. A ello favoreció la implantación de la web internacional Elcorteingles.eu, que permite comprar artículos desde diversos países y dar visibilidad a la marca en otros mercados.

Isidoro Álvarez defendía durante su última aparición pública que tras los años de crisis económica la empresa se encuentra ahora “mejor y con capacidad para afrontar el futuro que, ejercicio a ejercicio, ha aumentado su patrimonio, ha conservado sus cuotas de mercado y que dispone de una alta fidelidad de sus clientes”. Acabó aquel discurso confiando en que las “mejorías económicas” revirtiesen en la actividad del grupo.