Su deuda total es de 2,87 millones de euros

Cien aviones permanecen abandonados en los aeropuertos de AENA

Cien aviones permanecen abandonados en los aeropuertos de AENA

Un total de 99 aeronaves de particulares y empresas permanecen abandonadas en la red estatal de aeropuertos gestionados por Enaire (AENA), a la que hasta junio adeudaban un total de 2,87 millones de euros.

El aeropuerto más afectado por esta problemática es el de Sabadell, donde permanecen abandonadas 35 aeronaves, según los datos aportados por el Gobierno en contestación a una pregunta efectuada por escrito por el senador socialista Domingo Fuentes.

Por detrás se sitúan los aeropuertos Adolfo Suárez-Madrid Barajas (9), Valencia (8) y Madrid-Cuatro Vientos (7).

De las casi cien naves, se desconoce al propietario en el caso de una docena, mientras que dos pertenecen a la Agencia Tributaria y otras a la Seguridad Social. El resto se reparten entre particulares y empresas.

Según la misma fuente, sólo se ha expresado interés por adquirir siete del centenar de aeronaves abandonadas. De momento, el Museo de Aeropuertos y Transportes Aéreos de Aena ha mostrado interés por cinco de los aviones que permanecen en el aeropuerto de Málaga.

Por su parte, el Real Aeroclub de Reus se ha interesado por una nave abandonada en Melilla y la Gesplane Asociación Aeronáutica Andaluza por otra ubicada en el aeropuerto de Granada.

Ante el presunto abandono de una aeronave, si el titular es conocido se le comunica el montante de la deuda para que la abone y retire la aeronave o la deje estacionada mientras paga las tasas correspondientes. Si en el plazo establecido no atiende la demanda, se le comunica el inicio del expediente por abandono.

Si el titular es desconocido, se publican edictos en el BOE en tres fechas distintas durante los tres meses siguientes al hallazgo o inicio del expediente. Transcurrido un año desde la fecha de inicio del expediente sin que el propietario la reclame, se estima la presunción de abandono y puede ser vendida en pública subasta.

Si la aeronave tiene algún interés museístico u ornamental, cabe la posibilidad de que se la quede el aeropuerto.

El pasado mes de agosto venció el plazo fijado por el Ejecutivo para concurrir a la puja de ocho lotes de aeronaves abandonadas en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas -una Swearingen, seis Gulfstream y un Fokker- por un valor total de 76.300 euros.