Calcula sinergias de 4.700 millones

Telefónica ampliará capital en 3.400 millones para comprar GVT

Sede de GVT en Curitiba, Brasil.
Sede de GVT en Curitiba, Brasil. REUTERS

Telefónica no gastará su colchón de liquidez para comprar GVT. La operadora ha detallado hoy a la CNMV las condiciones financieras de la compra, que no tendrá efecto sobre el rating y generará sinergias de 4.700 millones de euros, según el cálculo de valor presente de los ahorros (operativos, financieros, fiscales y de inversión) que le reportará la operación los próximos años.

La compañía presidida por César Alierta está negociando en exclusiva con Vivendi la compra de GVT, por la que ha ofrecido 7.450 millones de euros, 450 millones de euros más que la propuesta de compra efectuada por su rival Telecom Italia. La española ofrece 4.663 millones en efectivo más un 12% de Telefónica Brasil. La empresa resultante será líder de las telecomunicaciones en Brasil, con una cuota de mercado del 29%.

Telefónica se da tres meses para negociar en exclusiva la fusión, que deberá ser aprobada por la junta de accionistas de la operadora y por el consejo de trabajadores de Vivendi. Prevé completar la fusión a mediados de 2015.

La operación no supondrá desembolso para Telefónica, dado que los 4.663 millones de euros en efectivo que desembolsará procederán de una ampliación de capital de Telefónica Brasil que, a su vez, Telefónica cubrirá en un 73,9% con otra ampliación de capital en la matriz por 3.400 millones, equivalentes al precio actual al 6,18% del capital de la empresa. Telefónica no ha informado del impacto sobre el beneficio por acción de la matriz del conjunto de la operación, aunque sí calcula que el alza de los ingresos prevista entre 2014 y 2016 pase del 1,1% al 1,5% y el crecimiento del flujo de caja libre pase del 6,3% al 8,1%.

Telefónica se quedará con el 65% de Telefónica Brasil (ahora tiene el 74%), Vivendi con el 12% y en el mercado cotizará el 23% restante. Si Vivendi prefiere entrar en el capital de Telecom Italia, recibirá el 8,3% de las acciones de Telecom y tendrá solamente el 7,4% del capital de Telefónica Brasil.