Con una pantalla curva de 105 pulgadas

Samsung apuesta de lleno por el UHD

Samsung apuesta de lleno por el UHD

Las novedades en cuanto a electrónica de consumo tienen su espacio, principalmente, en lo relativo a los televisores, donde las pantallas curvas de ultra alta definición (UHD) parecen consolidarse como la próxima gran tendencia en este segmento. Así lo cree, por ejemplo, Sunny Lee, el presidente de Samsung Electronics en Europa: “somos los líderes del mercado en UHD con más del 60% de cuota. Predecimos que la pantalla curva será la principal corriente, y junto con el UHD nos ayudarán a seguir siendo líderes”.

En total, la compañía surcoreana ha presentado una colección de hasta 17 televisores curvos, tanto UHD, como Full HD y LED, que van desde las 48 a las 105 pulgadas. Este último caso supone el récord de dimensiones en este mercado, y también un producto muy peculiar. Bajo el nombre de 105’’ Curved Bendable (flexible, en inglés), este televisor no solo tiene una espectacular pantalla curva, sino que además puede adoptar una forma plana casi de forma instantánea solo con apretar el mando a distancia. Además, tiene una resolución de 11 millones de píxeles, cinco veces más que un televisor Full HD, y una panorámica de 21:9. Su precio, si bien no fue desvelado, estaría en el entorno de los 100.000 euros, por lo que se trata más de una demostración de fuerza. Estará a la venta a mediados de 2015, como el prototipo de 5K y UHD de Toshiba, la Serie U.