Se asienta sobre los 10.300 puntos, con todos los valores en positivo

El Ibex recupera el 1,28% con la esperanza de un acuerdo en Ucrania

Imagen de una firma de valores en Tokio.
Imagen de una firma de valores en Tokio. REUTERS

Las Bolsas han comenzado la semana con buen pie, en la confianza de que Rusia y Ucrania acerquen posturas para un alto el fuego. El enfriamiento de la economía de la zona euro y el impacto que el conflicto de Ucrania y su derivada comercial tienen sobre el conjunto de Europa siguen ahí, si bien hoy los inversores se tomaron un respiro.

El Ibex ha cerrado la jornada en los 10.353,4, tras un alza del 1,28% que se ha consolidado a medida que avanzaba el día y, especialmente, tras el inicio en positivo de la sesión en Wall Street. Así, el buen tono de la Bolsa neoyorquina ha servido para apuntalar el avance con que había arrancado el día en Europa. Y dos factores han contribuido a ello, la evidencia de que el mercado de las grandes operaciones corporativas sigue vivo, después de conocerse que la cadena estadounidense de tiendas de descuentos Dollar General ha hecho una oferta para comprar su rival Family Dollar por 9.700 millones de dólares, unos 7.300 millones de euros. Y cierta expectativa de una posible tregua en Ucrania, tras la reunión que este fin de semana mantuvieron en Berlín los gobiernos de Moscú y Kiev.

El Gobierno ucraniano dijo hoy que está dispuesto a un alto el fuego en el este del país, pero con condiciones, una de la cuales es la impermeabilidad de la frontera con Rusia, según su ministro de Exteriores, Pavló Klimkin. Por su parte, su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, advirtió que si Ucrania insiste en la solución militar del conflicto, los esfuerzos internacionales para allanar una solución negociada a la crisis no darán frutos.

Las negociaciones del fin de semana no han dejado avances evidentes para un alto el fuego pero sí “cierto progreso”, según ha reconocido hoy Lavrov. Y ese pequeño avance ha tenido su eco en las Bolsas, del mismo modo que el mercado cayó el viernes en cuestión de minutos cuando el Gobierno de Kiev aseguró haber destruido una columna rusa. El Ibex corrige las pérdidas de aquel día, pero está muy pendiente del curso de los acontecimientos, siempre amplificados por la falta de volumen.

IBEX 35 6.628,30 -0,23%

La noticia alentadora vino con los 125 millones de euros anunciados por la Comisión Europea para ayudar a algunos productores hortícolas afectados por el veto ruso a determinados productos de la UE. A lo que se añadió el informe del Bundesbank, que prevé una mejora de la economía de Alemania y de la zona euro en la segunda mitad del año. La nota negativa la puso el dato de déficit comercial español, que se duplicó en el primer semestre, lo que no ha sido obstáculo para el impulso del Ibex.

El selectivo español ha subido el 1,28% y se ha consolidado por encima de los 10.300 puntos, aunque el mayor avance de Europa ha correspondido al Dax alemán, el más perjudicado en los últimos días por la exposición germana a la economía rusa. Todos los valores del Ibex han quedado en positivo, con Técnicas Reunidas como valor más destacado. Ha repuntado un 4,77% después de comunicar a la CNMV que ha firmado un contrato con Petronas para un proyecto integrado de refinería y petroquímica en Malasia por un valor cercano a 1.500 millones de dólares (1.120 millones de euros). Tras la sesión de hoy, el Ibex recupera un 2,72% desde los niveles cercanos a los 10.000 puntos de los primeros días de agosto.

La semana arranca también con datos sobre el pinchazo del mercado inmobiliario chino (la vivienda baja en el 90% de las grandes ciudades) y con algo menos de miedo a la situación en Iraq después de que las milicias kurdas hayan recuperado con ayuda de EE UU el enclave de la presa de Mosul. El Brent, de hecho, cae levemente, ayudado también por una ligera mejora de la producción en Libia.

Si la implicación rusa en Ucrania no va a más, la referencia de la semana será la reunión de Jackson Hole, encuentro anual de los banqueros centrales de todo el mundo. Los discursos pronunciados allí suelen ser un buen indicador de cuáles son las prioridades de BCE, Fed o Banco de Inglaterra, en un momento en el que Wall Street sufre cada vez que recuerda que los tipos de interés, algún día, acabarán subiendo.

En el mercado de deuda, el bono española a diez años se mantiene en zona de mínimos, en el 2,45%, aunque ligeramente por encima del récord marcado en la sesión del viernes. mientras que el bund alemán recupera el nivel del 1% que había perforado la semana pasada. En el mercado de divisas el euro sigue estable sin marcar mínimos pero sin subir de 1,34 dólares.