TGB recibió un millón de clientes en nueve meses

Restalia apuesta por el mercado de las hamburguesas ‘gourmet’

La tercera cadena de la compañía quiere alcanzar a 100 Montaditos y La Sureña

Imagen de uno de los restaurantes de The Good Burger.
Imagen de uno de los restaurantes de The Good Burger.

La Sureña y 100 Montaditos se han convertido en dos de las marcas de restauración más reconocidas en las ciudades españolas, cada una en su mercado. Restalia, la empresa matriz, decidió a finales de 2013 abrirse a un nuevo mercado: las hamburguesas gourmet.

TGB (iniciales de The Good Burger) inauguró su primer local en el centro comercial La Vaguada de Madrid en noviembre del año pasado. En la actualidad cuenta con 20 franquicias repartidas en ciudades como Huelva, Cádiz, Málaga o Alicante, pero esperan superar las 40 a finales de 2014.

En las grandes capitales como Madrid o Barcelona, el modelo de las pequeñas o medianas cadenas de hamburgueserías de calidad se va expandiendo, pero siempre centradas en un ámbito geográfico. TGB pretende ir más allá y llevar este modelo de hamburguesas de calidad pero “a buen precio” a todo el país, como explica Sara Vega, responsable de comunicación de Restalia. La compañía define esta modalidad de negocio como massclusivo.

Además de carne, TGB intenta atraer a otro tipo de clientes con otros productos como las hamburguesas de atún o de ternera ecológica. La empresa también destaca la importancia del pan para crear el producto de calidad que buscan en sus restaurantes. La carta guarda un hueco para otros platos como son los perritos calientes cargados de condimentos o las ensaladas.

Al igual que la hamburguesa, ya sea de carne o de atún, la cerveza es un producto principal para la cadena de restauración. Una carta de cervezas de marcas reconocidas españolas y extranjeras como Cruzcampo o Guiness busca ofrecer un maridaje entre la hamburguesa y la bebida.

La compañía afirma que, pese a que la mayoría de restaurantes no llevan más de cinco meses abiertos, han alcanzado el millón de clientes, una cifra que esperan superar ampliamente en los próximos meses. “Crece bastante deprisa”, afirma Vega. El cálculo de la empresa es alcanzar los 90-100 locales a final del año que viene.

Restalia cuenta con la experiencia de dos grandes cadenas de éxito en el mercado de la restauración como las ya mencionadas Cien Montaditos y La Sureña y esperan aplicar los aprendizajes de sus 13 años de experiencia en TGB. Por eso, optaron por abrir al principio dos únicos restaurantes hasta comprobar que el modelo era el acertado antes de arrancar en nuevas franquicias.

Romper con “lo español”

Pero TGB también pretende diferenciarse y tener una identidad propia respecto a las cadenas hermanas. Mientras 100 Montaditos se ha expandido en el exterior promocionando las tapas españolas en los mercados a los que llega, con esta hamburguesería buscan algo nuevo. “Salimos de ‘lo español”, defiende Vega.

Restalia pretende crear un ambiente de hamburguesería netamente neoyorquino, tanto en el diseño de los locales como en el tipo de público, más adulto. La música electrónica juega un rol importante para la ambientación de sus restaurantes.

Los próximos meses servirán para comprobar si se confirman los buenos resultados de su primer año escaso de vida y si logra ponerse al nivel del éxito de las otras cadenas de Restalia, invadiendo las calles de las ciudades.