Se destapa como un doble núcleo con GPU de seis núcleos
Primeros detalles técnicos del procesador A8 de los nuevos iPhone 6

Primeros detalles técnicos del procesador A8 de los nuevos iPhone 6

Desde la página web Anandtech, uno de los refrentes en internet en cuanto a información sobre hardware se refiere - tanto que su fundador Anand Shimpi ha sido fichado por Apple, se desvelan los que serían los primeros datos técnicos del procesador A8 de 64 bits de iPhone 6 y del iPhone 6 Plus.

En la presentación, Apple simplemente señaló que era un 25% rápido que el anterior A7 y, sobre todo, un 50% más eficiente en el consumo además de un 13% más pequeño, y con un nuevo co-procesador, el Apple M8. También se destacó que era 50 veces más potente que el primer iPhone que lanzó la compañía.

En esencia, el procesador o SoC de un terminal móvil cuenta con tres elementos, la CPU, la memoria RAM y la GPU. Según se ha filtrado desde Anandtech, tras estudiar el Software Developer Kit para iPhone 6 y otras fuentes de información oficiales, Apple ha repetido con un procesador de dos núcleos Cyclone,  con 2.000 millones de transistores en cada uno y 1 GB de RAM. Precisamente, la elección de sólo un giga podría estar motivada por el ahorro de energía que supondría frente a tener que dar soporte a un módulo de 2 GB.

Pero las cifras están ahí, y los resultados en unos recientes test de rendimiento corroboran que este A8 en el iPhone 6 mejora incluso los resultados obtenidos por el iPad Air, el dispositivo que hasta ahora era el más potente de Apple con iOS.

La razón, apuntan, podría estar en una nueva arquitectura interna de la CPU, que ha pasado de 28 nanómetros (nm) a 20 nm - lo que permite ampliar el número de transistores y reducir el tamaño del chip, a través de la que Apple ha conseguido ese aumento del 25% de potencia frente al A7 manteniendo el bajo consumo de éste. El A8 funciona más rápido, durante más tiempo y sin bajar el rendimiento.

Por último, la GPU, el chip que controla los gráficos, se estima que en el caso del A8 es una GX6650 de seis núcleos, lo que supondría duplicar el rendimiento que tiene el rendimiento de la que estaba presente en el A7.

De momento, todos estos datos aún están a falta de ser confirmados cuando el 19 de septiembre llegue el terminal a las manos de los diferentes expertos que despiecen y analicen hasta el último circuito del terminal. Hay que señalar, rompiendo una lanza por los de Cupertino, que pese a que las especificaciones de procesadores y memoria RAM de sus dispositivos nunca han brillado como las mejores, su control sobre el software y la integración de este con el software les permite, en la mayoría de las ocasiones, hacer mucho más con mucho menos que otros.

 

Normas
Entra en El País para participar