Las plusvalías en la constructora disparan a Alba

Los March compensan su menor peso en ACS con Ebro, Acerinox e Indra

Sede de ACS en Madrid.
Sede de ACS en Madrid.

El ejercicio de diversificación en las inversiones de la familia mallorquina March se está saldando con buenos resultados. Ganó a través de sus participadas, agrupadas en el holding Alba, un 96,6% más que en julio de 2013. El beneficio, alimentado por las ganancias en la venta del 5% de ACS, alcanzó los 289 millones al cierre del primer semestre. La desinversión parcial, además, ha rebajado la exposición al sector de la construcción y permite subir en alimentación o en el mercado financiero. Una decisión que no es fácil cuando se trata de vender acciones del grupo con más potencial en el mercado mundial de la obra civil.

Los ingresos por participación en beneficios de Alba, que agrupa acciones en empresas como ACS, Indra, Acerinox, BME o Ebro Foods, ascienden a 91,6 millones, un 15% por encima de los 79 millones que declaraba hace un año. El holding liderado por los hermanos Juan y Carlos March ha bajado en el capital de ACS hasta el 11,3%, dando el papel de primer accionista al presidente Florentino Pérez, por lo que la aportación de la constructora es menor. Sin embargo, Alba se beneficia de mejores resultados de Acerinox (23,5% del capital), que multiplicó por cuatro su beneficio hasta los 76 millones en el primer semestre; Ebro Foods (10%), que con 72 millones de beneficio neto sube un 2,1%, e Indra (11,3%) que aumentó sus ganancias un 26%, hasta los 60 millones. Viscofán (5% del capital) y Clínica Baviera (20%), por su parte, han presentado peor resultado en el primer semestre de 2014 que en el de 2013, con caídas de 5,3% y 37,3% respectivamente.

Alba, durante años primer partícipe de ACS, colocó un 1,3% del grupo de infraestructuras en el primer trimestre del año y un 3,70% en el segundo por un total de 515 millones. Las plusvalías antes de impuestos alcanzaron los 236 millones, cifra que se suma a los 91,6 millones de beneficio por sus participadas y dispara los beneficios.

En el semestre se ha hecho con un 4,5% de BME por 119 millones (posteriormente compró otro 2,26% por 60 millones), ha comprado el 5% de Viscofan con un inversión de 97,4 millones y se ha reforzado en Ebro, hasta el 10,01%, con la toma de un 1,8% por 45 millones de euros. El balance, por tanto, ha sido más vendedor, con desinversiones por 515 millones e inversiones por 262 millones.

El valor neto de los activos (NAV) de Alba es de 3.879 millones en la primera mitad del año, incluida una tesorería de 520 millones, lo que implica un alza del 20% durante el periodo y un valor por acción de 66,6 euros. Este último precio contrasta con la cotización de Alba al cierre del semestre, de 47,49 euros, lo que arroja un descuento del 28,7% respecto al NAV.

Plusvalías latentes

Alba también calcula unas plusvalías latentes de 737 millones por sus paquetes accionariales en ocho cotizadas, por un valor en Bolsa de 2.731 millones al que resta 1.994 millones de euros de la valoración en libros de esas participaciones.

Además, los March están presentes, a través de Alba, en Mecalux (24,4%), Pepe Jeans (12,1%), Panasa (26,4%), Ros Roca (17,4%), Flex (19,8%, Ocibar (21,7%), Siresa Campus (17,4%) y EnCampus (32,8%), participación es que tasa en 245 millones, y cuentan con inmuebles por otros 215 millones.

Las desinversiones en ACS y entrada en BME o refuerzo en Ebro han balanceado la composición de la cartera de inversiones por sectores. En diciembre de 2013 la construcción pesaba un 46% en la cesta de Alba, por el 37% actual. Los sectores Industrial y Alimentación, con el 24% y 11%, van a continuación.