El grupo español reconoce negociaciones con la firma nórdica

TeliaSonera admite contactos para la venta de Yoigo con Jazztel y otros interesados

Sede de Jazztel.
Sede de Jazztel.

Nueva sacudida en el sector de las telecomunicaciones en España. TeliaSonera ha comunicado que está en negociaciones para la venta de Yoigo con Jazztel y con otros grupos interesados, como parte de la revisión de su presencia en España.

Horas antes, Jazztel también reconoció que está en negociaciones para la compra del 76,6% del capital de Yoigo, cuarto operador nacional de telefonía móvil, en manos de la nórdica TeliaSonera así como las participaciones minoritarias de ACS, FCC y Schneider Electric (a través de Telvent).

En un hecho relevante remitido a la CNMV, Jazztel precisó que el proceso está todavía en fase inicial, por lo que en este momento no es posible anticipar cuáles serían los términos y condiciones de la transacción si llegara a materializarse. “En el caso de que la operación termine de manera satisfactoria la compañía lo comunicaría mediante hecho relevante”, dijo Jazztel, que vio como sus acciones caían ayer un 1,12% (desde enero suben 30,42%).

Con este movimiento, Jazztel estaría tratando de reforzar su posición en el negocio del móvil en España. La operadora no ha hecho ningún comentario con respecto al precio, si bien fuentes conocedoras del proceso citadas por Bloomberg, hablan de una oferta de 500 millones de euros. A su vez, Reuters señaló que los analistas consultados establecer un rango de valoración de Yoigo de entre 525 y 1.200 millones.

El proceso, en cualquier caso, está en marcha y la operadora ya trabaja con sus asesores. “Jazztel está con ganas de hacer más, se ven fuertes”, dicen estas fuentes, que añaden que la ejecución de los planes operativos está siendo muy fuerte. Otras fuentes recuerdan que TeliaSonera tiene ya decidida la salida de España y facilitaría el acuerdo de venta de Yoigo.

Ahora bien, Jazztel también estaría agitando sector. Otras fuentes del sector señalan que la compañía está tratando de fortalecerse dentro del actual proceso de consolidación del sector, acelerado tras la compra de Ono por parte de Vodafone, bien con la mejora de la posición en el negocio móvil con la compra de Yoigo, bien ante una posible oferta de Orange.

En el sector se sigue manteniendo el convencimiento de que el grupo francés terminará presentando una oferta por Jazztel. La pasada semana, el director financiero de Orange España, Federico Colom, reconoció que si se abriesen procesos de venta tanto en Yoigo como Jazztel, Orange participaría.

En los nuevos escenarios que se abren, Orange podría optar por pujar primero por Yoigo y después por Jazztel, o bien esperar a una integración de estas dos operadoras para lanzarse sobre el nuevo grupo. Fuentes del mercado creen que esta segunda opción sería más barata y más fácil de ejecutar porque Orange sólo tendría que integrar una compañía.

Pero su posición no es fácil. Por un lado, la cúpula de Orange en Francia presiona para que no se pague mucho por Jazztel pero, por otro, el valor de mercado de la operadora española es de 2.601 millones de euros. Esta capitalización, unida a la posible prima, forzaría a Orange a desembolsar cerca de 3.000 millones. Orange ha tratado de forzar una bajada del precio de Jazztel en los últimos meses, pero no lo ha logrado.

En este juego de presiones, Jazztel también podría estar tratando de jugar la baza del interés por Yoigo ante Orange de una forma similar a como hizo Ono con su pretendida salida a Bolsa, que finalmente fue el detonante para que Vodafone acelerara la negociación para la adquisición del grupo español. Es decir, forzar a Orange para que se mueva.

Un bajo ratio de deuda frente a Ebitda

En el mercado se han empezado a hacer mediciones sobre la fortaleza de Jazztel de cara a hacer frente a la posible compra de Yoigo. La operadora española cerró el primer semestre con una deuda neta de 230 millones de euros, por encima de los 79 millones registrados a la conclusión del mismo periodo del año anterior. El aumento es consecuencia de la aceleración de la empresa en los despliegues de fibra óptica.

Jazztel señaló que su ratio de deuda neta frente a Ebitda es en la actualidad de 1,1 veces, por debajo del objetivo de dos veces establecido en el plan de negocio.

El coste medio de la deuda de Jazztel es del 3,7%, por debajo del 4,7% de hace un año.

El grupo mantiene un fuerte ritmo inversor. En el segundo trimestre, las inversiones ascendieron a 87,5 millones de euros, un 15% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Eso sí, Jazztel ha defendido que las inversiones se mantienen por debajo de las previsiones establecidas por la propia empresa. “Los ahorros obtenidos en trimestres anteriores se siguen manteniendo en los nuevos hogares pasados, siendo el coste real un 20% inferior al presupuestado en el plan de negocio”, dijo la empresa.

La compra de Yoigo daría a Jazztel una cartera de clientes móviles superior a cuatro millones. De esta forma, la teleco pasaría a tener más de 5,5 millones de usuarios de telefonía móvil.